Aventura Solidaria Antequera pone en marcha Antequera 10.0, una iniciativa que comenzará con la colocación de una escultura, el denominado como ‘Árbol de las Manos’, en la rotonda Pepe Portillo, junto al Centro Comercial La Verónica. Estará dedicado a la solidaridad demostrada en todo momento por los antequeranos. El proyecto fue presentado el martes 7 de septiembre por el alcalde Manuel Barón, así como por el presidente de la asociación Juan Trujillo, en  la sala de conferencias del Museo de la Ciudad.

 

“La idea surge hace ya muchos meses, porque veíamos que no podíamos realizar nuestros eventos habituales como Aventura de Colores o la Fiesta Solidaria. Por eso pensamos nuevas cosas que hacer en estos tiempos de pandemia, y contactamos con una empresa de eventos que colabora con muchos proyectos benéficos y nos propusieron realizar ‘El Bosque del Amor’, que consistía en plantar 365 árboles que serían apadrinados. Era un proyecto bonito, que nosotros íbamos a renombrar como ‘El Bosque del Recuerdo’, pero nos encontramos el problema de que en Antequera no había espacio suficiente como para plantar ese número de árboles”, explica el presidente de Aventura Solidaria, Juan Trujillo.

“Fuimos al Ayuntamiento y les encantó la idea que teníamos, pero no teníamos la superficie suficiente. A partir de ahí seguimos pensando y se nos ocurrió que, como la idea principal era el apadrinamiento de un árbol, lo podríamos trasladar a lo que es nuestro logotipo, que en definitiva es un árbol con manos de colores”. Siguiendo desarrollando el proyecto “se decidió trasladarlo a una escultura  con esas hojas transformadas en manos de colores”. Al principio, “pensamos en un tamaño más pequeño, y en otra ubicación como el Parque del Cortijo, pero fue el propio Ayuntamiento el que nos propone hacerlo en la rotonda donde esperamos que esté instalada en la primera semana de octubre”.

Una vez que se inaugure la escultura, “que es la parte física de un proyecto que tiene mucho más atrás y que va a llevar aparejadas muchísimas actividades paralelas”, cualquier persona podrá apadrinar las manos del árbol a través de la página web www.antequeradiezpuntocero.es. “Queremos que se hagan partícipes no ya solo los antequeranos, sino también cualquier persona que venga a la ciudad y que se quiera contagiar de la solidaridad”, expresa Trujillo. El coste será de 15 euros los particulares, 50 las empresas y 150 los patrocinadores; habiendo disponibles 3.600 manos de colores. Cada uno de estos colaboradores recibirá un certificado de donación, “y tendrá derecho a participar en una cápsula del tiempo en la que se podrán enviar mensajes de texto, de audio o imágenes que se darán a conocer dentro de diez años”. Además, en el momento de lanzar este mensaje “se puede transmitir a la persona a la que va dirigido que podrá descubrirlo dentro de diez años, con lo que queremos darle una carga emotiva”.

En su conjunto, es “una propuesta que tiene una doble intención: por una parte agradecer al pueblo de Antequera sus constantes muestras de solidaridad y, al mismo tiempo, la realización de una serie de actividades y eventos culturales, sociales y deportivos que ayuden a la obtención de nuevos fondos económicos con los que se pueda seguir ayudando a quienes más lo necesitan”.

Un proyecto vivo que sea duradero en el tiempo y represente una sociedad solidaria

Desde la asociación se ha definido como ‘el proyecto solidario más largo de la historia’, “sobre todo porque queremos que sea un proyecto vivo; estamos acostumbrados a hacer eventos que duren un día y se terminan hasta el año que viene, pero con Antequera 10.0 queremos hacer un proyecto con actividad en cualquier momento de esos diez años, y que incluso se podría ampliar”. Además, “la escultura quedará en ese mismo emplazamiento durante mucho más tiempo, y se va a convertir en un símbolo de toda la sociedad de Antequera, que colabora con todas las asociaciones, y queremos que se represente en ella a todas las personas que colaboran, que son solidarias”, manifiesta Trujillo.

Durante esos diez años “desarrollaremos muchísimas actividades para recordar que en cualquier momento se puede apadrinar una mano, incluso hacer partícipes a todas las personas que nos visiten”. Para ello, se empleará el lema ‘Dame Tu Mano’, “ya que esa frase representa al proyecto, queremos que cada antequerano, cada ciudadano que quiera o cada turista que venga, conozca el proyecto y nos dé su mano para que podamos seguir ayudando”.

