Juan Lebrón –el Leonardo de la imagen–, acaba de "parir" otra gesta, como dice Robles, en ABC: "Lo último de Lebrón es la pantalla que quiere colocar en medio del río para proyectar sus obras relacionadas con Sevilla y Andalucía. A primera vista parece que se trata de una nueva forma de contemplar esas imágenes, pero el propósito es otro. Lo que pretende este recreador de la mejor Sevilla es escribir en el papel de la dársena, dejar sus tintas de colores en el inmenso lienzo del agua como si sus películas fueran acuarelas en movimiento. ¿Se imaginan a la Esperanza de Triana cruzando el puente y atravesando el río en su reflejo? ¿Y al Gran Poder caminando sobre las aguas o al Cachorro ahogándose literalmente en el Guadalquivir? ¿Cómo resolverá la Macarena su asimetría en el perfil? ¿No les da un repeluco esa muñeca de Matilde Coral rizando la lámina líquida mientras Obregón le canta al vuelo?".