Aún resuenan en la ciudad, en nuestra ciudad de Antequera de la que se siente hijo legítimo, las hazañas de un modesto equipo de fútbol-sala hecho a sí mismo y salido de la Universidad de Málaga, los ecos de una de las hazañas más grandes –por importante y por inédita– conseguida por un conjunto deportivo en una competición federada en nuestro país.

El Club Deportivo Besoccer UMA Antequera conseguía, fechas atrás, alzar un título nacional, el Campeonato de España-Copa de Su Majestad el Rey de la especialidad. Aún no se ha podido hallar una gesta parecida, y es que el conjunto universitario milita, aún, aunque está en el camino de enmendarlo, en la segunda división nacional de las regladas por la Real Federación Española de Fútbol.

Para llegar a tan alto estatus, el club se tuvo que ir deshaciendo por el camino de hasta tres equipos de superior categoría en las rondas preliminares eliminatorias, antes de clasificarse –por primera vez en su historia– para una final a cuatro a celebrar en sede única, y del que saldría el equipo Campeón de Copa.

Hasta allí llegaron sus tres acompañantes en la histórica cita copera, todos ellos de superior categoría, y en las tierras del Santo Reino se produjo el campanazo, ganaron en semifinales, se plantaron en la final y con “Tete”, el primer entrenador del plantel de la UMA Antequera, que aportando lo que este deporte la ha dado, ha conseguido demostrar al mundo que CREER es una palabra con mucho PODER, se alzaron con el título de CAMPEONES de la COPA del REY de FUTSAL.

Ahora Antequera, sus administraciones, sus empresas y comercios, la afición y la ciudad entera debe CREER en el equipo que viste de verde… DE VERDAD.