El XXVIII Concurso Nacional de Salto de Obstáculos ‘Ciudad de Antequera’ pasa a la historia de la hípica en la ciudad con la victoria de Raúl Oliva, en el torneo que se celebró del 21 al 23 de julio,  en la Finca Los Quintos, junto a Agrobroker y que muestra ya que está asentado y busca nuevos retos.

El malagueño Raúl Oliva, montando a ‘Papillon Van’t Ruitershof’ fue el  único de los seis participantes de la prueba más destacada, a una altura de 1,35 metros, que realizó su recorrido sin derribar ningún obstáculo en la pista de las instalaciones del Club Hípico Antequera.

En la prueba de 1,30 metros venció Sofia Loojenga con ‘Inzell V.D.O’, amazona holandesa. Otro de los jinetes destacados fue el alhaurino Adolfo Espinosa, montando a ‘Henk’, ganando el Pequeño Gran Premio de 1,25 metros.

Rebeca Pichardo, con ‘Ibys de Encinasola’, se alzó en la prueba de 1,20 metros; mientras que María Pimentel con ‘Kalypso du Nil’; Emma Sozzi, con ‘Airfiel’, y Ana de la Chica, montando a ‘Gamaika’, se hicieron con los triunfos en las pruebas sobre 1,10 metros. 

Por parte local, destacaron Manuel Blázquez y Rein, con Antequera, que cerró el podio en la prueba estrella de este certamen ecuestre y quedó segundo en la de 1,30 metros del jueves; mientras que en la del viernes subió al segundo puesto del cajón Kiko Poggio, que participó con ‘Quipou’. Su hermana, Teresa Poggio, quedó tercera en la prueba de 1,20 metros del sábado y entre los mejores participantes de la de 1,25 metros, realizando el recorrido sin ningún derribo. 

Precisamente, también esta última prueba que cerraba la jornada del viernes la profesora de la Escuela de Equitación del propio Club Hípico Antequera, Ana Cruz-Conde, hizo un cero, con el que acabó en cuarta posición, mientras que en la prueba de 1,20 metros del jueves quedó segunda.

Se contó con un centenar de participantes en una competición que comenzó a las 22 horas con alturas de 1,10, 1,20 y 1,30 metros, y pequeños grandes premios a 1,25 y 1,35 metros. Asimismo, de forma previa, se disputaron pruebas no puntuables, con los obstáculos situados por debajo del metro de altura, a partir de las 19 horas aproximadamente cada día. Y donde se ofreció un servicio de restaurante donde poder ver la competición sentados y con el refrigerio a pie de pista.

La inauguración tuvo lugar el primer día, el jueves, contando con el alcalde Manuel Barón, el teniente de alcalde Juan Rosas, el diputado provincial Juan Álvarez, el presidente del Comité de Organizador del Concurso, Ignacio Carrasco, y la empresaria Teresa Bravo.

 

Tras recuperarse, busca ser un referente en la hípica nacional

Desde el Comité Organizador de esta nueva edición del Concurso Nacional de Salto de Obstáculos ‘Ciudad de Antequera’ están muy satisfechos por las felicitaciones recibidas por parte de participantes y del público en general: “Los competidores han valorado muy positivamente la carpa instalada para albergar los boxes, ya que ha sido determinante para que los caballos no hayan pasado calor durante el día. El formato nocturno gusta mucho porque las pruebas se desarrollan en las horas de menos calor y es algo diferente a otros concursos”.

Vuelve este clásico del verano de Antequera que se recuperó hace dos años tras más de 20 años sin celebrarse, y que ahora tiene su casa en las instalaciones del Club Hípico Antequera en Los Quintos, en el camino de la Dehesilla, accediendo por el kilómetro 3 de la carretera A-343, con amplio aparcamiento y una muy buena iluminación.

El torneo contó con la colaboración del Ayuntamiento de Antequera, la Diputación de Málaga, Turismo y Planificación Costa del Sol, Dcoop, Clínica Dental Bucoral, Piensos Pavo Jesús Altamirano, Le Galop, Los Quintos Eventos, Mowitel, Neico Comunicación, Vicaro Marketing, Casino de Antequera, Auto Dólmenes Ford y Midas Antequera.