El sábado 20 de marzo, Antequera volvió a vivir un nuevo acto público de cofradías, con motivo de la Presentación del Cartel Anunciador de la Semana Santa. Se trata de Trinidad Calvo Gómez.

La Historia la recordará como la primera mujer que presidió la Agrupación de Cofradías, con su esfuerzo y derroche de voluntad, contagiando a su equipo que la rodea para poder seguir sumando, paso a paso, por el bien de su cofradía y de la Agrupación.

Después del palo del año pasado, esta vez tenían el cuerpo hecho. “Esta Semana Santa se va a vivir de manera diferente, pero es verdad que hasta finales de septiembre o primeros de octubre quedaba ese rayito de esperanza de que las procesiones se pudieran llevar a cabo. Luego vimos como un giro radical en lo referente a la pandemia y los contagios se elevaron muchísimo. Entonces día a día ya vimos que las procesiones de Semana Santa no iban a ser y que íbamos a volver a tener una Semana Santa muy distinta”.

Aquel día,  jueves 12 de marzo en San Pedro, le vimos que no paraba de mirar el móvil. “Estaba en el Septenario en San Pedro, todo el mundo estaba muy pendiente de mí porque es verdad que durante toda la celebración mi móvil no paraba de sonar. Ya empezaba a recibir mensajes de nuestro alcalde y de los demás presidentes de Agrupación de la provincia. Aquello nos pilló en un desconcierto total, no sabíamos cómo actuar. Fue una sorpresa porque sabíamos que algo ocurría, pero no sabíamos que era tan grave”.

A pesar de todo, la Agrupación ha funcionado, empezaron las reuniones telemáticas: “De manera telemática es muy frío, pero no nos queda otra que hacerlo así. Es más difícil de exponer porque no es lo mismo sentarnos en una mesa redonda donde todos nos vemos las caras a estar en una pantalla. Esa complicidad que se crea en torno a los hermanos mayores y sus representantes y que se fragua en aquella mesa no es lo mismo que en una pantalla”. Se pudieron reunir dos veces de manera presencial en verano en los Salones Parroquiales de San Sebastián.

Llegó Cuaresma de este año, con miedo, con no atreverse ni a montar altares en sus inicios, pero ha ido progresando conforme pasaban los días. “Hemos visto cómo las cofradías se han ido adaptando a la situación. Incluso hemos tenido el caso de que las cofradías los tres días han sido en horarios distintos. Cuando empezó la Cuaresma muchas cofradías estaban limitadas al 30 por ciento de aforo, se recomendó por parte de nuestro Ayuntamiento que a las 20 horas estuviéramos todos en casa, entonces es lógico que se pusiera a las 18,30 de la tarde para poder ir aunque sabemos que a esa hora no puede ir todo el mundo”.

 

 

 

Una Semana Santa con visitas a los templos que este año al menos no estarán cerrados

Esta Semana Santa, aunque no salgan en procesión, la idea es que las imágenes estén disponibles para que la gente las pueda venerarlas. “La primera idea que se plantea la Agrupación es que los templos estén abiertos la mayor parte posible de tiempo durante la Semana Santa. Ya dependerá de la disponibilidad y de que las cofradías puedan hacerlo. Por ejemplo, te hablo de mi cofradía, es que no podemos cerrar las puertas cuando durante todo el año está abierto. Y cada cofradía el montaje lo afronta de manera muy distinta, las que están en templos en los que solo está la cofradía no tiene una vida parroquial, pues esas pueden montar un altar y mantenerlo toda la Semana Santa. Las que estamos en parroquias, lo que es ya el Triduo Pascual nos tenemos que retirar y desplazarnos a nuestro altar. Evidentemente el día que cada cofradía suele procesionar, es su día grande”.

¿Cómo se organizará la visita a los templos para cumplir con las normas sanitarias y diocesanas?: “Cada cofradía establecerá un recorrido que permita mantener la distancia de seguridad y que no se formen aglomeraciones. Tendremos más atención a aquellas que se dan misa en sus días. Esas misas sí se prevé que la gente acuda y sí se establecerá un control del aforo que ha subido un poquito, al 50 por ciento, pero ahí sí habrá que tener mayor vigilancia”.

