Tuvieron que cerrar el mayor complejo  hotelero del interior de la provincia de Málaga y ahora buscan cómo reactivarlo. Planean abrir una gran terraza de verano en el campo de prácticas y apuestan por recuperar al turista, siempre con el objetivo que se queden varios días en la comarca para conocerla. Pese a ello, lo primero que hicieron fue ponerse "en contacto con el Hospital y ofrecimos nuestro hotel como centro sanitario por si hiciera falta. Aquí caben más de 1.000 enfermos y fue un acto voluntario total...".

Rocío Jiménez Artacho (Antequera, 1982) está llamada a ser, si no lo es ya, una de las mujeres gestoras, empresarias y emprendedoras que dejen huella en el sector hostelero andaluz, porque el Grupo Antequera Golf va más allá de Antequera, su Comarca y provincia. En una sociedad donde no es habitual ver a unos hijos seguir los pasos de los padres, en la familia Jiménez-Artacho si se da el caso. Imaginen estar juntos por sangre y además en el mismo negocio. Pues sí, aún existen casos como el de ellos. Tras el trabajo de su padre Ramón, su madre Lourdes y junto a sus hermanos, Rocío lleva años en el negocio hostelero que abrió las puertas del Turismo a Antequera. En plena crisis del coronavirus, la entrevistamos, dándonos ilusión, proyectos e ideas para reconducir la situación.

Es la directora de Comunicación, Márketing y Ventas de Grupo Antequera Golf y tras unas semanas le preguntamos cuándo se enteraron del inicio de esta crisis para todos, con un especial problema añadido para los hoteles y la industria turística. “Las anulaciones fuertes empezaron el 5 de marzo cuando comenzaron a llamarnos laboratorios nacionales que tenían contratados con nosotros congresos y los anularon. Recuerdo que estaba en clases en San Telmo y empezaron a llamarme porque se daban cuenta que algo pasaba. Los médicos fueron los primeros que prohibieron reunirse entre ellos y por eso nosotros empezamos a saber lo que se venía un poco antes. Seguidamente, a la semana, teníamos grupos de IMSERSO que nos salvaban el mes de febrero, marzo y abril. Este años apostamos por ese turismo para superar esos meses complicados en Antequera y se cayó todo en un día”.

¿Y cómo se reacciona en un grupo con hoteles y restaurantes y más de 100 personas trabajando cuando ve que los ingresos de los últimos meses se le esfuman?: “Fue una acción-reacción, no teníamos otra salida. Todos aquellos contratos temporales para lo que era temporada alta les dijimos que no volvieran al día siguiente, las compras se cortaron e íbamos al día, llamábamos a agencias y ya querían anularlo. Teníamos la previsión en marzo de un 90 por ciento de ocupación y cerramos con un 45 por ciento”. Tuvieron que esperar más días por un grupo de extranjeros: “Fue duro porque los grupos siguieron hasta el 17 de marzo y no podíamos cerrar hasta ese día porque había gente que no podía volver a casa. Ellos estaban de vacaciones, no sabían bien lo que estaba pasando fuera y fuimos nosotros quienes les explicamos la situación y no se lo creían”.

¿Quién decidió qué hacer, cómo fueron esas horas de esos días en los que comenzó el estado de alerta sanitaria?: “Primero tuvimos una reunión del Comité Ejecutivo, formado por Ramón Jiménez, mi padre; Lourdes Jiménez, mi hermana que es directora de Calidad y Recursos Humanos y José Ramón Jiménez, mi hermano, que es el director de Operaciones  y yo. Nos pusimos a una, dijimos que esto iba a ser gordo y seguidamente hicimos una reunión con los jefes de departamento, planteándoles que se iba a tener que hacer casi seguro un ERTE y que el Hotel se iba a cerrar. ¡Nos preparábamos para lo peor!”.

