Sin que haya llegado aún ese día, los cofrades de Antequera ya sienten que será un Pregón de corazón y con pasión. Manuel García de la Vega (Antequera, 31 de agosto de 1976), felizmente casado y con dos hijos, de 6 y 3 años, vive ya el sueño que es pregonar la Semana Santa de tu tierra.

Así lo propuso la presidenta de la Agrupación de Cofradías, Trinidad Calvo, en la reunión de este martes 17 de septiembre y unánimemente lo respaldaron todos los presentes. Estudió en el Colegio Público León Motta y el Instituto Pedro Espinosa, hasta ser graduado social ejerciente.

Fue coordinador de Cáritas y actualmente es teniente hermano mayor del Rescate, hermano mayor del Corpus, hermanaco del Señor del Rescate, del Nazareno de ‘Arriba’, de la Virgen del Carmen y Santa Eufemia.

Tras hablar con él la misma noche, le realizamos la primera entrevista apenas 24 horas después, en nuestra Redacción, donde le preguntamos cómo se encontraba: “Me siento como un marinero pequeño con un barco muy grande, me siento a los pies de una montaña con la necesidad de devolverle a Antequera el cariño que me ha dado, con necesidad de responder con realidad aquellos lugares ocultos en el fondo de mi corazón, de mi maltrecho corazón y muy abrumado”. 

¿Qué supone pregonar esta semana tan grande para cristianos y cofrades?: “La Semana Santa de Antequera es muy grande y por desgracia no nos damos cuenta de la verdadera dimensión que tiene nuestra Semana Santa y de la falta que hace la Semana Santa, la falta que hace la devoción, la falta que hace tener una cruz a la que agarrarnos, la falta que hace sentirnos que somos hermanos y que no estamos solos y me veo con la necesidad de tirar para delante de este pregón y estoy muy agradecido y muy contento y muy feliz”. 

¿Cómo le propusieron ser pregonero?: “Normalmente se pone al candidato, si hay varios se votan en voto secreto, pero yo no me lo esperaba y me puse colorado como hace tiempo que no me pongo, no sabía cómo reaccionar y me quedé sin palabras. Se estaba hablando del pregonero y Mari Trini dijo: ‘Me voy a ahorrar de hacer la llamada porque la propuesta está en la mesa que es Manolo’ y el resto de compañeros me aplaudieron”. 

Tras la soñada propuesta, ¿qué le pasó por la cabeza, por el corazón...?: “Yo pensé en mis niños. Si lo pensé en la UCI cuando los médicos me dijeron que mi vida corría peligro, si lo pienso en lo malo, lo pienso en lo bueno. Pensé en mi Manuel y en mi Miguel y en Paqui, Paqui sabe y ella dice que yo he nacido para pregonar, que he nacido para querer, entonces cuando me lo dijeron me acordé de ellos y eso fue lo primero que se me vino a la cabeza”. 

Algo que... ¿esperaba o había deseado?: “Con el corazón en la mano, me veía... indigno porque yo no estaba a la altura de pregonar Antequera y me sigo viendo así, aunque los que me queréis, me decís que sí, sí puedo garantizarle que voy a darlo todo, que no me voy a quedar nada y que pienso poner toda la carne en el asador, pero me sigo viendo como un marinero pequeño con un barco muy grande”. 

 
 
 
 

Una reacción en cadena tras conocerse su nombramiento

Nada más difundirse la noticia, solo en el facebook de “El Sol”, más de 5.000 visualizaciones en las primeras 24 horas. “Estoy abrumado, recibí más de 1.000 mensajes, me quedé sin móvil y a los compañeros de la Agrupación le decía que me prestaran cargador porque me quedé sin batería. Ya me pasó cuando salí del Hospital cuando tuve el infarto de que gracias a Dios me estoy recuperando bien, ya me pasó porque justamente me dieron el alta el viernes antes al Corpus Christi. Yo no podía estar porque anímicamente no me veía capacitado y el médico me aconsejó reposo y gracias a El Sol de Antequera pude estar porque pude participar de la Eucaristía como lo hacen los enfermos, eso te transforma, querer estar y no poder, te transforma y yo me di cuenta que la gente me quería porque de verdad yo a mi gente los quiero y me di cuenta de cuánta gente se preocupaba y me quería y lo mismo me pasó en la noche del martes 17, me quedé muy abrumado de cuanta gente me llamaba, me mandaba WhatsApp, las redes sociales hacían comentarios...”.

