Competitivos y con muchas ganas de conseguir sumar, fieles con su identidad de juego y filosofía de trabajo. Así llegó el BeSoccer UMA Antequera a la cancha del líder destacado de la Segunda División, el Noia Portus Apostoli. Sin embargo, el equipo de Tete acabó con un castigo demasiado excesivo. El rendimiento en este encuentro de tanta dificultad fue extraordinario por parte de los universitarios. Los guerreros antequeranos lo dejaron todo en el parqué, tuvieron contra las cuerdas a su rival y merecieron haberse marchado, mínimo, con un punto. La pegada local fue clave para finalizar la primera parte con 2-0. Un resultado nada justo, pero que se igualó en una excepcional vuelta de los vestuarios. Dani Ramos y Burrito firmaron dos tantos de una bella factura (2-2). Con todo equilibrado, Bruno Gomes marcó el 3-2 y, en un desenlace condicionado por una injusta expulsión a Cobarro, el resultado quedó en un excesivo 5-2. 

Una entrada al partido inmejorable. Un adversario de tanta intensidad, calidad y pegada no podía jugar cómodo y, todo lo contrario, se vio exigido por el buen juego posicional de la escuadra universitaria, que además, generó ocasiones. Henrique tuvo que aparecer dos veces seguidas en un tiro de Cobarro a pase de Burrito y en uno de Quique Hernando tras un recorte que le dejó solo delante de la portería. La pelota no entró, pero fue un serio aviso de que no era una visita para cumplir con el calendario, el objetivo era ir a por los tres puntos. Los locales estuvieron más preocupados en defender que en atacar, sin embargo, el balón parado les dio una ventaja nada merecida atendiendo al juego de uno y otro. 

En el minuto 8, Chus sorprendió a Conejo con un remate raso que le pasó por debajo de las piernas (1-0). La pegada de este ala zurdo volvió a ser decisiva para los intereses de la formación dirigida por Marlon Velasco. Javi Rangel sacó el córner y su compañero lo aprovechó con máxima eficacia. El primer tanto fue un castigo demasiado excesivo. Lejos de bajar los brazos y perder la concentración, los jugadores del plantel antequerano tuvieron la paciencia suficiente con balón para crearse sus ocasiones. Miguel mandó un potente derechazo al larguero. Alvarito, desde la línea de banda, conectó con Pablo y el pívot habilitó al capitán con una dejada de cara. No hubo fortuna en la definición y tampoco la tuvo Dani Ramos con un disparo contra el poste. 

La diana se resistió en un lado de la pista y, en el otro, el balón parado fue decisivo. Rangel marcó de falta directa el 2-0. La pelota se coló entre la barrera y el portero. Una desventaja en el marcador demasiado grande. En el tiempo de descanso tocó analizar lo ocurrido y la charla de Tete surtió efecto. Los jugadores saltaron al 40x20 con plena confianza en su estilo de juego y, además, la suerte cambió en la finalización. Dani Ramos realizó una jugada, simplemente, asombrosa. Fue dejando jugadores en su avance hacia la meta defendida por Henrique y, antes de empujar el esférico a la red, el ala ceutí sentó al guardameta con un último regate (2-1). Sin tiempo para asimilar este golpe, se produjo otro. Burrito tomó el testigo ofensivo y desplegó su habilidad en el uno contra uno. El 2 se generó el hueco suficiente para anotar el 2-2 con un tiro al palo corto. 

Un nuevo envite comenzó en el Pabellón Municipal Agustín Mourís. Pablo intentó daño con su fortaleza de espaldas a portería y el control de la posesión lo mantuvo, en todo momento, la formación visitante. Conejo tuvo que aparecer en varias ocasiones y lo hizo con grandes intervenciones. Con las fuerzas muy equilibradas, un nuevo lanzamiento de falta decantó la balanza del lado de los anfitriones. Bruno Gomes subió al electrónico el 3-2 con un derechazo al palo que no pudo sacar el defensor colocado por el guardameta en el lugar por el que pasó el balón. Tocó volver a resurgir y lo intentó David Velasco con otra de esas acciones en la que con, una simple finta con el cuerpo, dejó atrás a su marcador y el cancerbero intervino con una buena parada. 

El final del choque fue auténticamente caótico. Tete arriesgó con el ataque de cinco con portero-jugador y, en la primera ocasión, Burrito realizó un lanzamiento similar al que hizo en el 2-2, pero esta vez, no pudo batir a Henrique. A falta de dos minutos, Cobarro agarró a Power Raggiati para evitar un contraataque y el árbitro le expulsó con una roja directa. Una decisión de lo más injusta porque no era una oportunidad manifiesta de hacer gol. Ya todo se complicó en exceso y Lluc y Chus cerraron el resultado con el 4-2 y el 5-2. El BeSoccer CD UMA Antequera debe quedarse con el juego desplegado, el carácter competitivo, la lucha y la entrega para encarar el compromiso de este próximo miércoles 2 de marzo, a las 19.00 horas, en el Pabellón del Complejo Deportivo de la UMA frente al Alzira. 

Ficha técnica:

Noia Portus Apostoli: Henrique (P), Power Raggiati, Lluc, Joaki y Pirata. También jugaron: Marcos Ferreyra (P), Palmas ©, Altamirano, Rangel, Bruno Gomes, Chus y Nil Closas

BeSoccer CD UMA Antequera: Conejo (P), Alvarito, Burrito, Dani Ramos y Cobarro. También jugaron: Yiyo (P), Miguel ©, David Velasco, Quique Hernando, Pablo, Raúl Canto y Jesús Sepúlveda.

Goles: 1-0 Chus (8’), 2-0 Rangel (18’),  2-1 Dani Ramos (22’), 2-2 Burrito (23’), 3-2 Bruno Gomes (31’), 4-2 Lluc (40’) y 5-2 Chus (40’). 

Árbitros: Jesús Montero y Daniel Ontañón. Amonestaron a Pirata por los locales y, por los visitantes, al entrenador Tete, al delegado Claudio González y a los jugadores Dani Ramos, Alvarito y Raúl. Cobarro terminó expulsado con roja directa. 

Pabellón Municipal Agustín Mourís.

 

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 5 de marzo de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).