A sus 26 años, Koke ya habla como un veterano. Ha saboreado la miel de jugar en la máxima categoría del fútbol español y formar parte de grandes equipos como Levante, Mallorca, Espanyol o Deportivo de la Coruña. Pero Koke necesitaba un reto más exitante. Apareció una opción que podía parecer remota y sólo apta para valientes: Estados Unidos. El primer portero español al otro lado del charco, casi nada.

 

La felicidad puede aparecer cuándo y donde menos lo esperas. Cuando eres futbolista y juegas al más alto nivel pudiera nacer cierta sensación de que todo está hecho. Ya has cumplido. Pero las inquietudes interiores siempre llaman a la puerta.

Algo así le pasó al protagonista de esta entrevista, el portero antequerano Koke Vegas, quien a principios del presente año emprendió una aventura en el fútbol estadounidense. Se ha enrolado en las filas del San Diego Loyal, un club muy joven que está llamado a crecer a pasos agigantados de la mano de un mítico futbolista de Estados Unidos y a nivel mundial, Landon Donovan. 

“Estoy muy contento de la decisión que tomé”

Koke tenía claro que necesitaba un proyecto diferente, de esos que te hacen mariposas en el estómago. Una llamada de Landon Donovan a título personal le convenció. Ya han pasado ocho meses y el resultado está siendo magnífico. Ha jugado 24 de 27 partidos y su equipo marcha en segunda posición, a punto de clasificarse para los playoffs al título de la USL Championship (Segunda División de EEUU):  “La experiencia está siendo impresionante, estoy muy contento de la decisión. Cuando empiezas una nueva aventura, al principio es normal que tengas miedo, mi carrera siempre ha sido en España, es la primera vez que salgo fuera, tenía dudas lógicamente, pero está yendo mucho mejor de lo que pensaba incluso”.

Tras varias experiencias como segundo portero, Koke tenía claro que necesitaba encontrar minutos sobre el césped, demostrarse a sí mismo que todo su esfuerzo había merecido la pena. “Necesitaba minutos y minutos de calidad. Estoy reencontrándome conmigo mismo, tengo más confianza, siento que muchas de las cosas que estos años he entrenado han dado sus frutos. Volvería a tomar la misma decisión”.

“A nivel social, la afición aquí la sientes más cerca”

Koke va descubriendo en esta aventura un fútbol diferente, el soccer como le llaman allí. Reconoce que es un estilo “más directo”, aunque concretamente su equipo, el San Diego Loyal, busca un estilo más de tiki-taka, a la española: “Con Donovan jugamos un fútbol muy asociativo con el que me siento cómodo. Está siendo diferencial en eso”.

Tan solo hay que darse un paseo por las redes sociales del San Diego para saber que Koke se ha convertido en un ídolo de la afición: “La gente es genial. A nivel social el contacto del jugador con la afición aquí es mucho más estrecho. Cuando llegué me recibieron como una estrella y ahora con el paso del tiempo, los partidos, mi juego con los pies, cómo me desenvuelvo en este estilo, eso les ha gustado más aún. Me demuestran mucho cariño en cada partido y en redes sociales”.

Vegas está viviendo este reto, de momento, solo, aunque confiesa que ha hecho un círculo de amigos muy bueno que le está facilitando la adaptación. “El clima y la ciudad son estupendos”, asegura. 

Por último, de cara al futuro, no se pone ataduras ni límites: “No sé qué me depara el futuro. No me cierro a nada. Estoy a gusto en San Diego. Me encantaría seguir haciendo carrera aquí. Obvio que volver a España o Europa me encantaría, pero estar aquí es un reto que me motiva. Ojalá pudiera llegar a jugar la MLS con el San Diego Loyal”.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 3 de septiembre de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).