Decía el filósofo Fiedrich Nietzsche que sin música, “la vida sería un error”. Ahora no nos lo cuenta exactamente con esas palabras, nuestro entrevistado de esta semana es un amante de la música desde joven, cuando sintió que este mundo era el suyo. Le atrapó para siempre y hoy, como director del Conservatorio de Música de Antequera, nos lo certifica: “Es una de las manifestaciones artísticas más importantes del ser humano”.

 

 

Hablamos de Francisco Javier Santiago Fernández (Málaga, 7 de octubre de 1962), profesor superior de violín, que no dudó en volcar en cuerpo y alma toda su trayectoria en una ciudad como Antequera, que le atrapó hace ya un tiempo y de la cual no quiere escapar: “Yo me enamoré de la música en un momento de mi vida y aposté por ella. Dije: ‘Yo tengo que tirar por aquí’ y me ha ido francamente bien. Es una de las manifestaciones artísticas más importantes del ser humano”.

 

Comenzó con la dirección del Conservatorio durante el curso 2020-2021, tras dejar el cargo la hasta entonces responsable, Teresa Moreno. “Yo había hecho el curso para dirección y me solicitaron ser. Me plantearon también hacer los cuatro años siguientes. Eché los papeles pensando ‘a ver qué pasa’. Eso suponía una valoración, un proyecto de dirección bastante laborioso, un curso en el que se incluyen normativas… Hice ese proceso, me evaluaron, tuve mi presentación y defensa del proyecto de dirección, salió aprobado y aquí estoy para los próximos cuatro años”, nos cuenta.

 

Una gran responsabilidad que requiere de un proyecto acorde a la importancia de nuestro Conservatorio: “El proyecto de dirección es un documento que supone uno de los pilares para que el Conservatorio funcione. Por un lado, está el plan de centro, que se elabora consensuado con el consejo escolar y con el claustro, y por otro está el proyecto de dirección, que supone una apuesta personal, pero que tiene que pasar por todos los organismos que tenemos en el Conservatorio para que eso siga adelante”.

 

Continúa el malagueño explicándonos que ahí “es donde yo me planteé si yo quería a ver una dirección más personal o, sencillamente, quería analizar la situación de Antequera, cómo está el nivel del Conservatorio y hacia dónde queríamos llegar. Me decanté por esta segunda opción porque me pareció la más razonable. Dentro de mi estilo, siempre va a estar por encima el consensuarlo con el resto de compañeros, con la comunidad educativa, con los padres… Al final, yo puedo tener una idea y que no coincida con el resto, o puede ser una idea equivocada, por eso siempre quiero escuchar a todas las partes y una vez se escuchan plantearnos qué hacemos”, subraya.

 

Recalca que hay una serie de objetivos “que manifesté en el proyecto de dirección de toda índole: sobre tutorías, administración, tema burocrático, internet… Un montón de elementos que están hilvanados. Para mí, de todo ello, lo más importante era el crecimiento del Conservatorio a nivel musical. Al final, los músicos lo que queremos es que cada vez haya más músicos y mejores. Entonces, dependemos mucho de la propia ciudad, por lo tanto hay que conocer muy bien su entorno. Yo, al no ser de Antequera, debía conocerla más e hice un estudio profundo de cómo es la sociedad antequerana”.


El Conservatorio estudia la creación de una ‘Semana Cultural’ que implique a toda la sociedad antequerana

El director del Conservatorio nos comparte que dentro de ese proyecto de dirección “puse una serie de objetivos prioritarios para mí. Por ejemplo, la creación de una Semana Cultural que no ha habido hasta ahora. Nunca se ha hecho en Antequera. Estando de jefe de estudios adjunto en el Conservatorio Manuel Carra de Málaga, hicimos una Semana Cultural en la que yo participé e hicimos una tarea extraordinaria. Lo recuerdo con mucho cariño. Creo que salió muy bonita. Pedimos colaboración del profesorado y hubo más de 60 propuestas”.

 

El profesor de violín detalla que ese efecto de la Semana Cultural “produce que el entorno y la población de Antequera que pueda y quiera participar, se beneficia de todo eso y hace que el Conservatorio se implique más, se mezcle más con la ciudad. Es uno de los proyectos más importantes que tengo en mente”.

 

“La música no es solo ver a un músico tocar. Detrás de eso hay ciencia, hay trabajo, hay investigación, hay sabiduría, hay un montón de cosas. En la música hay una cantidad de parcelas extraordinarias. En una semana como esta se verá una muestra donde ver todas las parcelas de la música que podamos ofrecer. Para mí ese es el proyecto más importante”, finaliza sobre este proyecto que espera poder ir concretando detalles.

