El 17 de abril en el Teatro Monumental de Madrid y bajo la mirada de Radio Televisión Española se habría presentado el nuevo disco de la antequerana Pepa Niebla. El año 2020 nos está dando una auténtica lección de vida que tardaremos mucho en olvidar, pero es mejor no hacerlo, porque si dejamos caer en el abismo este tiempo, nos perderemos el último trabajo de Pepa Niebla ‘Renaissance’ (Renacimiento), y eso sería un error lamentable.


El trabajo es una constante en la vida de muchas personas, especialmente en aquellas que sienten la música desde dentro, que viven y trabajan con, para y por ella. La antequerana Pepa Niebla (Antequera, 1979) se ha hecho a sí misma consiguiendo tener un hueco importantísimo en el panorama del jazz europeo. Nada ha sido un regalo para ella. Todo ha sido a base de un esfuerzo tenaz por llegar al lugar en el que se encuentra en este momento.

Afincada en la actualidad en Bruselas donde trabaja y donde ha terminado su carrera de Jazz en el Real Conservatorio de la ciudad belga, nos atiende en unas circunstancias muy diferentes de las que ella misma pretendía para este mes de mayo, unas que han llegado para quedarse en estos meses donde las actuaciones en directo con público no sabemos cuándo volverán a ser lo que eran. Las circunstancias que nos han tocado afrontar han frenado nuestra vida en seco. La de Pepa Niebla también. Después de preparar y elaborar un nuevo disco con un trabajo enorme detrás de él y lograr tener su propio espacio en el jazz, todo se queda parado. El viernes 17 de abril el Teatro Monumental de Madrid habría acogido la presentación de ‘‘Renaissance’ (Renacimiento) y sería una estupenda puesta de largo ante Radio Televisión Española. Todo suspendido, parado, cancelado.

Y junto a esto, numerosas actuaciones de relevancia que se fueron cayendo día tras día, tanto en España como en otros rincones de Europa. Un abismo ante sí. Ella misma define todo lo acontecido estos días: “Ha sido una lección de vida, una catarsis para recordarnos que lo que realmente importa es el hacer, el aquí y el ahora”.


Cómo afrontó la situación que cambió sus planes

No solo llegó la suspensión de este concierto en Madrid, sino también la presentación oficial que se habría celebrado el viernes 22 de mayo en Bruselas, la participación en el Crest Festival Vocal de Francia al estar seleccionados entre todos los candidatos –que por ahora, para el año que viene tendría que volver a concursar– y el Festival de Jazz Andaluz, y así una sucesiva concatenación de fechas que han quedado pospuestas por un virus que nos va a marcar para siempre.

Pepa nos señala cómo vivió esos días, momentos de tranquilidad y otros momentos, menos buenos: “He estado trabajando dos años en el proyecto en sí, con los temas, con los ensayos, organizando la gira, coordinándola con los músicos, con actos, con dudas, con exámenes porque estaba en pleno proceso de graduación final. Y llegué a septiembre del año pasado agotada. Acababa de terminar el Máster, paré y descansé y decidí no dar conciertos desde octubre hasta mediados de febrero. Me centré en descansar y buscar conciertos para este momento de actuar ya con el disco en la mano. Han sido muchas horas de trabajo, he aprendido muchísimo, he tenido un equipo de trabajo detrás con mucho esfuerzo y mucha inversión. Y llega ese día con Televisión Española emitiendo el concierto y me lo cancelan, ¡con lo que cuesta conseguir eso! Pues lógicamente, me sentí fatal. Pero a pesar de todo, tuve esos días inconsolables para luego llegar a comprender que así es la vida y que lo más grato de la música, es la música. Hacer las cosas para conseguir algo, no tiene sentido. Hay que hacer las cosas porque se disfruten haciéndolas, es lo que nos vamos a llevar”. 

