Seguimos en verano, así que hay que refrescarse; cuando termine estas líneas bajaré a la arena y no para batirme en duelo cual gladiador esclavizado con el primero que me echen al ruedo, sino para dedicarme a contemplar las olas, los vecinos de sombrilla y leer, leer, El intermediario, de Grishan. Me perderé por Milán, Bolonia y Zurich, entre espías y corruptos de papel, que al menos no se te tiran al cuello para estrangularte ni tan poco te tirotean por las esquinas. Por mucho que me enganche la trama, que lo consigue, siempre salgo ilesa de chanchullos, navajazos y venenos. Es lo bueno que tienen las historias de los libros. Terminas de leer, los cierras y vuelves a la realidad sin un rasguño. Ya sólo queda echarte Betadine en las heridas reales que escuecen, pero sanan, ¡menos mal!

Veo, veo, una cosita… ¡corrupción!! ¡Ya estamos! ¿Lo ven? Esta es la realidad. Esperen. Última hora: dimite Camps para salvar a su partido ¡¡qué gesto!! Y Costa ¿para cuándo? ¿Por qué se sienten intocables estas gentes?

Por poner otro ejemplo más amplio de impunidad, ¿por qué la señora Merkel es la reina de Europa y da órdenes a diestra y siniestra como César Imperator? Su guardia pretoriana la sigue con torpe andar, pero diciendo "amén" a todo.

Parece que la consigna es meter miedo en el cuerpo y en los espíritus. Éstos, ésos y aquéllos se creen que somos imbéciles, unos desgraciados o todo junto, pero ojo se alimentan de lo poco que nos queda en los bolsillos y nos chupan la sangre como viles mosquitos ecuatorianos. ¿Qué hacer ante esto? Pues seguir con cinco millones de parados en España, esta piel de toro tan escuchimizada que hemos heredado de unos y otros.

Por cierto, ¿leen u oyen lo que está pasando en Portugal? Me refiero a los recortes en las pagas extras. Pues por ahí vamos.

En medio de estas cosas serias, como islas o atolones surgen las monerías de los niños de Pratt-Jolie, sí a los chiquillos no les molan los helados o las chuches, a ellos les gustan los saltamontes.

¡Qué se le va a hacer! Me daré un chapuzón a vuestra salud.