Uno de los deportistas más destacados de nuestra ciudad es el jugador de pádel Momo González Luque (Antequera, 21 de febrero de 1997) quien con 22 años ocupa el puesto número 47 del ránking mundial del World Pádel Tour.Actualmente tiene su residencia en Villaviciosa de Odón (Madrid) donde entrena y prepara su pretemporada de cara a la competición en un centro de alto rendimiento de dicha localidad, gracias a la marca deportiva que lo patrocina.

 

Acaba de terminar sus estudios de Administración y Dirección de Empresas y este año pretende finalizar Márketing, pero su gran pasión siempre ha sido el pádel. “Estudio porque nunca se sabe, lo mismo puedo acabar con una lesión o no vivir de esto, pero mi sueño es poder vivir del pádel”, explica Momo González.

El jugador de pádel antequerano lleva muchos años trabajando para poder hacerse un sitio en esta disciplina deportiva que requiere mucha motivación: “Es el deporte que me apasiona y es lo que me ha gustado siempre desde que lo probé y es algo que quiero vivir de ello. Es una rutina difícil, aunque la gente diga que no, el estar todos los días entrenando, pero al ser algo que te gusta a mí se me hace muy fácil llevarlo a cabo”.

“Es difícil, antes jugabas cuando eras menor y ganabas con más facilidad o perdías en la final, pero ahora llegas al torneo y pierdes el primer partido, es decir, llegas, juegas y te vas ese mismo día… El nivel está subiendo mucho y es cada vez más difícil y eso al fin y al cabo es un reto que tú te pones para hacerlo mejor”, añade Momo.

La competición y un nuevo compañero en la pista

El deportista antequerano está realizando la pretemporada preparando la competición que comenzará el próximo 2 de marzo en Marbella donde tendrá un nuevo compañero en la pista: “Ahora mismo voy a empezar con Adrián Allemandi que es el número 17 del mundo. Él me llamó porque su compañero lo dejó, entonces empezó a buscar opciones y al final me encontró a mí, no sé si por gracia divina…” (ríe).

Cualquier deporte requiera mucho sacrificio y el pádel no iba a ser menos. En plena juventud, Momo sabe los sacrificos que requiere: “Es difícil tener tiempo para disfrutar porque nosotros tenemos nuestro calendario de torneos desde marzo hasta diciembre, pero la pretemporada la empezamos en enero. La verdad es que durante esa época hay muy poco tiempo de vacaciones y poder disfrutar... sí puedes darte una vuelta, pero no puedes sobrepasarte”.

Momo González ya sabe lo que es la competición y tiene  marcados unos objetivos deportivos muy claros: “Mi objetivo no es acabar en tal posición del ránking, sino es superar el año anterior y en un par de años intentar conseguir ganar el máster final de temporada”.Sin duda, un deportista con los pies en el suelo que ha sabido evolucionar con el tiempo convirtiéndose en uno de los mejores jugadores de pádel del mundo. 

Más información, edición impresa sábado 25 de enero de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).