Tenía ante sí tomar una decisión, la de continuar o no con el álbum a pesar de todo: “Tomé la decisión de seguir adelante con el disco. Decidí culminar este proyecto como sea.  Podía bloquear la promoción totalmente y esperar a que todo pasase para resurgir, o bien, seguir delante y culminar. Y opté por culminarlo, con todas las consecuencias”.

Un proceso que no ha sido fácil: “Han habido días duros con tantísimas malas noticias, con la gente con los ánimos por los suelos... Pero quise seguir, continuar con mi finalidad que es la de entretener, que por lo menos con esto se mostrase que la vida es normal a pesar de todo. Que no lo es, pero voy a procurar que parezca. He hecho la campaña, he tenido reuniones con mi equipo de trabajo, que ha sido durísimo”.

 

 

La suspensión de los conciertos en la vida de un músico

Desde que comenzó esta crisis sanitaria, se habla de Cultura a manos llenas. Unos, porque la fomentan de forma gratuita a través de distintas plataformas, una forma de continuar con la Música, con la Literatura, con el Arte. Pero esto es un arma de doble filo para el artista, en este caso para el músico. Y otros, porque piden esa ayuda e implicación de los gobiernos.

Las actuaciones forman parte de su ser, no solo como método de subsistencia, sino de su sino. Con Niebla hablamos lo que supone a un músico la suspensión o cancelación de las actuaciones durante un año: “Va a depender mucho de tu sustento. Supone la ruina absoluta y vivir de la solidaridad de la gente; supone que muchos músicos han tenido que vender incluso sus instrumentos para poder mantener un alquiler, porque el noventa por ciento de los músicos en España no tienen unas condiciones laborales reguladas, es imposible costeárselas. Al músico, al artista, al escritor, al creador en España no se le valora. Sin embargo en países como Francia, la diferencia es abismal, protegen su Cultura y le dan mucha importancia a la calidad de la representación cultural. Esto es una ruina. En caso de que ese músico trabaje en cualquier tipo de institución educativa, la cosa cambia”.

Pero su análisis es mucho más profundo, donde hace su propio examen interior: “Esto es una catástrofe cultural. En mi caso me lo voy a tomar como una retirada vacacional, que la necesito, porque cada verano que iba a mi casa era para trabajar para mantenerme. Ahora, creo que va a ser el primer verano que voy a poder estar presente cuando esté; ya que he estado muchas veces presente, pero ausente; y quiero dedicar ese tiempo a mis familiares, a mis amigos, a mí misma. Y si tengo que aprender a cultivar un tomate o un pimiento y tener mis gallinas, porque así lo requiera la situación, lo voy a hacer con ganas. Y si no toco más porque la vida me lo pone así, hasta aquí he llegado, ¿qué puedo pedir más?”.

Duras palabras que nos remueven por dentro: “No sabemos lo que podemos tardar en volver a vernos en un escenario. No creo que pueda tocar en un escenario hasta la primavera de 2021”.

De esas actuaciones en directo que ofrecen muchos artistas, señala: “Está bien una temporada, como novedad. Así no se sobrevive, realmente así no se puede. Va a haber muchos festivales que se van a ver mermados y van a terminar por desaparecer. Hay muchos festivales que podrían haber seguido, pero como no podemos fiarnos por el comportamiento del ser humano, por el civismo, hay muchas cosas que no se pueden hacer. La actitud es muy importante frente a todo”.

Por eso se muestra firme en este sentido y presenta lo que considera que es la mejor alternativa actual al panorama que tienen por delante todos los artistas: “Comprar música a los músicos ahora, es la mejor manera de ayudarles. No las descargas digitales, ni las plataformas, sino comprar los discos. Así mostramos nuestro fiel apoyo a la música. Vender hoy día un disco es toda una hazaña. Por mi parte estoy vendiéndolo por internet. La gente hoy día no compra CD’s como se hacía antes, lo hace en los directos, pero como no va a haber, pues tienes que hacerlo de otra forma; y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado. Cada disco que vendo es una satisfacción para mí”.


