“Mi sueño sigue siendo el mismo, ser número uno del mundo de pádel. Podemos dividirlo en sueños pequeños, que es ir paso a paso, disfrutar del camino, ir mejorando día a día”.

Tiene 24 años y va a formar parte de la Selección Española de Pádel en el Mundial de Catar. Desde que estudiaba en la Inmaculada y luego en La Salle-Virlecha lo tenía claro: quería ser el número uno de pádel. Ahora mismo es ya el 15. Le quedan muchos años por conseguirlo.

La primera vez que le entrevistamos estudiaba en el Colegio María Inmaculada y luego en La Salle-Virlecha. Más tarde vinieron sus visitas a Serainant el día de la Cabalgata de Reyes Magos, empresa que apoya a muchos deportistas y clubes deportivos. Y fue cuando empezó a escribir su carta con una ilusión: ser el número uno de pádel. De momento, empieza con la Selección Española a disputar el Mundial donde puede conseguir su máximo reto con tan sólo 24 años. Tiene toda una vida por delante.

Antes de partir a Suecia, con Catar a la vuelta de la esquina, le entrevistamos en Madrid donde vive y entrena entre cada competición. Le apuntamos aquellas primeras entrevistas, a lo que nos dice que vive su sueño: “Poder vivir del deporte, dedicarme a lo que me gusta, es lo que yo siempre deseaba, y viendo que poco a poco se están dando las situaciones y las condiciones para conseguirlo. Yo creo que ahora mismo estoy en mi mejor momento a nivel profesional. Estoy muy contento y espero poder alcanzarlo. Ojalá sigamos en este nivel, escalando, ir cumpliendo sueños y ser el número uno”. 

 

Con las miras en Catar del 15 al 20 de noviembre por el Mundial de Pádel

Del 15 a 20 de noviembre estaremos pendientes de la televisión y de las redes sociales para ver a esa representación en el Mundial de selecciones en Catar. Es la segunda vez en la Selección, pero la primera vez en el Mundial por equipos. “Exacto. Yo ya tuve la suerte de poder ir con la Selección Española al Europeo que se celebró en Marbella, pero la verdad es que es la primera vez que puedo asistir a un Mundial con la Selección Española y es un orgullo enorme siempre representar a tu país. Yo creo que todo el mundo que se dedica a esto lo sueña y la verdad es que estoy muy contento. Se celebrará en Doha (Catar) y estoy con muchas ganas de ir para allá a darlo todo”. 

¿Cómo se entera Momo de que iba al Mundial?: “Es el seleccionador el que nos llama, me dice que me han convocado y después ya se hace público la lista definitiva que puede verla todo el mundo. En el momento en el que yo recibo la noticia de que voy a ir seleccionado con la Española, fue un momento increíble, que no puedo describir con palabras cómo se siente uno. Lo primero que hice fue llamar a mis padres para decirles que me habían seleccionado y se llevaron una alegría enorme. Mi familia entera se alegró igual que yo, como si le hubiesen seleccionado a ellos”.

Ahora que viaja por el mundo de competición en competición y de torneo en torneo, ¿dónde está viviendo? “Mi residencia está en Madrid, pero cuando empiezan los torneos, donde menos paso el tiempo es en Madrid. Llevo ya un par de añitos aquí para poder dedicarme al pádel. Para poder dedicarte al pádel es más fácil vivir en ciertas zonas del país, y fue una apuesta que hice, bueno, sobre todo mis padres hicieron esa apuesta que va dando su fruto”. 

Del 15 al 20, con Juanjo Gutiérrez como seleccionador.  Cuéntanos cómo va a ser el Mundial. “El Mundial, hablo desde mi inexperiencia, será una fase de grupos, en la que pasarán los dos primeros casi seguro. Después habrá una fase final, eliminatoria, en la que se enfrentará el primero de un grupo contra el segundo de otro, y ahí ya eso será quien gane pasa y quien no a su casa. Nosotros intentaremos hacerlo lo mejor posible, creo que podemos hacerlo muy bien, yo creo que llevamos todas las papeletas para poder hacer un buen Mundial”. 

¿Qué nos puedes decir de los otros siete componentes de la Selección? ¿Os conocéis, habéis coincidido...? “Yo conozco a todos los seleccionados. Al final nosotros vivimos prácticamente en nuestro día a día con todos los jugadores de pádel, puesto que torneo tras torneo, nos estamos viendo todos los días. La verdad es que estoy muy contento con la Selección, es un equipo que nos llevamos muy muy bien entre todos, y eso va a ayudar a que salgan las cosas bien. Con algunos de ellos coincidí ya en el Europeo, con otros no se dio el caso porque no pudieron asistir o son nuevos en esta Selección. Somos un equipo en  que nos llevamos todos muy bien, y  creo que nos puede llevar a hacer las cosas bien”. 

