El impacto e influencia de Antequera en la Base del Balonmano es inconfundible. Catorce equipos contemplan con la denominación de Los Dólmenes, tanto en femenino como en masculino, con el apoyo de la empresa Tierra de Maestros, patrocinador principal de la base del equipo. Con el clásico apelativo dentro de una cantera de ‘los mayores’ está el Juvenil que milita en División de Honor, equipo al que pertenece el flamante debutante en Asobal, Alejandro Díaz. Su entrenador es José Vegas, al frente de una generación de chavales que viene pisando fuerte.

 

Fue campeón de liga y copa en Málaga la temporada pasada y, a pesar del parón por la pandemia, su progreso es muy positivo: “Es un grupo muy comprometido, muy buenos niños. Estamos trabajando muy bien y la evolución está siendo fantástica y el objetivo es meternos entre los cuatro primeros  de Andalucía para clasificarnos y poder competir en el Intersector de España”, nos explica Vegas.

El joven debutante, de tan sólo 16 años, Alejandro se ha convertido en un espejo para sus compañeros. El Iberoquinoa Antequera en sí ya lo es contando con jugadores de la casa como Francis, Fernando, Fran o Podadera. Vegas recuerda de una forma especial este logro, del que él formo parte dentro del cuerpo técnico: “La mitad de los jugadores que ascendieron a Asobal fueron gente de Antequera, eso es un orgullo, para Antequera y para el Balonmano. Disfrutamos con gente de la casa, te diviertes y encima llevas al equipo a la máxima categoría del Balonmano, eso no tiene precio. Álex es el fruto de eso. Es un chaval fantástico, y con el trabajo, esfuerzo y sacrificio que ya hace, y una pizca de suerte, puede llegar donde quiera”.

“Llevar el Juvenil es un reto apasionante”

En un plano más personal, José Vegas se muestra muy contento de entrenar al conjunto Juvenil, algo que define como un reto apasionante por la competitividad de la categoría y por la posibilidad de “poder formar a personas, que se lo pasen bien, que se diviertan, que sean un equipo, es un orgullo ver que nuestros jugadores están  arriba, apretando y ver que somos una de las canteras más importantes tanto a nivel andaluz como español”. 

En este sentido, el entrenador antequerano reconoce que llegar a Asobal sería un sueño, aunque de momento se encuentre muy cómodo en Antequera. “Mi ilusión evidentemente es llegar lo más alto que pueda, si es Asobal, pues mejor, por qué no. Pero es muy complicado compaginar la vida laboral con el Balonmano, esto no es como el Fútbol, es más precario”. 

 

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 6 de noviembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).