Esta labor de Aventura Solidaria se divide en tres vías de ayuda. “La primera es nuestro funcionamiento ordinario como asociación, tal y como llevamos muchos años realizando, que nos centramos a ayudar a familias normales que fundamentalmente por enfermedad de alguno de sus miembros, principalmente niños, se ven en su día a día afectados gravemente”. Los esfuerzos se centran “en cubrir terapias de rehabilitación o de logopedia,  que son muy caras y que provocan que en algunos casos alguno de los padres tengan que dejar de trabajar, y pasan por momentos muy difíciles. Nuestra misión es echarles una mano para que en el menor tiempo posible puedan volver a esa normalidad, y en la mayoría de los casos se superan en unos meses”, añade.

Se trata de “situaciones que, por un lado, tienen complicado recibir recursos de la administración y a la vez en la mayoría de los casos, son puntuales. Así que con el tiempo y un poco de ayuda, creemos firmemente que estas situaciones pueden revertirse y las familiar pueden salir adelante”.

La segunda vía a la que se va a dedicar parte de lo que se vaya a sacar de este proyecto es algo que ya tenían previsto realizar el pasado año pero que se vio truncado por la pandemia. “Se trata de un programa que se llama ‘Que tus sueños no se apaguen’ y para el que contamos con la colaboración de muchos profesores, que además son voluntarios. Ellos detectan en sus colegios que existen familias que tienen problemas económicos que impiden desarrollar alguna potencialidad que puedan tener esos niños para el deporte, la música o los estudios; o que necesitarían de un refuerzo para mejorar sus notas que sus padres no les pueden sufragar”. “Pensamos que la educación es un pilar muy importante tanto para nuestra sociedad como para el futuro, y por eso queremos poner en marcha este proyecto que teníamos”, añade.

Finalmente, “la tercera vía la llevamos realizando desde que se comenzó hace casi nueve años, y es colaborar con otras asociaciones de la ciudad, con proyectos o actividades diversas. Es cierto que en los últimos tiempos hemos estado muy cortos económicamente y no hemos podidos participar todo lo que nos habría gustado, y por eso ahora queríamos retomarlo”.

Una madrina para siempre, Carmen Acedo Sánchez

Tras Aventura Solidaria “hay una asociación que realmente es una familia. Aunque yo como presidente y la junta directiva seamos su cara visible, al final lo formamos más de 200 voluntarios. Entre todos se consigue que se puedan afrontar este tipo de proyectos y eventos”. Juan Trujillo también quiere destacar que “Aventura también lo forman todas esas empresas que siempre tenemos detrás para cualquier cosa que les solicitamos”.

Estas empresas han sido fundamentales para que el Árbol de las Manos vaya a ser una realidad. Acotral, Serainant, Dcoop, Bufete Carmona, Uniagro, Fundación Unicaja, Guamar y Comercial Trujillo “van a hacer posible una escultura que económicamente es muy cara, porque está hecha en acero corten, con seis metros de alto y seis metros de diámetro”. “Sin esas empresas que colaboran porque saben del trabajo que hay detrás y el fin que tiene Aventura Solidaria sería totalmente imposible hacer este proyecto”.

Dentro del componente emotivo, Juan Trujillo quiere tener un especial recuerdo con la madrina de Antequera 10.0, Carmen Acedo Sánchez, recientemente fallecida: “Carmen ha colaborado muchos años con nosotros, al igual que lo ha hecho con todas las asociaciones de Antequera. Siempre será la madrina de este proyecto, que desde el primer momento que lo planteamos sabíamos que su estado de salud no era bueno, pero queríamos que ella representa perfectamente a la solidaridad de Antequera y ese montón de gente que hay trabajando por los demás”. “Sin duda, la persona ideal para amadrinarlo era ella, porque es la persona que más ha luchado por todas las asociaciones, colaborando, trabajando y aportando; una persona muy comprometida con su barrio, con sus vecinos, y al final con toda la ciudad, por lo que es un ejemplo de persona comprometida con sus conciudadanos, y por eso será siempre la madrina”, afirma.

El lanzamiento del proyecto va a ir acompañado de una campaña novedosa y muy ambiciosa. Algo poco frecuente dentro del mundo asociativo. “Cuando empezamos a estudiar el proyecto se decidió crear una imagen de marca, porque el márketing es algo fundamental hoy en día, y las redes sociales son muy importantes”.

Ya de por sí, la escultura va a llamar mucho la atención, “porque además estéticamente va a ser muy bonita”. “Además, hemos iniciado una campaña muy llamativa, con unos vídeos promocionales con la temática de Regreso al Futuro que están creando mucha expectación”.

