El Club Natural Sport de Taekwondo es la consecución de “un sueño” para Manuel Hidalgo. Desde 2013, desarrolla su actividad de la mano de este técnico de la Federación Andaluza y la Federación Española.

 

“El club más laureado de España en ese momento era el Natural Sport de Galicia, y me propusieron abrir otro en Andalucía ya que coincidía con la filosofía que yo practico”, recuerda Hidalgo. “Desde entonces vamos creciendo poco a poco en Antequera”, señala satisfecho por la consecución “más allá de un club deportivo, de una familia”.

Hasta llegar a ser técnico y contar con su propio club, la trayectoria de su instructor “viene de la alta competición, luchando con el escudo alemán al tener la doble nacionalidad, y desde 2007 ejerzo de director técnico de la Federación Andaluza”.

La práctica del taekwondo aporta numerosas ventajas a sus practicantes, “y yo trato de transmitir lo que traigo de la alta competición, que tiene dos caras. Una de ellas son los aspectos físicos, saludables, sociales, valores de disciplina, de constancia, de perseverancia, compañerismo, trabajar en equipo... La otra cara es la que yo no enseño, ya que la parte competitiva a veces es muy cruel, requiere mucho sacrificio, pérdidas emocionales y físicas, y al final se quedan muchos deportistas en el camino porque los sueños no se cumplen”.  Por eso, “los míos consiguen la parte positiva de la alta competición: son todos competitivos dentro y fuera, es algo que se les va inculcando”. Destaca la garra de las chicas, que en algunos grupos superan el 55 por ciento de participación.

 

 

Cinco grupos diferenciados

Después de la dureza que supuso la pandemia, “en la que de repente pasamos de tener antes 130 alumnos a volver con 11”, las clases de Natural Sport ya han recuperado su actividad con cinco grupos diferenciados que arrancaban una nueva temporada el pasado 5 de septiembre.

Desde los 3 años hay niños que comienzan “a aprender la motricidad, la agilidad, flexibilidad y tener una base que puede emplearse para practicar un segundo deporte, en los que también destacan porque tienen una base muy fuerte”.

También se trabaja mucho en equipo, “llevarse bien, que cuando se caigan se le dé la mano, disculparse; todas esas cosas también se les inculcan para que sepan apoyarse y animarse”“Esas son las medallas que yo vendo”, sentencia.

En sus instalaciones de la calle Lucena 53, el Club Natural Sport cuenta con una sala abierta equipada con el tapiz o tatami; así como el resto de las herramientas de trabajo necesarias para desarrollar tanto el tren superior como el inferior, “para crear atletas completos y sobre todo saludables”.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 24 de septiembre de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).