 

Tener que aplazar el Pregón por segunda vez y tener que decírselo al pregonero

Lo de proponerle a alguien que no va a pregonar y dos veces consecutivas, debe ser duro. “La verdad es que sí, no está siendo un mandato fácil. La vida del cofrade a distancia y en aislamiento no es fácil. El año pasado se suspendió el Pregón y aquello era suspenderlo porque no se podía otra cosa. Este año cabía la posibilidad de hacerlo, pero con las expectativas tan grandes que teníamos puestas en nuestro pregonero Manuel García de la Vega... Yo tengo ahí como dos sentimientos opuestos. Por un lado quería que se celebrase el Pregón y que cuanto menos se le quite a esta Semana Santa, pues mejor; pero por otra parte hay que entender y escuchar al pregonero y es verdad que pregonar una Semana Santa en la que no hay procesiones y que se va a vivir de una manera muy distinta y que es un momento único en tu vida, pues es muy difícil. Escuchamos a Manolo y nos trasmitió sus sentimientos y nosotros no podíamos hacer otra cosa que no fuera apoyarlo y aplazarlo un año más”.

Volviendo a la Semana Santa. ¿La misa del Resucitado con la imagen de La Victoria en San Sebastián?: “Nosotros solicitamos a las monjas franciscanas de los Sagrados Corazones que nos permitieran trasladar al Resucitado hasta la colegial de San Sebastián y desde allí pues, igual que van a estar las imágenes de todas las cofradías durante la Semana Santa, el titular de la Agrupación estuviese. El templo idóneo es la colegial de San Sebastián que además es la sede de la Agrupación de Cofradías. De parte de las hermanas, que son sus camareras, no hubo problema ninguno, todo lo contrario. Y por parte de Don Antonio, igual. Estamos simplemente preparando el altar que va a ocupar en la colegial de San Sebastián y el sábado por la noche para la Vigilia Pascual estará en el Altar Mayor de la iglesia. Tanto la Vigilia Pascual del sábado como la misa del Domingo de Resurrección”.

 

Con todo lo que comparte, ¿han tenido los cofrades más trabajo este año sin procesiones que un año normal?: “Parece que es más fácil, pero es mucho más complicado porque a lo otro estabas acostumbrado y tenías tu dinámica y una serie de actuaciones previstas que se iban sucediendo. Ahora se van improvisando y te llevan a montar altares extraordinarios o a llevar para ‘In Aeternvm’, que aunque ha sido prácticamente todo gestionado por el Ayuntamiento que ha hecho un traslado de los tronos muy segura que yo visto desde las imágenes que a mí me asombró muchísimo. Esta exposición al final abre otra puerta a lo que es la Semana Santa, da otra opción al que le gusta el mundo cofrade de poder disfrutar del patrimonio y de otra manera para poder disfrutar de manera más tranquila y te vas a poder fijar más en los detalles. En una procesión influyen tantos detalles que muchas veces los tronos pasan y no te da tiempo a percibir. En Antequera lo que más nos impacta son las imágenes y cuando pasa un trono yo no me fijo tanto en los detalles del mismo. Ahora te fijarás más en el trono porque la imagen estará en el templo y tú irás a verla y estar cerquita de ella”.

¿Se han planteado cuándo convocar elecciones para la Agrupación y el resto de cofradías?: “Es un tema que aún no se ha tratando. Habrá que esperar a después de Semana Santa y ver qué hay que resolver y si las cofradías decidieran continuar algo más porque realmente has perdido dos años”. ¿Qué mensaje nos da a los cofrades en esta Semana Santa?: “Si una cosa nos ha enseñado esta pandemia es que hay que vivir el momento, disfrutarlo y estrujarlo al máximo. Ahora mismo de cara a Semana Santa esperamos con ilusión que todo se pueda llevar a cabo lo que se ha proyectado desde esta Agrupación. Los cofrades, retornar un poquito a nuestros templos con normalidad. Nos vamos a poder centrar más, sin ese estrés de procesión, de si llueve o no llueve. Quizá va a ser un año de reflexionar. Quizá íbamos muy deprisa en un círculo que era muy difícil de frenar. Este va a ser un año en el que nos pararemos. En los templos estoy seguro de que asistirán sus hermanados, los penitentes, sus devotos”.

Lo más importante después de lo vivido: la salud. “Por supuesto. Este año cada cofradía podrá celebrar su misa y el tributo pascual junto con el Domingo de Resurrección. Y luego podremos estar al lado de sus titulares, nuestras juntas de gobiernos y nuestra gente que realmente es lo que enriquece una cofradía. Si además cada vez son más los vacunados y las esperanzas puestas en ella pues como bien dices ojalá a partir del verano empecemos a ver nuestras procesiones en la calle y bueno retornaremos, pero es otra forma de hacer historia”.

Más información "Especial de Semana Santa de Antequera de 2021" en los puntos de Prensa de Antequera, edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 10 de abril de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).