La apuesta por su desarrollo y proyecto personal: ‘Renaissance’

Analizados los acontecimientos, toca volver al principal objeto de nuestra entrevista, una que teníamos marcada en el calendario antes de que el coronavirus hiciera su aparición estelar en nuestras vidas.

Este nuevo álbum ha sido su apuesta personal y particular en este tiempo de Pepa Niebla: “Me he producido todo el proyecto, lo he realizado todo, de mi trabajo, de mi bolsillo. Lo he hecho a mi manera, a no depender de que una discográfica me encuentre o no. Así llevo el timón de mi barco, tomas tus propias decisiones y así tienes tu producto final, tal y como tú lo quieres”.

Es una apuesta personal por sí misma, por un proyecto en el que se identifica al cien por cien, reflejo del trabajo y el esfuerzo realizado en este tiempo. Este disco dice muchas cosas, pero principalmente: “Este disco dice: soy Pepa Niebla y aquí estoy”.

La elección del nombre ‘Renacimiento’, abarca todas las connotaciones que podamos imaginar: “El renacer tiene todo su sentido en el momento en el que yo me vengo a Bruselas y le doy forma a mi yo profesional con la formación que necesitaba tener, para sentirme bien profesionalmente. Con mis conocimientos, tengo otra autoridad sobre el escenario”.

Pero hay mucho más detrás de estas palabras: “En el mundo en el que yo vivo, el hombre es el que se lleva las mejores posiciones. En el mundo de la música, los clichés de la sexualización del instrumentista está ahí, y la sexualización en negativo de la cantante, está ahí. En el mundo del Jazz, todavía más. Todo tiene un montón de prejuicios, yo eso lo he vivido”.

La formación, el esfuerzo, el tomar decisiones firmes son las que la han llevado a este punto de satisfacción personal y profesional: “Me he graduado, he terminado mi carrera, he conseguido mantenerme y hacer sólo y exclusivamente actividad musical y fotográfica –que ha ido en disminución, pero ahí está–, siento una satisfacción increíble con mi esfuerzo y mis logros, aunque no signifique lograr un gran premio. Mi premio es estar con mi título que tengo, con mi disco que tengo, y en ser coherente con mi forma de ser y mi forma de pensar. Es la confirmación de mi persona, como mujer y como lo que soy. Vengo de Antequera, de una familia normal, tradicional, con un trabajo normal sin familiares músicos en casa. Me he tenido que construir desde cero y descubrir quién soy yo, y darme cuenta de si este deseo de ser músico, era un deseo que nace de mí de verdad, o nace de la palmadita que te dan los demás. Hay un aprendizaje interior muy profundo, es mi confirmación”.


Su estreno como compositora con cinco temas propios

Muchos aspectos destacan en este gran trabajo que ya está a la venta. Uno de ellos, es el debut de Pepa Niebla como compositora, creando cinco de los diez temas que engloban un trabajo de calidad profesional, pero a la vez, de gran cualidad humana. Da ese paso cuando ya se conoce y sabe a dónde quería llegar: “Componer es lo que te hace diferente. Ha sido a través de la formación cuando he tenido las herramientas para expresarme con mi propia voz”.

Las canciones que engloban este trabajo vienen señaladas por muchos aspectos. Uno de ellos, son los discos que han marcado su devenir: “Uno no puede evitar basarse en la música que más te ha impactado a ti, son discos que nunca caducan”. Hacemos una parada especial en ‘Renaissance’, canción que da título a este álbum: “Está inspirada en una canción que escribió Peter Gabriel, que luego Dianne Reeves hizo un arreglo de ese tema que se llama ‘In Your Eyes’ (En tus ojos) y que habla de esto. De que abras los ojos, la vida está ahí para cambiarla, para vivirla y que hay muchos motivos por los cuales estar agradecidos a la vida. Yo quería sonar así, a ese tema. Me puse a escribir sobre esta melodía y coincidía con el exilio de los sirios y veía que el mundo europeo occidental, estaba como si nada y quise dedicarle este tema”. 

