Voy a hacer lo que Casillas y Carbonero, me mudo a una urbanización más exclusiva para tener más intimidad exclusiva. Pienso que es una idea un tanto fuera de la realidad pero, ¿qué quieren que les diga?, yo también tengo derecho a decir estas chorradas. Derecho seguro, pero para realizarlas, aunque fuese de broma, hace falta DINERO.

¿Por qué tanto desequilibrio entre unos y otros?

El mérito de ser un buen jugador de fútbol es el mismo que ser un buen minero, o un extraordinario profesor o peluquera, médico, jardinero…

"La balanza está desequilibrada", palabras, la balanza no tiene ni perspectivas de equilibrio.

Uno de estos días escuchaba al ministro de Trabajo y convertían, en la tertulia, los nombres propios, los años cotizados, el paro… en números, gráficos. Las personas somos mucho más que eso y desde luego los de mi generación somos los que estamos soportando todo el envite, lo ensayos de laboratorio, de una economía rastrera.

Nos falta dinero, ¿cómo lo consiguen?, pues sencillo: alargamos la edad de jubilación y recortamos sueldo de funcionarios. Nos han cogido a miles de personas para este cruel ensayo sin redomas ni probetas. Años cotizados, edad. Se mire como se mire, a los que empezamos a trabajar a los 21 años, nos salen unas cuentas desastrosas. No sé lo que pensarán los jóvenes de 30 ó 32 años que aún no tienen trabajo y no hablo del modelo trabajo fijo, hablo de un trabajo paralelo a lo que han estudiado. Se apañan, ¡claro!! ¿Qué van a hacer? Así podemos encontrar licenciado en lo que sea, trabajando los fines de semana en un bar, o dando clases particulares por poco menos de lo que le pago a la chica que viene a limpiar, que se lo gana, oigan.

A cada cual lo suyo, pero no me salen las cuentas.

Claro, que tal vez deberíamos de haber sido ministros o EX de esa categoría, para cobrar el retiro y además impartir cursos acá o allá. ¡¡FONDOS!! ¿De dónde creen que salen? Así que, ¿por qué no controlar este gasto? Y ya puestos, ¿no se gasta mucho en tantos secretarios del secretario, o en ayudantes del subsecretario? Por no hablar de transportes privadísimos, chofer particular,… (aquí vendría un largo etcétera).

Creo que si buscamos recortes, también deberíamos mirar esta cuestión. Tal vez así los pensionistas respirarían más tranquilos y los que hemos aportado un buen pellizco a las arcas del Estado, fuese el que fuese, pudiéramos ver justicia laboral en lugar de injusticia social.

Lo dicho, quiero ser quien soy, pero que no me quiten lo que he conseguido tras muuuuchos años de trabajo.