La céntrica Alameda de Andalucía se teje en estas fechas tan especiales en el calendario con el frío invernal, el paisaje navideño y se transitan entre el humo y el olor de su puesto de castañas y con ello   los recuerdos infantiles: niños con las yemas de los dedos tiznados y las palmas de las manos calientes, entre las que sostienen un cartucho con castañas asadas.

En Antequera, como cada año se pueden disfrutar de ellas en el puesto ubicado en Alameda de Andalucía, un negocio familiar de temporada y un oficio tradicional, que hay que cuidar y no perder.

Con el propietario de este puesto, Juan José Piñero Guitérrez, hablamos de esta tradición que tanto gusta en estas fechas tan especiales: “Trabajando con las castañas llevo desde los 16 años y tengo 46. Mi padre Manuel Piñero era castañero y estuvo durante muchos años, más de 30, vendiendo en la Alameda, y yo ye llevo unos cuantos años aquí”.

“En estas fechas a la gente le apetece castañas sobre todo por el frío, la Navidad, el ambiente que se crea y la verdad es que gusta... Es una pena que se pierdan estas cosas”, añade.

La castaña también sufre la pandemia del Covid-19

La pandemia del coronavirus se cuela por todos lados porque pese a haber venta, no es la de otras temporadas: “La pandemia me ha afectado y me ha hecho mucho daño porque prácticamente el montaje del puesto me ha venido dos meses tarde porque tenía que haber montado a finales de septiembre o primeros de octubre que es cuando empieza la castaña de Ronda y hemos entrado el 16 de noviembre”. 

El autoconfinamiento de parte de la población y el miedo a las aglomeraciones ha provocado una caída en las ventas en muchos sectores, pero en el caso de Juan José: “Yo voy a llorar con un ojo porque los días que llevo se me está dando muy bien. Ha llegado tarde, pero la gente se está volcando con nosotros hasta ahora”.

Frente a este cúmulo de dificultades, la tradición se posiciona como elemento clave en las ventas, aunque como el propio Piñero reconoce que “se respira un ambiente totalmente distinto, la alegría de otros años no la estamos teniendo. Sí que es verdad que en el rato que está la gente en la calle tienen ganas, pero por otra parte se vienen atrás por todo lo que está pasando”.

El mal tiempo de estos días en Antequera tampoco ha acompañado, ni se erige como el mejor aliado. “Siempre una tarde buena de sol es ideal para el paseo y no es lo mismo que cuando está lloviendo que eso hace echar a la gente para atrás, pero que no hay mal que por bien no venga porque el agua es necesaria para todos. A nosotros aquí en el puesto no nos viene tan mal que llueva algunos días”, señala Juan José Piñero.

Las mejores castañas, las nacionales

Unas ricas castañas que Juan José trae directamente de Ronda: “Las primeras castañas que salen son de Ronda, pero conforme va avanzando la temporada la tenemos que traer de Extremadura. Ahora, las que yo estoy son gallegas , aunque llegará un momento, aunque todavía falta, en el que tengamos que trabajar con la castaña turca, ya que poco a poco va desapareciendo. Pero por ahora seguimos trabajando con castaña nacional”, explica Piñero.

El puesto de castañas de Alameda de Andalucía continúan siendo un reclamo para los antequeranos y especialmente para los niños que en estas fechas son los que disfrutan más de todo.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 12 de diciembre de 2020. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).