El jueves 22 de septiembre comienza el otoño, fecha en la que los rayos del sol penetran en el interior del dolmen de Viera iluminando la totalidad de la cámara. Es por ello que los días 21, 22 y 23 de septiembre abriremos las puertas de manera excepcional a las 8,15 horas. 

Los Dólmenes de Antequera ya notan las consecuencias de su declaración por la UNESCO como Patrimonio Mundial, tras registrarse en el mes de julio 10.196 visitas, casi el triple que en el mismo mes del 2015, cuando fueron 3.545 las visitas, según ha confirmado la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.
 
 
La civilización que se asentó en la fértil vega antequerana buscaba un lugar donde habitar, tener productos óptimos del campo y un espacio ideal donde comunicarse: Antequera.
 
 
La Cultura abarca muchos campos, entre ellos la Historia, la Música, la Educación y el Teatro. Nos trasladamos con un grupo de todas estas áreas a la cantera de Los Dólmenes, situada en el Barrio de Los Remedios, la que se conoce como “la playa del Terciario”, de hace 9 millones de años.
 
 
Nunca mejor dicho, el Arte y la Cultura en Antequera “salen debajo de las piedras”. No hay rincón ni semana, en que no se descubre un nuevo valor, se potencia otro ya conocido o se contribuye a arropar al que lleva años promoviendo la Magia hecha en Antequera. Vamos a conocer a los “descendientes” de esa población que maravilla hoy 5.000 años después, al crear los monumentos megalíticos reconocidos como Patrimonio Mundial.
 
 
El sábado 28 de noviembre de 2015 publicábamos en la portada de ‘El Sol de Antequera’ ocho fotografías que marcaban la Historia de Los Dólmenes desde 1870 hasta el pasado año. A ella hay que sumarle una más, la que protagonizan estos doce antequeranos, representación de los diferentes gremios, artes y labores de la Ciudad que es ya Patrimonio Mundial, reunidos por el Periódico de Antequera para la ocasión.
Y, ¿cómo surgió ser Patrimonio Mundial? El Periódico de Antequera le ofrece un libro de 116 páginas, en el que recorremos el origen hace más de 7.000 años, de los primeros pobladores en El Torcal de Antequera, hasta que construyeron, mantuvieron e hicieron posible que fueran declarados como Patrimonio Mundial.
El británico Michael Hoskin, quien ha dado valor científico al Sitio de Los Dólmenes de Antequera, dará su nombre al nuevo mirador que se está creando entre el Arco de los Gigantes y el antiguo local de los picapedreros, según ha debatido el Tribunal de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Antequera que lo elevará a la Junta de Gobierno Local en los próximos días.
 
 
Bartolomé Ruiz, director de Los Dólmenes y alma de la candidatura, tras la celebración es Estambul se mostraba: “Muy contento, emocionado por la aprobación por parte del Comité de Patrimonio Mundial y por las aportaciones que han hecho varios de sus representantes, varios de sus embajadores, calificando el texto de la propuesta de la candidatura del Sitio de Los Dólmenes de Antequera”.
 
 
El teniente de alcalde de la delegación municipal más joven, la de Patrimonio Mundial, Juan Rosas, ha conseguido el mayor éxito del Ayuntamiento de Antequera en su historia.
 
 
El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Elías Bendodo, se mostraba exultante tras la inclusión de Los Dólmenes al Patrimonio Mundial. “Es un día histórico, un día para recordar, hay un antes y un después en la provincia de Málaga, en Antequera, porque ser Patrimonio Mundial de la UNESCO es algo realmente importante y los resultados los vamos a ver en los próximos meses y los próximos años. Van a venir muchas más personas a visitarnos, a la provincia de Málaga, a la Costa del Sol y especialmente a Antequera”.