Escribir sobre la historia del Festival de Blues de Antequera no es tarea fácil, sobre todo, cuando lo conoces bien y los años te han permitido ir conociéndolo de primera mano para luego verterlo en estas páginas. Nos es sencillo, créanme. Pero si para ello cuentas con Antonio Blanco y Antonio Navarro “Navi”, almas del mismo, sus creadores y fundadores de la gran fábrica de sonido que es Cambayá Records, todo va sobre la marcha.

Ellos nos cuentan la evolución de los treinta y dos años de este acontecimiento musical de Antequera que se ha mantenido firme y que es todo un referente en nuestro país, donde hemos tenido la suerte de dejar una huella para lo que vendrá.

No es poca posa el Antequera Blues Festival, o el Festival de Blues de Antequera, como quieran llamarle. Y no lo es porque se ha mantenido firme contra viento y marea, en épocas crudas y complicadas, con cambios en su camino que no lo han terminado afectando. Para muestra de ello, la llegada del coronavirus.

El 2020 iba a ser el año de los treinta años del Festival. Un libro por medio escrito por Antonio Navarro, contaba sus dimes y diretes en el mundo de la música y de este Festival, pero llegó la pandemia y cuando parecía que no iba a ser posible estar, lo estuvo. 

Se apoyó por parte del Ayuntamiento de Antequera el celebrarlo, con variantes: espacios reducidos y aforos limitados. Pero a cambio, varios espectáculos en patios de edificios como el Ayuntamiento, Museo, San Juan de Dios y la Biblioteca. El año pasado, pasó por el Patio de Caballos, poco a poco se iban cambiando las tornas, y aunque no era igual, el Festival seguía cogiendo pulso, a pesar de no haber desfallecido nunca.

Ahora, tras estos dos años viviéndolo de una forma diferente, Blanco y “Navi”, nos hablan de lo que esperan al regresar a Santa María, el mejor espacio elegido para este espectáculo musical. “Volver significa que estamos volviendo otra vez a la normalidad, es volver a donde la gente le gusta verlo”. Navi nos señala que fue especial en ese trigésimo aniversario a pesar de todo “al fin y al cabo te adaptas a las circunstancias en cada momento. Bastante que pudimos hacerlo”.

Fue esencial en ese julio de 2020 apostar por el Festival por lo que supuso para muchos músicos a los que la pandemia los dejó prácticamente sin nada: “Fue bonito, porque la gente que trajimos, como hemos procurado siempre, es gente que se dedica a la música y les hace falta el trabajo. Se alegraron mucho y nos unió bastante a los grupos”.

En este sentido, nos hablan de la evolución, en el caso de ellos, en la producción musical. “Hemos grabado más de cuatro discos en este tiempo, dentro de lo que cabe, ha sido una experiencia bonita”, nos afirma Antonio Blanco.

Sobre cómo ha podido afectar el covid a la celebración de festivales, nos detalla Navi que “hay algunos festivales de blues que se han perdido, porque no estaban todavía muy consolidados, les va a costar trabajo salir. Pero de todas maneras, este año ya hemos visto unos cuantos festivales que han salido”; y lo que añade Blanco “además se ha creado el circuito de Festivales de Blues bastante interesante”. Con esto, es si cabe más importante que Antequera haya seguido apostando por el mismo: “Muchos ayuntamientos decidieron usar ese dinero en otras cosas, pero dejaron a muchos músicos que vivían de eso sin nada. Y ha sido importante que se siguiera apostando por eso”, en referencia al apoyo municipal, nos explica Navi.

El Festival además, llega ahora en un momento en el que se consume mucha más música, todo derivado de la pandemia: “Han salido nuevas formas de comunicar la música, se escucha más música y también, hay muchos más conciertos”. Antonio Blanco hace hincapié en eso y en la propia idiosincrasia del Festival: “Nosotros cuando empezamos seguramente la Plaza de Toros estaría llena, pero a mí me gusta estar en festivales como el nuestro que le gusta a la gente por eso, porque se sientan y están tranquilos escuchando música. También, llegó un momento en el que el éxito estuvo a punto de ahogarnos porque se puso la Plaza que no se cabía, y tampoco queríamos eso”.