El 31 de diciembre de 2031 se abrirá la cápsula con todos los mensajes dejados

Paralelamente, hay otra iniciativa en la que ya trabaja Aventura Solidaria, y que se denomina ‘Doce árboles, doce causas’, que pretende concienciar a los antequeranos sobre diferentes aspectos. “Nos gustó la idea inicial de plantar los árboles, y no queríamos dejarlo de lado porque tiene mucho significado. Al no poder llevarlo a cabo como estaba planteado, sí que quisimos hacer algo más y plantamos doce árboles en El Cortijo, que cuando crezcan serán espectaculares. La idea es que cada mes podamos apadrinar un árbol con alguno de los proyectos que Aventura Solidaria ha hecho con alguna familia durante estos nueve años. Así lograremos darle visibilidad al trabajo que se hace y que la sociedad se conciencie de los problemas que tienen muchas familias”.

Igual que crecerán esos árboles, irá creciendo el Árbol de las Manos y se irá ampliando su cápsula del tiempo hasta llegar al 31 de diciembre de 2031, que es la fecha planteada para su apertura. “Ese día encontraremos todos esos mensajes que se hayan ido registrando durante estos diez años, y haremos otro tipo de actividades. Será un momento emotivo, porque habrá muchos mensajes bonitos que a la gente les gustará y muchas personas recibirán una sorpresa”.

Incluso, plantean “ir desarrollando un libro con los mejores mensajes o los mensajes más positivos o solidarios”; además de la edición de discos de música, documentales de los audiovisuales y exposiciones de las fotografías. No obstante, aunque inicialmente está planteada una década, “yo espero que a partir de esos años sigamos adelante con nuevas ideas y nuevas actividades”. Hasta entonces, el reto pasa por ir regando ese árbol con eventos que lo recuerden. “Hay muchas ideas para desarrollar en la calle, facilitar la colaboración de todas esas personas que no tienen tan sencillo el acceso a las redes sociales o nuestra página web; además de actividades con los colegios...”, avanza.

“Va a ser un icono para la ciudad, y la gente lo va a reconocer, pero queremos que todos los turistas que vengan de fuera también lo conozcan y entiendan que no es una rotonda más, sino que tiene un significado muy especial”. Por eso, quieren contar con la colaboración del sector de la hostelería y la restauración para que ofrezcan esa información. “Es proyecto que te da muchas ideas, y ya tenemos muchas cosas planteadas para, poquito a poco, ir dándole forma”, señala el presidente de Aventura Solidaria.

La importante labor que desarrolla el voluntariado en la ciudad

Para desarrollar toda la labor que plantea la asociación, no solo es necesaria la ayuda económica. “Ojalá sirva para sumar más voluntarios, y de hecho ya está habiendo incorporaciones”, se congratula para explicar que “hoy en día todos tenemos muchas obligaciones, vivimos en una sociedad con poco tiempo libre por el trabajo, y es difícil sacar tiempo para dedicárselo a los demás. Lo bueno que tiene Aventura es que, como tantos, en cualquier momento encontramos una persona dispuesta para hacer lo que haga falta”.

“Cuantos más voluntarios seamos muchísimo mejor”, manifiesta Juan Trujillo, que recuerda que “cuando hacemos cosas como la carrera de colores o los diferentes eventos, o hay alguna otra asociación que necesita que se le eche una mano, siempre hace falta personas dispuestas a ir colaborando”.

¿Con qué se sentirían satisfechos desde Aventura Solidaria? “El primer objetivo no es hablar de cifras, aunque evidentemente son importantes, y todo lo que hacemos es para conseguir recursos con los que poder seguir ayudando. Pero este proyecto tiene un significado especial, que es el que a nosotros nos gustaría que se quedara grabado a la gente, y es la importancia que tiene. Siempre he dicho que Antequera es una ciudad espectacular por su patrimonio, por su ubicación, por su gastronomía, por ser Patrimonio de la Humanidad... tenemos muchos valores que transmitir a la gente que nos visita, a la gente de fuera, pero para mí el más importante que tenemos y muchas veces se nos olvida es que somos una ciudad súper solidaria. Así se refleja en su alto número de asociaciones de todo tipo, con una labor importantísima para los demás y en las que siempre hay gente dispuesta para ayudar, esto para mí como sociedad es un valor muy importante”.

“Lo que a mí me gustaría que se recordara de este proyecto como lo más significativo es la imagen de que Antequera es una ciudad solidaria, que hay muchas personas comprometidas para mejorarla”, concluye.

Muy pronto, en una de las entradas de la ciudad, se alzará majestuoso es árbol, que se llenará de la frondosidad de la solidaridad de los antequeranos. Un árbol en primavera eterna, sin otoño de hojas caducas, que pondrá en valor el movimiento asociativo desarrollado por colectivos que, como Aventura Solidaria, se vuelcan en solucionar los problemas de los demás, como si fueran suyos propios.

 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 25 de septiembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).