Las cofradías viven un sueño tras la pesadilla de la pandemia. Tras dos años sin poder salir en Semana Santa y las extraordinarias de final del pasado año, ahora viene el regalo de la procesión magna del próximo sábado 10 de septiembre.

Participarán quince imágenes de Gloria y de Pasión con recorridos extraordinarios, llegada conjunta a San Sebastián, cortejo con el cuerpo procesional característico (túnicas de campanillero de lujo y de hermano mayor de insignia de terciopelo bordadas en oro), paso por la cofrade calle Duranes y los de “Abajo” y los de “Arriba” correrán las vegas.

Habrá “encuentros” como el anunciado entre la Virgen del Socorro y el Señor de la Salud y de las Aguas al regresar al Portichuelo. Serán nueve horas y media de procesiones desde las 16,45 horas cuando salga la primera, la Virgen del Carmen y hasta las 2,15 de la madrugada cuando se tiene previsto se encierre la última, la Virgen del Consuelo.

A las 17,30 horas comenzará la unión de la mayoría de los tronos en el entorno de Cristo de los Avisos, desde donde irán juntos hasta San Sebastián (Santa Eufemia, El Carmen, Rosario, Consolación y Esperanza, Mayor Dolor, Dolores, Paz, Socorro, Soledad y Salud y Aguas), uniéndose el resto entre la esquina de San Francisco con Fernández Viagas (Vera Cruz) y la esquina de Duranes con Lucena (María Auxiliadora, Rocío, Piedad y Consuelo).

La mayoría de las cofradías procesionarán sus habituales tronos, palios en su mayoría, con peanas destacadas como la de la Virgen de la Paz, de Antonio del Castillo, datada en 1682, siendo la pieza más antigua que se procesiona en Andalucía, antes incluso que el paso del Gran Poder de Sevilla que es de 1688, según destaca el historiador del Arte Jesús Romero Benítez.Junto a la Paz, Socorro, Soledad y sobre todo Dolores, serán los cuatro palios más buscados.

El resto son nuevas creaciones (Pollinica, Vera Cruz, Piedad, Mayor Dolor y Consuelo), el peculiar del Señor de la Salud y de las Aguas. Entre las Glorias, destacará el templete de plata de la Virgen del Rosario, el Simpecado de la Virgen del Rocío que irá por primera vez en una carreta con mulas, prestada por la hermandad de Osuna para la ocasión. O la recuperación del templete de 1866 de Santa Eufemia, que le donó el Ayuntamiento a mediados del siglo XIX y que se dejó de procesionar en 2007. Éste sacará las parihuelas de madera que no se utilizaban en procesión desde 1991.

 

Las quince bandas

Cada imagen irá precedida de una cruz guía, guión presidencial, devotos con velas, cuerpo de acólitos con dalmáticas y un estandarte. La procesión marchará al ritmo de bandas de música de Málaga, en la que participarán de manera extraordinaria las del Paso y Esperanza, Mena y Zamarrilla con las imágenes del Mayor Dolor, Soledad y Dolores. Todas serán de Málaga, salvo la agrupación musical “La Estrella” de Jaén que lo hará con Santa Eufemia, la “Asociación Musical Hispalense” de Sevilla con el Rosario y la Banda de Otura de Granada con el Socorro.

La mayoría de las cofradías apuestan por las que les acompañan en sus salidas anuales: la Asociación Musical de San Isidro Labrador de Churriana con la Virgen de la Consolación y Esperanza, Vera Cruz de Almogía con la Vera Cruz de los Estudiantes, Asociación Cultural Musical Banda de Música Cruz del Humilladero con la Piedad, Otura con el Socorro y Amantes de la Música de Campillos con la Paz, en cuanto a las advocaciones mariana de Pasión.Y en las de Gloria: La Estrella de Jaén con Santa Eufemia, la Sinfónica de la Trinidad con el Carmen, el Rocío de Málaga con María Auxiliadora, la Escuela de Tamborileros de Málaga con el Rocío y la Asociación Musical Hispalense con la Virgen del Rosario. Mientras que el Rocío contará con la escuela de tambores de Málaga. Y el Señor con la Agrupación de la Santa Vera Cruz, “La Pepa”.

 

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 3 de septiembre de 2022. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).