Francisco Puche Vergara, antequerano que se convirtió en referencia cultural para la ciudad de Málaga y toda la provincia, fallecía el pasado 16 de julio dejando un gran legado en el que destaca la creación de la conocida Librería Proteo, en las últimas semanas tristemente célebre por el incendio que arrasaba más de 50.000 obras literarias en su sede de la céntrica Plaza del Teatro de la capital.

 

Nacido en nuestra ciudad en 1940, estudió Económicas y el 1969 fundaba la Librería Infantil Prometeo. En realidad, según han recordado muchos de los que le conocieron, no era más que un escaparate para poder hacer llegar a los lectores esos libros prohibidos en los últimos años del franquismo.

Tras esas obras para niños se ingenió un sistema para esquivar la censura y acercar esos libros clandestinos. Su ingenio le permitió no tener graves problemas con la autoridad.

Ya en 1975, con la muerte de Franco, el establecimiento pasaba a llamarse Proteo, creando con posterioridad su propio sello editorial, Ediciones del Genal, con el que ha publicado un importante número de obras de carácter local, provincial y regional.

El orgullo y el amor por la cultura por la que luchó

“Sentimos mucho tener que comunicar que nuestro fundador, Paco Puche, ha fallecido”, manifestaba desde la Librería, hoy en un local provisional de la cercana calle Álamos hasta que su local resurja de sus cenizas, a través de su actual director Jesús Otaola.

“Hoy, nuestros libros lloran y la gran historia que tenemos como libreros está huérfana”, señalaba para destacar que “a él le debemos ser lo que somos, el orgullo y el amor por la cultura por la que tanto hemos luchado y lucharemos”.

“Las llamas no han podido pararnos y su recuerdo nos acompañará siempre” concluía un emocionado Otaola.

No han sido pocos los intelectuales que se han unido al reconocimiento a Puche Vergara, a través de las páginas de medios nacionales en lo que han destacado una trayectoria de compromiso político y cultural.

Desde la vida política también ha habido voces que se han significado por ponderar su labor, caso del ministro de Consumo Alberto Garzón: “Fue una persona comprometida socialmente, ecologista convencido y siempre dispuesto a ayudar a los movimientos sociales. Le echaremos de menos. Seguiremos leyendo y estudiando como siempre nos pidió”, indicaba en su perfil de redes sociales.

Premio Nacional a la Mejor Librería Cultural

Creador de proyectos culturales, agitador de movimientos sociales y defensor de la naturaleza, son algunos de los calificativos que se le han dado tras su defunción; resaltando su papel fundamental para la creación de la Feria del Libro de Málaga.

Pero no solo los reconocimientos le han llegado tras su muerte. Francisco Puche Vergara recibió múltiples reconocimientos tanto por su propia obra literaria, sintetizada en ‘Un librero en apuros’ (2004), como por su trayectoria vital y profesional.

En 1998, Puche recibió el premio de Librero del año por la Federación de Gremios de Editores de España, y en 2017 la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (institución que él mismo había impulsado más de cuarenta años antes) le otorgó el Premio Nacional a la mejor Librería Cultural de todo el país.

Su compromiso con el patrimonio también quedaba patente cuando, durante las obras de su local en Puerta de Buenaventura, aparecían restos de la antigua muralla nazarí de Málaga, que fueron integrados en el interior del establecimiento. Esta actuación también le hizo recibir diversos premios de carácter arquitectónico.

Ahora, la muerte de Puche llega con un momento crítico para la librería que fundó. Recuperándose de las heridas de un incendio que se llevó por delante miles de libros, pero que no pudo acabar con el espíritu que contagió a su equipo de trabajo para seguir trabajando por la cultura. En su honor, el Teatro Cervantes acoge este 28 de julio el espectáculo solidario ‘Todos con Proteo’.

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 24 de julio de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).