Existe una destacada relación del poeta José Antonio Muñoz Rojas por la preservación del patrimonio de Antequera a muchos niveles y, precisamente eso, es lo que el fotógrafo Raúl Pérez García (Antequera, 6 de enero de 1979) ha querido plasmar en su intervención en el Museo de Los Dólmenes, allanando esa simbiosis del escritor con los monumentos megalíticos y estableciendo el interés propio del artista por el patrimonio artístico y cultural, vinculándolo además al libro “Las cosas del campo”.
 
De ahí nace la muestra temporal “Las cosas del campo. La energía artística del misterio del paisaje” –comisariada por Félix Jiménez Zurita– que cuenta con diferentes elementos relacionados con el escritor y poeta y, entre ellas, las fotografías de Raúl Pérez, con quien hablamos esta semana. Un proyecto que se fundamenta “en el libro ‘Las cosas del campo’.
 
A partir de ahí, "tenía que interpretar tanto la visión del campo de Muñoz Rojas como la importancia de la agricultura, la estacionalidad del año (porque el libro habla de las cuatro estaciones), el paisaje, el detalle de las cosas...”, nos cuenta. A nivel personal, “era un reto porque yo no soy un fotógrafo paisajista. He intentado hacer paisajes con una cierta peculiaridad: en este tipo de fotos se busca que sean muy llamativas y exóticas, pero yo he intentado hacer una analogía con el lenguaje de ‘Las cosas del libro’, que es un lenguaje sencillo, llano, sin artefactos, sin cosas forzadas que distraen. Todos mis paisajes tienen que ver con la intervención humana, de esta manera también establecíamos una relación entre Muñoz Rojas y los Dólmenes. El cien por cien de estos paisajes están alterados por el ser humano, no es la naturaleza en su esplendor, sino la naturaleza alterada por el ser humano”.
 
La exposición se divide en dos bloques, ubicados de dos maneras: “En un mural muy grande, que es la parte principal, y abajo hay unos tótems con 16 fotos de las cuatro estaciones. En el mural grande me centro más en la parte creativa, es más conceptual. Ahí aparecen imágenes de paisajes alterados por el ser humano como constructor de paisajes: el campo arado, un camino, una hilera de cipreses, un cultivo de olivos...”, detalla Raúl Pérez.
 
Unas instantáneas compuestas únicamente por paisajes, pero en todas la mano del hombre ha sido fundamental para crear ese paisaje a modo de constructor. “Hay fotos que anuncian la primavera, otras que se ve claramente que es en otoño, los campos en barbecho, la diferencia entre un campo de olivos lleno de polen o cargados de aceitunas… Son épocas del año diferentes y que se han reflejado todas”, explica el autor. Mientras abajo “hemos tratado más la estacionalidad, arriba era más una especie de mural procurando un horizonte frontal arriba, que las de abajo no tuvieran cielo… La idea era hacer un mural que estableciese esa relación directa entre el campo, los que alteran el campo como constructores y darle sentido al leitmotiv de ‘Las cosas del campo’ y la relación que tiene Muñoz Rojas con el tema del patrimonio”.
 
“Para mí es un orgullo”
Estar presente con obras fotográficas de gran nivel en el inicio de un museo tan esperado, es “para mí un orgullo muy grande que hayan querido contar conmigo. Eso significa que hay gente que confía en mi trabajo. Por una parte está el comisario Félix Jiménez y por otra el director de los Dólmenes, Bartolomé Ruiz, que han hecho posible que cuando se ha inaugurado este tan esperado museo, mi exposición fuese una de las protagonistas. Lo vivo intensamente por mi relación con Los Dólmenes, estuve en Turquía cuando los nombraron Patrimonio Mundial y siempre que he querido hacer fotos allí he tenido siempre apoyo”.
 
Así mismo, considera satisfechos los objetivos, “porque creo que he conseguido establecer esa relación entre el paisaje, la construcción, el ser humano y la poesía sencilla”. Finalmente, le preguntamos por esa foto preferida de todas las que expone. Aunque son varias, se queda con “la panorámica gigante que está en la parte superior de la pared. Es una línea de olivos en un campo recién segado”, finaliza. Una aventura fotográfica que reivindica lo sencillo y lo fácil, sin caer en la artificialidad que otros buscan.
 
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 23 de abril de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).