¿Quién fue el que dio el primer paso adelante?: “Fuimos los cuatro, como siempre, vamos todos a una, pero obviamente el que dijo vamos adelante fue mi padre. Aunque todos nos vemos cada día, pero ahí fue cuando dijimos ya porque estábamos tiritando sin saber qué iba a pasar”.

 

Cerrar y seguir pensando en Antequera: ofrecieron el Hotel como posible Hospital

El sábado 14 de marzo anunciaban el cierre de todas sus instalaciones, aunque aguardaron a que de desalojara el complejo. Tuvo que ser algo muy complicado: “Cuando se fueron los extranjeros que quedaban, cerramos; llamamos a todas las asociaciones de ayuda solidaria en Antequera y donamos toda la comida que teníamos en las cámaras. Y seguidamente, a la semana, nos pusimos en contacto con el Hospital de Antequera y ofrecimos nuestro hotel como centro sanitario por si hiciera falta. Aquí caben más de 1.000 enfermos y fue un acto voluntario total por Antequera. Aunque sabíamos que si se hubiera realizado, abrir luego un hotel donde sabes que ha habido gente con coronavirus... ¡ya me dirás quién va venir hasta que pasara un tiempo! Pero no podíamos dejar a Antequera tirada aunque fuera un hotel privado”.

¿Cómo fue transmitir al personal lo obligado a hacer?: “Cada uno tiene su historia. Mi hermana es la que habla con los trabajadores y los tranquiliza día a día con el tema de los ERTES. Su labor es brillante porque hace una labor de psicología con cada uno todos los días. Se les intenta adelantar lo que podemos. La gestión de los ERTES y la comunicación con los sindicatos es ahora es excelente. Piensa que directos han sido unos 96 e indirectos que estaban medio contratados, unos 150. ¿Y qué te digo de mi hermano, de mi padre de todos? Como siempre, trabajando a una”. 

¿Y quién cuida de las instalaciones mientras?: “Pues nos quedamos con cuatro jardineros que mantienen el campo de golf, dos de mantenimiento, un recepcionista que gestiona reservas futuras y el Departamento de Administración y Cobros. A mí me toca hablar con novias, con madres y padres de comuniones para fechas y les damos todas las opciones, incluso, les devolvemos los depósitos si quieren. Les damos mucha tranquilidad en este sentido. Estamos aplazando las bodas a 2021...”.

¿Había alguna boda el fin de semana del 14 y 15 de marzo?: “Pues sí, además una con muchos invitados de Madrid y Sevilla. El mismo viernes llegaban sus invitados de Madrid, pero muchos de ellos nos fueron llamando que anulaban el viaje. Hasta que no le dijimos eso a la novia, no se enteró de lo que estaba pasando. Se canceló un día antes. ¡La que se hubiera formado y la responsabilidad que teníamos en todo si se llega a esperar al sábado 14, el día de la boda!”.

¿Y quién asume las cancelaciones previstas para los días que tuvieron que cerrar?: “El Grupo Antequera Golf ha asumido todos los gastos que le corresponden de todas las suspensiones. Es una labor de psicología, todos tienen sus problemas con bodas o comuniones y cada uno con su circunstancia. Una madre que ahorra para comprarle el vestido o el traje de comunión a su hijo y que al posponerlo ya no le va a servir el año que viene; o a las novias que cambian las fechas y que lo pueda compaginar con la iglesia, con el fotógrafo, con las flores y con todo, pero bueno, ahí estamos. La gestión que estamos llevando en ese sentido... ¡Más contentos no podemos estar!”.

¿Qué están decidiendo con las bodas?: “La mayoría de bodas de julio están ya aplazadas a 2021. Algunas han hecho prebloqueos para septiembre u octubre, pero en el momento en el que habla Pedro Sánchez vuelven a llamar y las cambian. Ha habido un par  de cancelaciones íntegras porque el novio o la novia se ha quedado sin empleo y ahora no pueden plantearse una boda”.