 

Son muchos los objetivos que Francisco Javier se marca en esta etapa al frente del centro, en el que pretende “la mejora permanente de la educación musical”. Entre sus deseos también se encuentran potenciar determinados instrumentos, así como evitar el abandono del alumnado una vez van pasando los cursos.

 

Así, detalla que hay que potenciar “a que la gente se apunte más a los instrumentos de cuerda, porque parece que todo el mundo quiere piano y guitarra. En Antequera pasa esto, cosa que no ocurre en otros sitios. Los instrumentos de cuerda o el clarinete hay que potenciarlos”. Por otra parte, explica el tema del abandono: “Hay mucho abandono y hay que ir solucionándolo. Estamos en contacto con nuestros propios órganos de Gobierno más el AMPA y a ver cómo lo vamos solucionando porque es un tema delicado. La estructura educativa en España, y esto lo digo a nivel personal, creo que no favorece especialmente la enseñanza de la música, la dificulta muchísimo, y más en estos tiempos donde los niños deben tener todo tipo de actividades porque normalmente en la familia ambos padres trabajan. Al final esto se convierte en una especia de lugar donde va el niño a aprender un poquito, pero no hay ese compromiso de trabajo y de estudio donde en un futuro se planteen ser miembros de una orquesta, profesor, musicólogo o compositor”.

 

De la misma manera, entre sus ideas está “retomar el ciclo de conciertos ‘Música Viva’ porque es una oportunidad de que vengan importantes intérpretes y puedan demostrar su valía”.


Francisco Javier Santiago, profesor superior de violín

Pero, ¿quién es Francisco Javier Santiago Fernández? Repasamos con él su trayectoria previa a su llegada a nuestra ciudad. Es profesor superior de violín y estudió en el Conservatorio de Málaga, formado a través de numerosos cursos, también ha recibido clases magistrales de personajes tan importantes como Víctor Martín o Pedro León.Empezó en la música “en una época en la que no se estudiaba tanto. Sin embargo, en el Conservatorio de Málaga sí logramos hacer una de las primeras, si no la primera, orquesta joven a base de alumnos de los conservatorios de España. Pudimos hacer una gira de conciertos por Italia, por ejemplo, y fue una experiencia fantástica”, nos cuenta.

 

“Llevo treinta años dando clase, exactamente el 4 de noviembre de este año, cuando se cumplirán treinta años de profesor de violín en diversos conservatorios de España. He pasado por Cabra, Montilla, Lucena, Fuengirola, Cádiz, en el ‘Gonzalo Martín Tenllado’ de Málaga (una de las figuras que más me ha influido a mí), he estado en el ‘Manuel Carra’ de Málaga, he sido jefe de departamento en varios conservatorios, en Torre del Mar… Eso en mi época de interino. Cuando aprobé las oposiciones me destinaron a la Línea de la Concepción, donde estuve tres años. Tras ello, estuve en Antequera los años 2014 y 2015, porque pude hacer concurso de traslado. Volví al ‘Manuel Carra’, donde estuve tres años (2015-2018), dos de ellos como jefe de estudios adjunto, lo cual me sirvió de bastante experiencia para el cargo que hoy ocupo. Por último, volví a Antequera (2018) y ya me quedé aquí. Estoy muy a gusto, es un conservatorio pequeño, los compañeros son maravillosos, los alumnos también… Antequera tiene una gente que ya quisieran en muchos sitios tener esa nobleza”, nos recalca, orgulloso de formar parte de Antequera, como si fuese un vecino más de nuestra ciudad.

 

Así mismo, nos da un dato curioso de su vida: no solo es amante de la música clásica, también es un fiel admirador del rock: “Tengo una parte de mi formación que no tiene nada que ver con la música clásica, pero que creo que me enriquece y en la que puedo aportar mucho: ahora mismo estoy colaborando en una banda de rock. Puede resultar sorprenderte para determinada gente, pero creo que no está reñido. Conozco un poco el jazz, he hecho música contemporánea, he estrenado y compuestos cosas… Soy un poco ecléctico”, nos confiesa entre risas.

 

El Conservatorio de Antequera sigue buscando llegar a la excelencia, teniendo actualmente dos gradosEl Conservatorio de Antequera que dirige Francisco Javier Santiago cuenta con dos grados, acogiendo también a alumnos del Conservatorio “Manuel Carra” de Málaga. Francisco Javier nos lo explica mejor: “Tenemos dos grados. Uno es de Enseñanzas Básicas que son propias de Antequera y luego tenemos las Enseñanzas Profesionales que pertenecen al ‘Manuel Carra’”.

 

En esa circunstancia, nos cuenta el director del centro antequerano, “hay varios conservatorios de la provincia, porque es como trabaja la Junta de Andalucía. En la provincia de Málaga son Ronda, Torre del Mar y Antequera y estamos autorizados a impartir clases de Primero a Cuarto de Enseñanzas Profesionales”.

