Un año después, se sigue en pandemia, pero se puede salir a la calle y los templos están abiertos. La Real Hermandad que preside Gabriel Robledo López buscó la mejor opción para poder “bajar” al Señor para que el pueblo pueda rendirle su devoción.

 

Se optó en “bajarlo” a puerta cerrada para evitar aglomeraciones y se hizo a las 12,30 horas del mediodía del mismo sábado. Allí estaban los directivos y devotos reseñados en la fotografía de estas páginas que marca la historia de la devoción: con mascarilla y a sus pies.

Fue como en los primeros tiempos: en silencio y en solitario, se abría el ventanal de la capilla con las escaleras preparadas para bajarlo, donde José Ignacio Moreno Luque se agarró al pie de la cruz, recordando a los que se fueron este año, entre ellos su esposa, camarera que fue del Señor, doña Carmen Navarro.

Al dejar la capilla fue trasladado a hombros por Enrique Toro Montero, José Antonio Reina Mayorga, Francisco Padilla Burgos (que sin deccirlo, sabemos que fue como sentir de nuevo a su querida Conchita) y David Toro Gil. Al llegar a la puerta principal, le colocaron un pedestal para que estuviera frente a la puerta principal, con el objetivo de recibir a los devotos.

Al terminar el traslado, padrenuestro rezado por le hermano mayor Gabriel Robledo. Momento en el que se terminó de preparar el recorrido para la tarde en el que se dispuso que la gente pudiera entrar por la puerta principal, rezar antes sus pies y salir por la puerta lateral; o bien ocupar el aforo habilitado en los bancos para estar en el traslado y la celebración de la primera Eucaristía.

 

 

A las 18,30 horas se abrieron las puertas

Tras la lluvia, quedó el día nublado. A las 18,30 horas en punto, como si fuera el día de la procesión, se abrieron las puertas principales de San Juan. Protección Civil comenzó su dispositivo de tomar temperatura y ofrecer gel hidroalcohólico, así como de controlar la aforo.

Los devotos no se esperaban que tras el contraluz de la puerta de la plaza recuperada, encontrarse al Señor, pudiendo admirarle, rezarle, pedirle, agradecerle y verlo como nunca lo habían podido hacer. Quienes abogaban por sentarse, al mirar atrás, veían al Señor en el centro del vano de la puerta, en una estampa a recordar en el año de la aún pandemia.

Llegó las 19,30 horas, y el párroco Tomás Pérez Juncosa realizó una oración inicial, incensando la imagen antes de empezar el traslado, bajando al Señor del soporte que se dispuso y mirando a la calle. A los que lo trasladaron por la mañana se sumaron José Antonio Rodríguez Perdiguero y Juan Jurado Torralbo. Sin palabras cuando desde sus bancos, intentaban devotos rozar su cruz al paso por la nave central.

Al llegar al Altar Mayor, se colocó para ser elevado en el sistema hidráulico bajo su dosel, ante la ovación y vítores de los devotos, que llenaron el aforo permitido.

Se preparó la mesa de altar y el Párroco celebró la primera misa de sus cultos. Unas novenas, que este año seguro que serán promovidas en el Cielo por Carmen Robledo Borrego, la que ha sido la cofrade más antigua aquí en la tierra. 

El traslado y la misa fueron emitidos en directo por El Sol de Antequera que también compartió en diferido el traslado a puerta cerrada por su canal de YouTube.

 

Las novenas en San Juan

El sábado 1 comenzará la primera de las novenas el gremio de Labradores y Horticultores, seguirán: Sociedad Excursionista  Antequerana, Hermandad del Santísimo Cristo de la Salud y de las Aguas, Hermandades de Gloria de Antequera, Cáritas Arciprestal de Antequera, Enseñanza: Profesores y Alumnos, Hortelanos y Ganaderos, Abogados, Procuradores y Graduados Sociales y cerrarán  Medios Informativos y Artes Gráficas.

La segunda novena comenzará el lunes 10 con la Comunidad Propietarios Polígono y Asociación del Comercio, siguiendo: Barrio de San Juan, Asociaciones de Vecinos de Antequera, Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Antequera, Peña Los Cabales, Unicaja, Profesionales de la Sanidad, La Familia  y cerrará elAyuntamiento de Antequera.

El templo se abrirá a las 8 de la mañana y se mantendrá abierto hasta las 21 horas. El Santísimo se expondrá a las 17 horas y a las 19, Rosario, Novena y Reserva para concluir a las 19,30 horas con la celebración de la Eucaristía.

 

Sin procesión el sábado 22 de mayo

Como marcan las actuales recomendaciones sanitarias y reglamentaciones estatales y diocesanas, no se puede organizar su procesión que hubiera sido el sábado 22 de mayo por la tarde.

Sí habrá misa el domingo 23 de mayo a las 12 horas en San Juan. Y para terminar, misa de Mayores y Enfermos, el miércoles 26 de mayo a las 18 horas como fin de los cultos previstos en este 2021.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el viernes 30 de abril de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).