Victoria aplastante del Cuatro Rayas Valladolid al e-gim Balonmano Antequera en la disputa de la cuarta jornada de Liga Asobal de esta temporada, donde los de Pastor sabiamente se han impuesto por 20 a 33 a los verdes.

 

 Lo de sabiamente lo decimos porque en los primeros minutos del encuentro los de Ortega estaban cómodos en el encuentro tanto que se pusieron por delante en estos minutos del partido, que fue a la postre, un espejismo puesto que no hubo más. Pastor hizo salir la artillería tanto en los lanzamientos como en defensa, cubriendo sabiamente a los nuestros, especialmente a Rafa Baena, sabedor de lo importante que es para el Antequera. De esta manera se marchaban al descanso con la ventaja de unos tantos que ya fueron infranqueables para los de Ortega, 7 a 13.

La segunda parte comenzaba como la primera, Pastor llegaba con la lección aprendida, no sabemos si tantas horas de viaje tras jugar en Bielorrusia le han servido para estudiar al equipo contrario, la cuestión es que no había manera de pararlos. La portería que había funcionado en algunos instantes con Martínez y Lamariano, no lograba detener los goles. Nuestra defensa debaja colarse a los vallisoletanos por todos lados, marcaban ya fuera desde los nueve metros, como desde el exterior o el pivote. Y en el ataque se presentaba nuestra principal carencia, necesitamos un lanzador exterior de altura porque el Valladolid nos tapaba por todos lados. Al final, intentos de no hacer tan grande la diferencia con un Chispi que ha sido el mejor del Antequera. Un partido para olvidar, pero que debe servir al Antequera para aprender de los errores.