Con el punto de urgencias iniciado y el primitivo ambulatorio y el parque de bomberos, encarrilado, ha llegado la hora de pensar en el futuro. Las reales necesidades de Antequera y lo que el mañana nos traerá.