La Junta Directiva del AMPA del Colegio Infante don Fernando nos comunicaba estos días la preocupación ante la que se encontraban por el estado del muro que se encuentra en el patio de su centro.

 Lo dejan muy claro en un comunicado: "preocupación por el peligro para nuestros hijos e hijas que supone el estado del muro del colegio que se ha empezado a derrumbar y el precario vallado y protección que se le ha puesto".

Piden "Solicitar al Ayuntamiento el establecimiento de manera inmediata de un perímetro de seguridad mayor y que esté protegido con una valla firme, tupida y que llegue hasta el suelo. Queremos una entrevista urgente con los responsables municipales".

Respiran cuando exponen. "De hecho, el que se haya derrumbado parte del muro en Semana Santa ha sido una suerte porque la parte caída ha machacado parte de las vallas que había puestas ¿Qué no habría hecho con un niño?"

"¡No queremos lamentar desgracias ni pedir responsabilidades acerca de un desastre: queremos prevenirlo y garantizar en lo posible que no ocurra!", concluyen.

Por otro lado, el viernes 13 a última hora de la mañana, nos comunicaban que la concejal responsable del área les comunicó que el lunes 16 comenzarían las obras debidas.