 

Resumiendo, “los alumnos de Primero a Cuarto de Enseñanzas Básicas son nuestros y los otros alumnos de Enseñanzas Profesionales son del Conservatorio ‘Manuel Carra’. Las Enseñanzas Profesionales son hasta Sexto. En este caso, están los dos últimos cursos que son más especializados y complejos y necesitan más asignaturas, que solo se pueden impartir en Málaga”. De esta forma, “esos alumnos y a todos los niveles, aunque estén matriculados en el Carra, nosotros tenemos que atenderlos de todas las maneras posibles para que se sientan como si estuvieran en su Conservatorio”.


“La música en Antequera habría que cuidarla mucho”, exclama Francisco Javier

Queremos preguntarle al director del Conservatorio de Antequera por esos detalles, esas carencias, aquello que la ciudad necesita “como agua de mayo” en el ámbito de la música y de la cultura en general. Francisco Javier recalca que la música en Antequera “habría que cuidarla mucho”: “Antes era mucho más rica en este aspecto. La ciudad es una maravilla por la gente, es un privilegio trabajar en Antequera, pero sé que antes existían varios coros. La tradición coralística en España siempre ha sido muy rica, sin embargo, hoy en día no los hay en Antequera y si los hay, es uno. Es una pena, es algo que debería fomentarse mucho más”, detalla.

 

De la misma manera, anima a la creación de bandas de música: “Hay mucha influencia de lo televisivo, de lo superficial, en ese sentido hay que hacer mucha más comunidad. Habría que fomentar la creación de bandas de música, que son aquellas que tienen solo instrumentos de viento y de percusión, no tienen cuerda. Además, es que Antequera no tiene una orquesta sinfónica y esta es una ciudad con demasiada solera como para que no la tenga. Creo que deberíamos apostar en esta línea”.

 

Proyecto de una orquesta sinfónica conjunta

Al hilo de estas carencias, Francisco Javier nos quiere adelantar una de esas ideas que, si salen bien, pueden suponer un antes y un después en la vida cultural no solo de Antequera, sino de toda la provincia de Málaga, ya que implicaría a la propia capital, sumando también a nuestra ciudad, a Ronda y a Torre del Mar.

 

“Te puedo adelantar que hay un proyecto muy interesante: el director del Conservatorio ‘Manuel Carra’ nos propuso a los directores de Ronda, Antequera y Torre del Mar, que como los alumnos de Profesional son de ellos, por qué no se hace algo conjunto de orquesta sinfónica”, nos cuenta.

 

“Yo estaría encantado, sobre todo por la riqueza que eso supone, aunque demos un concierto al año o dos, pero los chavales que vayan, vengan, ensayen… ¡Eso puede ser un dinamismo extraordinario! Además, esa misma formación podría colaborar con otras instituciones, por qué no. Estaríamos hablando de una orquesta de centros públicos y formada por alumnos, con lo cual sería con gente que va a estar limitada en el tiempo y que están alejados “.

 

Obviamente, llevarlo a cabo sería complicado, teniendo en cuenta la distancia entre sí de las ciudades, pero la idea está, solo habría que hilvanarlo todo...: “Organizar esto es complicado, va a ser muy difícil, pero la idea y el germen están ahí. A ver si podemos llevarlo adelante y que eso vaya creando cantera en Antequera. En el futuro y aunque yo eso ya no lo vaya a ver, ¿por qué no va a tener Antequera una orquesta sinfónica importante? El objetivo me parece muy potente y apostaré por esa línea”.


“No disponemos de un auditorio propio”

Antes de finalizar la entrevista, nos hacemos eco de una queja ya “enquistada” en el corazón del Conservatorio: la infraestructura: “Tenemos el Teatro Torcal, pero hay que solicitarlo. Nosotros tenemos un centro en la Casa de la Cultura del cual estamos muy agradecidos, pero no disponemos de un auditorio o de un salón de actos propio. Si queremos invitar a todos los padres y a gran parte de los alumnos, no caben. Debería existir un edificio que permitiese a los antequeranos sentarse en una cómoda butaca y escuchar un concierto”.

 

El Conservatorio “no puede decidir hacer un auditorio, pero sí vamos a trabajar en esa línea, hablando con unos y otros, a ver de qué manera nosotros pudiéramos disponer mientras hacen un auditorio en condiciones en la ciudad, de algún espacio que nos permita regalar a la ciudad el trabajo que se hace”. Un esfuerzo constante del que Antequera siempre estará agradecida y que cuenta ahora con un amante de la música, que volcará en nuestra ciudad todo lo que sabe.

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 16 de octubre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).