¿Y qué pasará con las Primeras Comuniones?: “De ellas sí que tenemos algunas fechas, pero cuando hagan los sorteos, pedimos por favor que las pongan todas los domingos, que sería lo oportuno porque nadie se quede sin sitio si los sábados los dedicamos a bodas y otras celebraciones suspendidas. No sé de quien depende, pero que sean flexibles y los domingos y no juntas. Así nos ayudarían mucho a la hostelería”. 

Nos preguntamos... ¿una familia siempre tan activa, qué hace ahora en estos días de inactividad?: “Lo llevamos muy bien en el sentido en el que tenemos más tiempo para pensar, toda la familia junta y que llevábamos tiempo sin tener ese tiempo y comer juntos y tranquilos, no comer con prisas. Disfrutar de la cocina de mi madre... hablar de otras cosas que no sean del Hotel. Eso lo habíamos perdido, llevábamos tantos años centrados en lo que era el negocio que este confinamiento, aunque quede mal decirlo, nos ha venido bien en ese sentido”.

 

 

Abrir los hoteles en mayo, sin usar las zonas comunes

Llega el momento de preguntarle sobre la propuesta del Gobierno que los hoteles abran a partir de mediados de mayo: “Es lo más ridículo, inasumible y patético que he escuchado en mi vida. Pon a los costes fijos que te cuesta abrir un establecimiento, no empieces diciendo que puedes abrir con un 30 o 50 por ciento. Si la hostelería, la restauración y la hotelería viven y generan dinero por el volumen, si le quitas el volumen es igual a quiebra. Por tanto, esa noticia yo creo que todos los hoteles nos hemos echado las manos a la cabeza porque es inviable y no la podemos asumir y más cuando no existe ningún sello o certificado de libre de COVID-19 que se está generando  y necesita un tiempo para terminar y luego un tiempo de adaptación. De aquí hasta que ese momento llegue no podemos abrir y luego no es cuando abras y cómo abriremos si vamos a tener algunas subvenciones o ayudas de adaptación, sanidad y limpieza que puede ser una barbaridad”.

Luego necesitarán como hoteles, un tiempo para comercializar su reapertura: “Es que ya no es abrir y estar lleno, necesitamos un tiempo y aunque este verano va a existir la reserva de última hora, tenemos que hacer un análisis y empezar a publicitarnos para ver la reacción y si la gente va a querer un turismo de interior y naturaleza o si la mayoría va a tirar para la playa. Veo muy bien la propuesta del alcalde de Antequera al Presidente del Gobierno de lo de ser municipio turístico preferente. Todo lo que sea promover el Turismo...”.

¿Cómo proponen estas medidas entonces?: “El problema del Gobierno y de la administración en general es el de siempre, que hablan sin tener el conocimiento y sin escuchar al empresario. Cada cosa que dicen rectifican al día siguiente porque nos echamos todos al cuello. Si no cambiaran, significaría la quiebra y el cierre de más del 50 por ciento de los establecimientos hosteleros de España”.

¿Cuándo cree que se podrían abrir las puertas de los hoteles?: “Siendo positivos y optimistas... a primeros de julio. Hay que esperar estos dos meses a que haya test masivos, confianza de las personas, se necesita la pérdida de miedo del cliente y ese certificado de libre de Covid porque hasta que no lo tengas, nadie va a venir a España”.

¿Y cómo sería ese nuevo distintivo?: “Se está estudiando aquí, pero también se está trabajando como un sello europeo y global para que un alemán, por ejemplo que venga mañana, tenga un certificado con las mismas características que el nuestro porque si no, no existe esa fiabilidad”. Otro problema es el de viajar entre provincias: “Se dice que dentro de una o dos semanas eso existirá, pero se pretende que haya un par de semanas de adaptación. O sea, que se irá a un mes y medio mínimo y lo que es el intercambio interprovincial de personas... si hasta la fase 3 o 4 no puedo viajar a otra provincia, ¿cómo voy a abrir yo un hotel para que solo venga gente de Málaga? ¡No me la puedo jugar!”.

