El Instituto de Academias de Andalucía ha entregado su Medalla de Honor al científico antequerano Antonio Alcaide, en un acto celebrado este sábado 3 de julio a mediodía en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Antequera.

A las 12 del mediodía comenzaba el acto, presidido por el alcalde de la ciudad, Manuel Barón, y el presidente del Instituto de Academias de Andalucía, Benito Valdés, contando además con la presencia del director de la Real Academia de Nobles Artes de Antequera, Bartolomé Ruiz, y el secretario general del Instituto de Academias de Andalucía, José Escalante.

Se reconoce la trayectoria personal y profesional de Antonio Alcaide, vecino de Antequera nacido en la calle del Río, doctor en Bioquímica por la Universidad Complutense de Madrid y por la de París. Investigador en Francia, Estados Unidos, América del Sur y España, "padre" del ibuprofeno y de María Luisa y Pilar, destacadas investigadoras internacionales, actualmente con la pandemia.

Barón abrió el acto, “sintiendo una grandísima satisfacción porque es un orgullo tener a un antequerano que ha recorrido tanto mundo aportando tanto a la humanidad y a la ciencia desde Antequera, puesto que nunca ha renunciado a su antequeranismo sintiéndonos por ello muy orgullosos”.

A continuación, se presentaron dos libros: “La Luz: Vida, Ciencia, