El Antequera 2010 recibe este sábado 20 de febrero, a partir de las 18,30 horas en el pabellón Fernando Argüelles, a uno de los equipos más regulares de la competición: el Cuenca 2016. El partido se presenta con la obligación de puntuar si tenemos en cuenta el complicado calendario que se le presenta al equipo de Antonio Carlos Ortega en las próximas jornadas. Sin embargo, el entrenador malagueño considera que hay que tenerle mucho respeto al equipo manchego al estar convirtiéndose en "un gran equipo con una defensa agresiva y que están jugando bien en ataque gracias sobre todo a las acciones en la primera línea ofensiva con el cubano Jorge Luis Paván y un viejo conocido como Dawid Nilsson".

El Cuenca 2016 antecede al equipo antequerano en la clasificación en el octavo puesto con tres puntos de ventaja, 16 por 13. En el conjunto antequerano seguirá siendo baja el extremo serbio Rajko Prodanovic, mientras que el pivote Andersson es seria duda por no haber podido entrenar con normalidad al arrastrar un proceso febril.

 

Semana frenética de reuniones a cuatro bandas

La complicada situación económica del club desembocó el martes por la tarde en una reunión entre el alcalde Ricardo Millán, el presidente Juan Carlos Jiménez y el vicepresidente Carlos Sánchez. En dicha reunión "se pondrían las cartas sobre la mesa" para analizar la situación y buscar soluciones ante la presión de los jugadores y los rumores sobre una posible rueda de prensa de la plantilla. Dos días más tarde, este jueves 18, el Alcalde reunió al vicepresidente Carlos Sánchez, al entrenador Antonio Carlos Ortega y a los jugadores Juanan Ramos, Pérez Canca y Jorge Martínez. El objetivo era tranquilizar a jugadores y cuerpo técnico, sobre todo de cara a que no se diera una imagen negativa ni del equipo ni de la ciudad en la antesala de la Copa del Rey. A pesar de que la intención de la plantilla es que no trasciendan más estos hechos, los jugadores salieron de la reunión un poco más tranquilos, viendo el futuro con más optimismo, pero reconociendo la difícil situación.