El e-gim BM. Antequera ha ofrecido otra imagen en la final de consolación del Torneo San Julián de Cuenca, en la que ha vencido por 35 a 27 al Obearagón BM. Huesca (17-14 descanso). Con los porteros más entonados, el contragolpe funcionando como el técnico desea, los antequeranos han sido superiores al conjunto oscense, que aún así nunca le ha perdido la cara al partido, salvo quizás cuando el encuentro estaba decidido y han bajado un poco los brazos.

Brillante la actuación de Chispi, que ha anotado los siete primeros goles del equipo, sobre un total de diez en su cuenta particular, así como el trabajo de Luisfe y Bakic, este último de más a menos. El pivote del segundo equipo José Antonio Jiménez ha sido otro de los hombres destacados del encuentro. Pese a su juventud, el joven antequerano ha anotado cinco goles. La defensa, eso sí, necesita más horas de entrenamiento y el juego ofensivo ha funcionado a rachas, como suele ocurrir durante los períodos de ensayos.

El equipo tiene trabajo voluntario de pesas este lunes 30 en el pabellón Fernando Argüelles, volviendo a ejercitarse en doble sesión al día siguiente.