Entendemos que el seleccionador irá rotando por el equipo en los diferentes partidos que hay, esos cinco días son muchos encuentros y tendréis que descansar. ¿Será el seleccionador quien elija quién debe jugar cada día cada partido. “Cada eliminatoria se juegan tres partidos, juegan seis personas, y depende de cada una de ellas el seleccionador elegirá la mejor pareja o los mejores jugadores para el partido para poder competir en esa eliminatoria. Así irán rotando y un día descanse uno y otro día, otro; o para hacer la mejor Selección posible también en relación a la otra con la que nos enfrentemos”. 

¿Qué se siente al escuchar el himno de un país? Tiene que ser... “La primera vez que se dio el caso, que fue en el Europeo, estaba ahí sin saber qué hacer, sin saber dónde meterme... estaba orgullosísimo, pero no sabes cómo reaccionar. La verdad es que es un momento muy bonito, escuchar ese himno y saber que está sonando por ti, porque tú estás representando a tu país. Es algo muy muy bonito que no se puede describir. Es algo que todo el mundo quiere conseguir, y la verdad es que muy contento de que este año pueda volver a sonar”. 

En un Mundial, como en cualquier competición, puede pasar cualquier cosa. ¿España y Argentina, obligadas a llegar a la final? “Nosotros somos conscientes de que puede pasar cualquier cosa, porque al final el deporte es así y puede pasar de todo, pero es verdad que tanto España como Argentina parten como favoritas, no por nada, sino porque creo que el pádel lleva muchos años en estos países, está un poco más avanzado que en otros... Es verdad que hay otras selecciones que están a muy buen nivel, como te puedo decir Brasil, con un jugador que ha sido cinco años número uno que es Pablo Lima. Italia tiene muy buena selección, Francia... Hay ya países en los que el pádel está evolucionado mucho. Nosotros partimos como favoritos, cosa que puede ser tanto positiva como negativa, al final tenemos la presión ahí de ganar, pero a priori sí, somos los favoritos pero a ver qué pasa después”. 

¿Puede ser la competición o los partidos más importantes hasta el día de hoy de los que has disputado hasta ahora en tu carrera? “Sí, totalmente. Los partidos que compito con la Selección Española creo que van a ser muy importantes, y más que importantes, muy emotivos. Yo creo que va a ser competir con muchas ganas, con mucha ilusión, porque es algo que no he vivido nunca. Va a ser algo muy importante para mí, porque es llevar el nombre de España e intentar dejarlo lo más alto posible”. 

Como cualquier deporte dependerá de las circunstancias, de cómo esté el partido, del rival, de cómo estéis de cansados... ¿El pádel depende más de la técnica, del físico, de la psicología, del ambiente...? “No te puedo decir algo específico porque es un cúmulo de cosas. Al final depende psicológicamente por la presión, por el público, porque el contrario a mí me incomoda más y a mi compañero le incomoda menos... hay tantas variables que no te puedo decir una específicamente. De todo lo que has dicho, todo es importante”. 

Recordamos también en la última entrevista que le hicimos que decía: “Mi sueño es llegar a ser número uno de pádel”. ¿Ya vas próximo? ¿En qué puesto está ahora mismo? “Ahora mismo estoy en el puesto número 16, poco a poco estamos intentando subir un poquito, ojalá llegar algún día al número uno. Sabemos que es muy complicado, pero al final con trabajo quizá se pueda conseguir. Mi sueño siempre ha sido ese, trabajo para ello, y con mucha ilusión y disfrutando el camino y todas las etapas que se están presentando”. Hay años por delante para alcanzarlo... “Eso, no me quedan dos añitos, espero que me queden muchos, diez, quince y los que hagan falta”. 

Momo Gonzalez 03 13112021

 

A los jóvenes que comienzan sus sueños

Para los jóvenes que están empezando ahora a competir, ¿qué le dice Momo?: “Siempre lo he dicho, yo creo que tener una base de unos estudios es fundamental. Siempre he tenido en conjunto el pádel y los estudios, lo he llevado al mismo nivel. Es verdad que si quieres llevar tanto el estudio como el deporte al mismo nivel es difícil, pero no imposible. Sabemos de miles de personas que lo han conseguido. Si al final es tu sueño y te lo propones, siempre se puede alcanzar sin ningún tipo de problema. En el momento en el que terminas tus estudios, ya tienes ahí el poder de decidir. De decir: yo puedo llegar alto aquí o no porque al final me han gustado más los estudios, y decides. Pero imagínate que estás un día jugando, tienes una lesión de gravedad y no tienes nada. Siempre es importante tener ahí una base. Yo estoy muy contento con haber terminado mis estudios, poder haberme sacado las dos carreras que tengo, y ya tengo un seguro para siempre. Actualmente se puede vivir del pádel, es verdad que está subiendo mucho, cada vez las condiciones y todo va a mejor, y ojalá siga así”.

Lo que pasa es que de verles en televisión cómo jugáis a intentar nosotros jugar, hay una diferencia abismal. “Eso es como todos los deportes. Yo me pongo a jugar al fútbol y los futbolistas dicen: ‘¡Mira lo que hace este!’. Esto es igual. Al final nosotros nos dedicamos a ello y es verdad que tú ves un partido de pádel profesional y dices: ‘Yo no juego a ese deporte’. Pero es como todo, nosotros nos dedicamos a eso y sabemos jugar lo mejor que podemos. El pádel amateur es para pasárselo bien, para disfrutar con los amigos o con quien quieras jugar, es muy distinto”. 