Otro tema es el de los ERTE, piden los empresarios que haya flexibilidad para que se vayan reincorporando conforme se vaya recuperando la clientela. “Cuando podamos abrir, no pueden pretender que empiece todo el personal a la vez, tienen que permitirnos una incorporación por fases y prorrogar las ayudas. Nosotros tenemos también nuestro período de desescalada interna. Primero el campo de golf que es un deporte individual, en la naturaleza y que menos daño hace a nadie, un campo cuidado y mantenido y más bonito que nunca y que el jugador está deseando volver. Un segundo que es abrir el Hotel Convento la Magdalena con 21 habitaciones en un entorno rural es más viable que el tercero que es el Hotel de Antequera con 400 camas. De ahí que necesitemos tiempo para las reincorporaciones”.

 

Abrir como la terraza más amplia de este verano en la ciudad de Antequera

Esta semana el alcalde Manuel Barón y la delegada de Comercio y Turismo, Ana Cebrián, invitaban a los hoteles a abrir como terrazas en sus instalaciones. “Para mayo no lo sé, pero para junio nos gustaría porque tenemos que hacer un planteamiento, cambiar las cartas y adaptarlas como terraza nocturna. Esperar a una temperatura acorde para que la gente no pase frío y pueda subir y saber las medidas de seguridad. Podíamos poner mesas familiares, zonas de juego para niños en pleno césped en lo que sería el campo de prácticas. También nuestras noches de San Juan y la Noche en blanco; no sé si se podrá, pero planteadas están. Lo anunciaremos sobre la marcha cuando salgan las noticias sobre eventos multitudinarios, pero se puede hacer. Nadie nos va a comprar la entrada ahora mismo, por tanto se puede anunciar y si pasa, perfecto. Lo que está claro es que el que está en su casa con los brazos cruzados no va a conseguir nada. La hostelería tiene que estar rompiéndose la cabeza y la Administración junto al sector... cosa que no está pasando”.

Reactivar el comercio local y buscar este verano pensar dónde ir cada vecino

¿Y cómo reactivamos el comercio local?: “La campaña que está haciendo la ACIA (Asociación del Comercio e Industria de Antequera) me parece muy buena, pero hay que hacerlo más entre todos, nos tenemos que unir ahora más que nunca. Es el momento en que los antequeranos cuando saquen dinero de su bolsillo, se lo piensen dos veces y vayan a comprar aquí, porque de ese dinero depende su futuro, el de su hijo, el de su tío y el de su sobrino. Todo lo que se haga en redes sociales, en medios de comunicación, o si un hotel o algún ayuntamiento haga publicidad sobre Turismo, que lo compartamos, que nos sintamos antequeranos y que nos lo creamos, que nos hagamos virales. Hicimos la campaña de piedra sobre piedra magnífica, pues vamos a intentarlo ahora es que es la unión de todos lo que nos va a ayudar”.

¿Costará que vuelvan los turistas a Antequera?: “Va a costar, pero personalmente hablo con touroperadores nacionales, porque los internacionales los hemos perdido para el año entero. Si empezamos a vender paquetes, no para que un sevillano venga a pasear por el Torcal, sino que se quede un mínimo de tres noches para ir al Torcal, otro al Caminito del Rey y otro para ver a Antequera nocturna por ejemplo, abriríamos puertas”. ¿Y qué se podría promover desde el Ayuntamiento?: “Pues igual que se le está apoyando mucho con el deporte al comercio pequeño, que se acuerden también de los hoteles que estamos a cero ingresos y que lo necesitamos. Que nos aporten recursos como pueden ser entradas gratis a monumentos para comercializar y que nuestro producto se pueda abaratar porque empezará la guerra de precios con la Costa. Si Antequera se va a abrir al Turismo, ese dinero de promoción tendría que multiplicarse con el dinero que se hayan ahorrado de otras cosas y hacer una promoción potente de la marca de Antequera en el exterior, porque de esa inversión va a depender mucho lo que hagamos nosotros”.