¿Qué le dijo su mujer?: “Paqui es una persona muy especial y la gente que la conoce sabe que no miento. Me mandó un WhatsApp y me dice: ‘Enhorabuena, porque tu vocación es ser pregonero, has nacido para ser pregonero y tú tienes que ser pregonero y me alegro’. Yo me derrito con ella. Mi hijo Manuel Pablo me mandó otro mensaje desde el móvil de la madre y me dijo: ‘¡Enhorabuena, papá, tú mereces ser pregonero!’. Manuel Pablo, a pesar de tener 6 años, tiene la cabeza cofrade perfectamente amueblada, como todos los cofrades”.

Por cierto, en unos meses en los que el mundo cofrade cuestiona la formación de los cofrades... otro pregonero de Antequera que ha pasado por la Escuela de Teología: “La formación es muy importante, yo no puedo hablar de lo que no sé, yo puedo divagar de lo que no sé, y yo no puedo dar de lo que no tengo o bien recibes o lo que das está vacío y yo estoy muy agradecido a la escuela de agentes de pastoral, muy agradecido a María Ramos, Agustín Puche, a los profesores... A mis compañeros con los que nos seguimos viendo y tengo una relación afectiva, yo he aprendido mucho, no es lo mismo conocer que suponer y yo siempre lo he aconsejado que quien quiera, pueda y tenga la disponibilidad que haga la escuela de agentes, te dan una visión especial a lo que después celebramos en el sacramento de la Eucaristía”.

Intuimos que será un Pregón de procesiones, pero también de las celebraciones de la Semana Santa: “Hay un personaje cofrade que es mi gran amigo Antonio Rico que dice que le gusta más el culto que la procesión y no es que le guste más porque no se pierde ninguna, pero sí es verdad que la devoción o la religiosidad popular a las distintas imágenes que tenemos en Antequera, esa fuerza de fe que tienen no es solo por una procesión, esa fuerza de fe es del día a día”. 

 

 

Sabemos que aún es pronto, pero... ¿cómo quiere que sea su pregón?: “Va a ser un pregón de infarto, como me decía el padre Antonio Fernández. Yo voy a vaciarme, yo voy a hacerlo lo mejor que sé y puedo y me quedo satisfecho y mirar atrás y puedo decir: ‘Di todo lo que tenía y yo voy a intentar dar todo lo que tengo’”.

Le vemos muy motivado para ser pregonero: “Yo digo que tengo la suerte de que me dio un infarto en Antequera, tengo suerte de que me diera en la UCI de Antequera, yo he tenido la suerte de que me traten en el Hospital de Antequera. Si yo viviera en Mozambique no estaría aquí, si yo viviera en Madagascar no estaría aquí y Dios quiere que esté aquí, ante una situación tan traumática como puede ser un infarto o un cáncer, o la pérdida de alguien hay dos cuestiones: o potencias la fe y creces hacia delante y hacia arriba o caes en una depresión. Gracias a Dios yo en los tres días que estuve en la UCI, he madurado 10 años y a mí me gustaría compartirlo con todo el mundo, si Dios me lo ha regalado es para darlo, no para quedármelo”. 

Y, ¿qué es la Semana Santa?: “La realidad de nuestra fe, es el paso de la muerte a la vida, es la instauración de la Eucaristía, es el lavatorio de los pies, es el servicio hacia los pobres y hasta que no nos demos cuenta de que eso es la Semana Santa y lo es, pero si el gran problema es que lo es y la sociedad quiere taparlo... Pero que hay cofradías que el 20 por ciento de su patrimonio lo dedican a la labor social, hay cofradías que han revitalizado Cáritas parroquiales que no existían, hay cofradías que están apoyando a los reclusos, a los emigrantes... y eso no se ve, porque lo que hace tu mano derecha no lo hace tu mano izquierda, cuando seamos capaces de darnos cuenta de eso... entonces será la Semana Santa el paso de la muerte a la vida”.

Terminamos con sus palabras, porque estamos seguros que será un Pregón donde nos cuente más que procesiones: “Si no, no sería yo pregonero. No por ser el servidor del Corpus Christi, porque si no nos damos cuenta de que Dios es el misterio eucarístico, no estamos haciendo nada. Por supuesto que la Eucaristía tiene que empezar, terminar o ser el culmen de mi pregón”. Preparen sus corazones para un Pregón que derrochará amor por y para Antequera.

Más información, edición impresa sábado 21 de septiembre de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).