Una canción impactante, con un sonido melódico hipnótico y emocionante cuyo vídeo muestra la realidad de la inmigración: “Muestro la inmigración en malas condiciones y que además es un problema que en nuestras costas ocurre constantemente. He querido representar a cualquier mujer que se ve en la necesidad de dejar todo atrás para tener una oportunidad en la vida y además, con un hijo por delante”.

Estamos ante un disco diferente en todos los sentidos en su carrera. La melodía suena diferente, la voz suena diferente. Es un punto de inflexión para ella. Un disco concebido para llegar a aquél que lo escucha y llega a emocionar: “Lo que quería conseguir eran dos cosas fundamentalmente. Una es ser una carta de presentación en el panorama jazzístico, a mis compañeros, a los que respeto y con los que me gusta trabajar. Y dos, hacer algo que llegue a cualquier persona que no sea entendida del Jazz, porque para mí es la clave. Si sabes mostrar la información, puedes llegar a mucha más gente. Lo importante es el corazón”.

Para ello en esta grabación se ha rodeado de un equipo que logra crear esa composición, ese punto que permite que sea un álbum coral que cala hasta los huesos. Señala la elección de cada uno porque es: “Un balance entre la calidad profesional y con su calidad humana. Es un combinado de estabilidad emocional, creatividad, buenas maneras, puntualidad, profesionalidad y calidad a la forma de tocar. Todos esos parámetros hacen que suene bien. Todo esto se ha tenido en cuenta a la hora de grabar”. Y ellos son: el guitarrista Toni Mora, el pianista Maxime Moyaerts, el contrabajista Alex Gilson y el galardonado baterista Daniel Jonkers. Entre los cinco conforman un disco soberbio.

Un disco que no puede faltar en casa

Este disco está hecho para todos, para los que conocen el Jazz en profundidad y para los que no. La razón es que en cada una de las composiciones se rodea de sentimientos que manan de la familia, la naturaleza, la sociedad, la inmigración. Se ha puesto armonía a esos sentimientos comunes regados con el jazz más contemporáneo de Nueva York. 

El gran Javier Ruibal señala que ‘En Pepa Niebla concurren muchas cualidades, pero las más notables son la calidez de su voz, que es una prolongación de su persona, y el deseo de no renunciar nunca a la emoción que va desde ella hasta el oyente como un hilo infalible por el que discurre además el afecto y el agradecimiento por la presencia de quien escucha’.

Ahora sólo falta completar el círculo de ‘Renaissance’, es decir, dar oportunidad a que se cree ese hilo, esa unión entre Pepa Niebla y el público. Ese día llegará, y esperamos estar allí para vivirlo.

 

Información básica para el coronavirus
·Teléfonos exclusivos para el Covid-19 “coronavirus: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

· No usar el 061 ni el 112: Las autoridades piden que no se llame a esos números porque colapsan las centralitas e impiden la atención de otros casos en los que hay una urgencia vital. Los números a los que hay que llamar para consultar dudas y hacer preguntas sobre el coronavirus son el 900 400 061 y el 955 54 50 60 (Salud Responde).

· Qué es el coronavirus: Virus que circulan entre animales, pero que algunos pueden afectar a los humanos, el nuevo se identificó en China a finales de 2019.

· Los síntomas: Fiebre, tos y sensación de falta de aire.

· Prevención: Lavar las manos frecuentemente. Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca. Al toser, cubrir la boca con un pañuelo desechable o contra el brazo con el codo flexionado. Con síntomas respiratorios, evitar el contacto próximo con otras personas.

· Con síntomas: No acudir al Hospital, sino llamar a los teléfonos indicados: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 30 de mayo de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).