Lo que encontraremos en esta edición

En la presentación de esta edición, Navi hizo referencia a todas las vertientes del blues que se van a tocar este año, nos las analiza en profundidad. “Son subgéneros del blues, desde el blues más eléctrico, Chicago muy mezclado con el rhythm and blues inglés; hasta lo más clásico como César Crespo; o prácticamente, mezclas con un poco de soul o funky y de rock, como La Blues Band de Granada. Son grupos muy variados, no se parecen ningún grupo a otro”.

Existe una conexión intrínseca entre los artistas que nos visitarán y la propia historia de nuestro festival, algo que les reconforta con el paso del tiempo. “El Oso de Benalúa, llegó diciendo que escuchaba nuestros discos en la Biblioteca en Granada, y ahora viene a tocar”, a lo que suma Navi, que “precisamente viene a tocar con uno de los artistas de los discos que él escuchaba allí. Cuando lo miras, dices, misión cumplida, la cosa ha llevado su camino, no ha parado, siguen evolucionando, siguen saliendo grupos de bandas de blues de gente joven que se fijan en las cosas antiguas, y las cosas antiguas en España, las hacíamos nosotros, y las modernas, también. Hay un camino recorrido que se nota”.

Blanco asegura que seguirán con él “siempre que tengamos la colaboración del Ayuntamiento y confíen en nosotros. Llegará el momento en el que nos cansaremos, pero estaremos siempre ahí, ayudando al que lo vaya a organizar”.

Preparar un cartel para cada año

Al principio, nos explican que ellos lo organizaban todo, ahora por suerte, hay empresas que les ayudan y se ocupan más de la producción musical. En lo que se fijan para elaborar cada año el cartel de artistas y que no repitan, es en “la filosofía que tenemos de músicos que están dentro del mundo del blues, que si no viven del todo de eso, están metidos en la profesión. Estamos dentro de un grupo en España y de fuera, que nos conocemos todos, sabemos la banda con la que viene cada uno, sabemos cómo suena y sabemos si va a tener futuro o no”, sostiene Antonio Blanco. Un ejemplo de la calidad musical que se tiene y los músicos que nos han visitado es Malcolm Scarpa, que fallecía hace unos días.Navi nos habla de él: “Vino a grabar con nosotros a principios de los noventa, 1991. Ha sido de los pocos reconocidos dentro del blues y fuera de él, un músico increíble. Grabó con nosotros (el disco “Doin’ Our Kind”) y estuvo en el Festival junto a Ñaco Goñi. Ha sido respetado por todos los músicos de España”, e insiste “de los discos de blues que he grabado, es de los que más me gustan”. Con su ejemplo muestran el estilo y la forma de entenderlo.

 

El futuro y lo que viene por delante en Antequera

Además de productores musicales, ellos son también músicos, aunque ahora afirman que han dejado de tocar, “hemos estado centrados en la empresa, la pandemia nos ha servido para repasar todo lo que hemos hecho”, ahora toca pensar en eso.

Eso que han hecho, es mucho, unos 360 discos publicados y miles de grabaciones en sus estudios. Con ese panorama, los jóvenes que ahora están labrándose un camino en la música en Antequera, beben de estos pasos dados.

Mientras mantenemos esta conversación, de fondo en la Plaza de Toros se escucha los preparativos de las actuaciones en directo de los martes por la noche del colectivo Mollete Kolektiv. Antonio Blanco nos manifiesta: “La verdad es que esa iniciativa me encanta. Es algo bueno porque hay alrededor un movimiento con ellos que nos recuerda a nuestro momento que estaban a nuestro lado, Jesús Martínez Labrador, Ramón del Pino, Francisco Torres...”.

Navi nos narra la anécdota de hace unos días cuando un chico le dijo que es músico y habían organizado el festival “Salga el Rock por Antequera” (que se celebra el jueves 28 de julio en la Casa de la Juventud) y que se acordaba del Maparock, que querían recuperar algo parecido, “todo eso me lo dijo sin saber que nosotros lo organizábamos”. 

Y Antonio Blanco apostilla: “Nos encanta que podamos ser referencia para alguna gente. Y los apoyamos y lo haremos en lo que podamos”. Y dicho esto, se marcharon con dirección a la Plaza de Toros. Como se suele decir, se fueron con la música a otra parte. Son Antonio Blanco y Navi, los “primos”, el alma del blues...

 

Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 23 de julio de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).