Representa al cien por cien los ideales de Ortega: entrega, humildad, superación y ser de la tierra. El caso es que Juanan Ramos se ha labrado una trayectoria en el seno del ahora e-gim Balonmano Antequera en el que lleva ocho temporadas. Hablamos con él sobre la situación actual del equipo que afronta este sábado un importante compromiso liguero contra el Torrevieja.

El también capitán del equipo considera que hoy ante el Torrevieja puede haber un punto de inflexión positivo: "Es un partido que lo tenemos marcado en rojo en el calendario; sabíamos que el principio iba a ser duro y ahora es cuando nos toca sacar los partidos hacia delante porque ya no hay lugar para nervios, ni probaturas. La presión desde fuera no nos debe influir más allá de lo necesario; está bien que todos nos pongamos nuestra presión particular porque si no no podríamos ganar. La situación actual no es plato de buen gusto, pero sabíamos que podía pasar y tenemos que afrontarlo como viene".

Afirma que tiene la sensación de que el equipo va a más: "Siempre hemos tenido una buena defensa, lo que pasa es que hemos tenido bajas importantes y todavía falta gente que se acople algo más buscando esa agresividad que siempre nos ha caracterizado".

Sobre su situación personal en el equipo, Juanan Ramos es el más veterano de la plantilla al cumplir ahora su octava temporada en el club, siendo testigo privilegiado del auge y desarrollo del mismo: "Si me lo hubieran dicho cuando llegué, no lo hubiera podido imaginar. Pero aquí sigo, estoy muy satisfecho y orgulloso de que la gente me apoye y como siempre trabajaré y aportaré al equipo lo que pueda".