En más de una feria turística nos ha expuesto que Antequera debería de buscar un acto atractivo por mes. ¿Llegó la hora adecuada?: “A mí me encantaría que enero fuera el de las rebajas; que febrero fuera el mes del amor; marzo el de la primavera... Se podría hacer 12 meses, 12 causas como Telecinco. Tenemos tanto en Antequera y tan poco explotado... Ahora toca pensar ese producto que tanto nos ha costado explotar, que son esas series de guiris que vienen a vernos seis noches y que vienen a visitar Andalucía tiene que ser machacándose uno y otro día en todos los sectores de promoción posibles”.

¿Y esa unión del interior, para cuándo?: “Me encantaría que el turismo de interior se uniese y existiese una Ronda y Antequera con otro pueblo cercano y que hubiera paquetes conjuntos entre los tres, por ejemplo 3 días en Antequera, 3 en Ronda y 2 en Ardales. Entre nosotros nos tenemos que mover juntos porque el turismo de playa lo va a pasar mal, pero tienen su playa desde que nacieron; nosotros, no. Necesitamos ir de la mano y coordinarnos juntos. El turismo interior es tan bonito y desconocido...”.

 

Propuestas para mejorar la imagen de Antequera

Vamos terminando y le apreciamos muchas iniciativas. Si dependiera de usted, ¿qué mejoraría de Antequera?: “Hemos mejorado mucho, como sabéis, desde la campaña del Torcal y luego la de Patrimonio Mundial, pero quedan cosas por hacer. El Puerto Seco tiene que ser ya una realidad, aunque parece que le llega su hora, el inversor aún no lo ve y no sabemos si con esta crisis... Hace falta tener una visión más mundana, más multicultural, más gente en la calle, más música y ocio en la calle. Un autobús que te lleve al Torcal todos los días, ¡un autobús que te recoja en Santa Ana! Que luego llegan los clientes enfadados antes de entrar y es una de las peores imágenes que tenemos y habría que actuar ya. La experiencia del cliente desde que llega tiene que ser la ‘leche’ y debemos cuidar los pequeños detalles. Hace falta invertir más en el cliente”.

Así es una tarde con Rocío, Chío, una joven empresaria que sabe lo que tiene y lo que quiere. Por ello se lo propone y no parará hasta que lo consiga. Junto a sus hermanos, recoge lo sembrado por su familia y sueña con un interior de la provincia unido, con una oferta, promoción y resultados como el de la Costa del Sol porque aquí, en su tierra, es donde sale... y será la fuente de riqueza que tanto se trabajó y que ahora no puede eclipsar la pandemia del coronavirus. 

 

 

 

 

 

 

Información básica para el coronavirus
·Teléfonos exclusivos para el Covid-19 “coronavirus: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

· No usar el 061 ni el 112: Las autoridades piden que no se llame a esos números porque colapsan las centralitas e impiden la atención de otros casos en los que hay una urgencia vital. Los números a los que hay que llamar para consultar dudas y hacer preguntas sobre el coronavirus son el 900 400 061 y el 955 54 50 60 (Salud Responde).

· Qué es el coronavirus: Virus que circulan entre animales, pero que algunos pueden afectar a los humanos, el nuevo se identificó en China a finales de 2019.

· Los síntomas: Fiebre, tos y sensación de falta de aire.

· Prevención: Lavar las manos frecuentemente. Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca. Al toser, cubrir la boca con un pañuelo desechable o contra el brazo con el codo flexionado. Con síntomas respiratorios, evitar el contacto próximo con otras personas.

· Con síntomas: No acudir al Hospital, sino llamar a los teléfonos indicados: 900 400 061 y 955 54 50 60 (Salud Responde).

 

 

 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 9 de mayo de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).