En el mes de marzo cuando las temperaturas se supone que empiezan a estabilizarse e incluso a subir y parece que dejamos atrás el frío invierno, la lluvia y el mal tiempo y de repente sale el sol, tenemos más ganas de cuidarnos ponernos guapas y lucir cara, escote, cuerpo en general.