No hubo ni truco ni trato: hubo fiesta tras los duros meses padecidos por los más pequeños. Había ganas de salir a la calle, disfrazarse y participar en los juegos que proponía el colectivo Proyecto Humano. Un éxito por poder ver de nuevo a muchos niños juntos, disfrazados por Halloween y saltando de alegría tras 20 meses padeciendo la pandemia.

Desde primera hora de la tarde, niños con sus familias se iban acercando al Paseo Real, donde había concurso de disfraces, colchonetas, coches en pista, sorteos y "chuches". Disfraces que aterraban, pero dulces imágenes al verles feliz, por mucha mascarilla y disfraz que llevaran.

Proyecto Humano dejó un claro mensaje: reunirse, divertirse y hacer piña, ya sea entre familias o amigos. Al final, es lo más importante en la vida: tener al lado alguien con el que pasar los momentos que la vida nos presenta.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 6 de noviembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).