Los de Lorenzo Ruiz jugaron ante el Atlético Recoletas Valladolid un gran primer tiempo, donde sin centrales (Adri ha dejado el equipo y Aymerich se quedó fuera por molestias), debutó Ángel Pérez que parecía haber jugado toda la vida la frente del equipo. Pero un segundo tiempo donde la ventaja de tres goles del descanso (13-10) se fue aminorando, junto al cansancio de los que llevaron el peso del equipo, llevó a un equipo rival que fue reduciendo las distancias hasta que empató primero a falta de 15 minutos y terminó ganando de dos en un final muy discutido por las decisiones arbitrales, tanto en la grada como en el banquillo local.

Tras unos primeros diez minutos igualados, desde ahí mandaron los locales en el marcador hasta llegar al 13 a 10 del descanso. Al equipo le salía todo. Destacó un Chispi que tiró del carro, con nuevo goles, seis desde los siete metros, algo que dio tranquilidad y tantos que sumar. Un Diego Moyano que sacaba sus manos y sus pies mágicos bajo palos. Un Lucas Grandi que es sin duda el mejor fichaje aportando lanzamientos espectaculares. Un Rafa Baena que se lleva a dos, tres y hasta cuatro adversarios. Y un Simenas que fue una torre en defensa. Y además, debutó en Asobal el juvenil Álex Díaz. No se podía pedir más. 

Los vallisoletanos no pudieron con el juego desplegado por los locales donde Ángel Pérez debutaba y templó el ritmo, pidiendo el balón en todo momento. En tan sólo unos días ha cogido el timón del equipo. Necesita a Aymerich para rotar los partidos y llegar con las ideas claras al final, donde se perdió este sábado el partido.

 

Segundo tiempo: de ganar de 3 a perder de 2

El colchón de tres a cuatro goles se fue reduciendo, aunque Moyano siguió con su recital: lanzamientos exteriores, siete metros y jugadas diseñadas por los de David Pisonero. Chispi seguía enchufándolas una y otra vez, pero se acercaba el equipo contrario. Tanto que en el minuto 45 empataban y se temía lo peor.

Gavidia arengaba una y otra vez a la grada, pero el buen ritmo no se pudo mantener, se notó el físico, las lesiones de Morales y Aymerich, y no contar con los goles de Silva y la contundencia de Gavidia esta vez. Mientras que por parte visitante Robert Martínez y Roki encontraron portería y vino el empate.

En la portería contraria, otro viejo conocido, Yeray Lamariano que tuvo que marcharse lesionado. Últimos diez minutos en los que la grada protestó decisiones arbitrales y donde los visitantes se adelantaron y pese al arreón final del Iberoquinoa, se terminó perdiendo.

Desesperación por un partido que se tenía ganando, pero con la esperanza que si se juega como en la primera mitad, vendrán las buscadas victorias. Ahora a pensar en la visita a la cancha del Huesca, otro equipo de nuestra liga.

  

 

Alineaciones 

Iberoquinoa Antequera 24 (13+11). Moyano (p), Del Castillo (1), Pérez (1), Simenas (2), Gavidia, Chispi (9, 6p), Moreno (2) – siete inicial –. Alarcón (p), Baena (4), Podadera, Silva, Grandi (5), Ortega, Álex y Castro.
Recoletas Valladolid 26 (10+16). Pérez (p), Méndez (4, 1p), Malburg (3), Miguel Martínez (2), Robert Martínez (5), Camino (3), García, M. (2, 1p) – siete inicial – Lamariano (p), García (p), Roki (3, 2p), Pérez (2), Ramos (1), Rosell, Fischer, Casares (1) y Arce. 


Árbitros: Jesús Álvarez y José Carlos Friera, del colegio asturiano. Excluyeron por parte del equipo antequerano a Del Castillo, Chispi, Grandi y Silva y por parte del conjunto pucelano a Fischer, Martínez, M., Martínez, A. y Camino.

Incidencias: Encuentro perteneciente a la octava jornada de la Liga Sacyr Asobal 2021/2022, celebrado en el Pabellón Fernando Argüelles. Debutaron Ángel Pérez y el canterano Álex Díaz.

Parciales cada cinco minutos: 2-0, 2-3, 6-5, 8-7, 10-7, 13-10 -descanso-; 15-12, 17-16, 18-17, 19-20, 22-24, 24-26, final.

 
 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 30 de octubre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).