El artista antequerano Eloy García Pérez, afincado en Málaga, ha pintado los 14 lienzos de los 14 estandartes que forman parte del Vía Crucis de la Cofradía del Traslado de Málaga, que fueron presentados este sábado 13 de febrero en la capital.

Con frecuencia nos referimos a antequeranos que enriquecen el patrimonio artístico cofrade de la capital. Desde que Paco Palma, padre e hijo, hicieran varias imágenes procesionales, pintores como Eloy García o Antonio Montiel, complementan su actividad general con obras específicas para las diversas cofradías malagueñas.

En esta ocasión, Antequera volvió a ser noticia en Málaga, de la mano de uno de sus más afamados pintores, Eloy García, especializado en temas religioso-cofrades que, presentaba en el Salón de Actos de la Diputación una soberbia colección de catorce cuadros, correspondientes a un "Vía Crucis" con destino a la Cofradía del Traslado de nuestra capital. Eloy, que por cierto está realizando varias obras con destino a Antequera, refiriéndose personalmente a su obra, la califica como "un ejemplo de mi pintura sacra, en la que predomina el color y el dramatismo de cada Estación del Vía Crucis".

La presentación corrió a cargo del profesor de la Universidad de Málaga, catedrático Augusto Anzad Anaya, que lo hizo por medio de una pantalla central en el escenario, a cada uno de cuyos lados se encontraban siete cuadros, utilizando dicha pantalla para proyectar un audiovisual sobre la vida y obra de Eloy y, más concretamente, sobre su amplia obra de carácter cofrade, presente en tantas cofradías y hermandades malagueñas, antequeranas y de otros puntos. La presentación fue magistral, en un marco repleto de cofrades, autoridades, familiares e invitados, destacando la intervención musical de la Banda del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, que se lució en diversas interpretaciones.

Tras la brillante exposición, el hermano mayor de la Cofradía del Traslado, Ricardo Delgado Rubia, hizo entrega de un precioso cuadro, con la reproducción de los sagrados titulares de la Hermandad y una placa con expresiva dedicatoria de reconocimiento, agradecimiento y admiración hacia nuestro paisano.