¿A qué hora suele sonar el despertador cada día para entrenar? “Todos los días a las ocho de la mañana para entrenar porque entorno a las nueve y media solemos estar en el club para poder entrenar al pádel. Tenemos tanto pádel como entrenamiento físico. A parte por las tardes, no todas, entrenamos. Ya sea doble turno de físico o de pádel. A todo esto tienes que añadirle el psicólogo, nutricionista... Un equipo de trabajo no se basa solo en ‘pádel y físico’, hay muchas cosas detrás que parecen que no cuentan pero cuentan”. 

Hablando de Antequera y la gastronomía con la Navidad, ¿qué alimentos tienes que sacrificar para ser deportista y jugar al pádel?  “A mí el que más me duele, que alguna vez me lo salto, es el mollete. Estoy obsesionado con el mollete y siempre que puedo me traigo unos pocos para Madrid. Si me lo puedo saltar para estar un poquito mejor con la dieta, me lo salto, pero un mollete no hace mal a nadie”. 

El psicólogo. Es también muy importante tener la cabeza bien amueblada, saber a lo que te enfrentas, analizar al rival, ver la situación, remontar partidos que se te pongan en contra... “Sí, al final yo creo que el psicólogo es una parte muy, muy importante del deportista porque se te plantean en el partido mil cosas que son totalmente ajenas, quizá al partido, pero que se te plantean y tienes que lidiar con ella. Para saber aprovechar oportunidades que se te dan, que parece que no son de juego y que son de cabeza, y tienes que aprovecharlas de una forma u otra. Es todo importante, como digo no es solo ‘pádel y físico’ sino que hay muchas cosas que son importantes y una de ellas es la psicología, que es muy importante”. 

Suponemos que también se recomiendan las restricciones de las salidas nocturnas, fines de semana, salirse un poco de tono... como a todo deportista. “Sí, totalmente. Cuando estamos de torneo o tenemos un torneo próximo esas cosas tenemos que aguantarnos y no hacer nada. Es verdad que cuando tenemos vacaciones o dos semanas libres se aprovecha, pero es verdad que en la vida de un deportista tienes que sacrificar equis cosas si quieres dedicarte a ello. No es imposible, porque al final hay tiempo para todo”. ¿Tiene algún ritual, alguna preparación, alguna manía que le guste hacer? “La única manía que tengo es que si he comido o he cenado en algún sitio y ese día he ganado el partido, al día siguiente me gusta hacer exactamente lo mismo”. 

Aunque representa a España en el mundo del pádel, ¿qué hueco tiene Antequera en esos recuerdos que vas a tener allí en Catar? “Antequera siempre está presente conmigo, es de donde yo soy, donde he nacido, donde vive mi familia, donde viven muchísimos amigos míos... Llevar el nombre de Antequera a un Mundial es algo que me da mucho orgullo”. 

Ya que va cumpliendo ese sueño de estar entre los mejores del pádel, ¿cuál sería su próximo objetivo? “Mi sueño sigue siendo el mismo, ser número uno del mundo. Podemos dividirlo en sueños pequeños, que es ir paso a paso, disfrutar del camino, ir mejorando día a día para poder cumplir ese sueño final”. 

¿Y qué le queda al pádel en general? Más instalaciones, más equipos, más ayudas, más reconocimiento para unas olimpiadas... “Creo que le falta tiempo, se están haciendo las cosas muy muy bien con el pádel, está creciendo muchísimo, está avanzando a pasos agigantados. No sólo en España sino más a nivel internacional, ahora mismo se juega en una cantidad de países increíble... Yo creo que le falta tiempo para que se asiente en esos países, crezca en esos lugares, y dentro de muy poco el pádel va a estar a un nivel muy alto en el panorama mundial”. 

Son las palabras de Momo González, uno de los ochos españoles que defenderán nuestra bandera en ese mundial de Catar del 15 al 20 de noviembre.  Parte de ese corazón de expedición nacional tiene sangre antequerana. El chaval que vimos crecer y que nos llamó la atención cuando el pádel era algo que no sabíamos lo que era, lo practicaban solo algunos, y ¡mira cómo se ha extendido! Que cuando suene el himno de España y cuando ojalá vayáis celebrando las victorias, pues que sepan de allí tienen sangre antequerana. Gracias Momo, y hasta la siguiente entrevista, que valoraremos el mundial y ojalá podamos decir que has ganado tu primer mundial con España.

“Ojalá se dé esa situación y podamos decir que hemos ganado el Mundial. Muchísimas gracias a vosotros siempre por invitarme y un abrazo grande para todos los antequeranos”. Aquí su declaración de intenciones. Es su inminente mejor y destacada cita como deportista de pádel. Al igual que hoy hemos recordado las anteriores entrevistas, ojalá retornemos a ésta con sus inminentes y esperados éxitos. Tiene aún 24 años... toda una vida por delante para conseguir su sueño desde pequeño y una recompensa a toda una vida deportiva.

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 13 de noviembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).