No cualquier bicicleta es válida para cualquier usuario. Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de hacer esta elección, y por eso es importante contar con la experiencia y el asesoramiento de profesionales como los de Ciclos 2000.

 

Juan José Carrasco Muñoz es el gerente de este establecimiento ubicado en la calle San José, y que en sus ya más de dos décadas de vida se ha convertido en punto de referencia para los amantes del pedal en nuestra ciudad y en nuestra comarca.

“Estamos especializados tanto en la venta de bicicletas como en su reparación”, señala para destacar que “contamos con una amplia gama de bicicletas, que es continuista 2021-2022, que va desde infantiles a adultos o competición”.

Después de un periodo en el que ha habido cierto desabastecimiento por la pandemia, “ahora volvemos a tener stock de toda la gama de bicicletas, incluidas las de doble suspensión”.

El asesoramiento personalizado es una de las grandes ventajas que tiene el comprar en un establecimiento local como Ciclos 2000. “Muchas veces no valoramos la importancia de que haya una persona que te aconseje, ya que para hacer una elección hay que tener muy en cuenta el uso que se le vaya a dar”, indica.

“Cada vez son más los clientes que preguntan por las bicicletas eléctricas”, resalta Juan José, quien destaca que “este cliente suele ser una persona que ha montado en bicicleta siempre y ahora es más mayor o no puede hacer mucho esfuerzo”.

También gracias a estas bicis eléctricas “están saliendo nuevos ciclistas, personas que nunca lo habían practicado y que ahora quieren iniciarse en la práctica deportiva y encuentran una ayuda al no requerir de tanto esfuerzo físico”.

Además, en este sentido, existe otra opción: “Tenemos la posibilidad de adaptar la bicicleta habitual de uso normal al  eléctrico a partir de la instalación de un motor y una batería”. Para que los resultados sean óptimos, en este caso, “es necesario que sea una bicicleta con una serie de condiciones como que tenga freno de disco, ruedas potentes o un buen cambio”.

Dentro de lo que son las bicicletas urbanas, “disponemos también de plegables, tanto convencionales como eléctricas, y que son muy útiles para hacer rutas, y que pueden transportarse cómodamente en un coche”.

Sin embargo, en una ciudad con gran afición al ciclismo como práctica deportiva, Carrasco echa en falta un mayor uso como medio de transporte urbano. Es una circunstancia que achaca  “a que Antequera tiene muchas cuestas, incluso para llegar al polígono, y aunque hay personas que la usan, tiene sus complicaciones”. “Una bicicleta eléctrica ayudaría mucho para darle ese uso”, concluye.

 

 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 18 de septiembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).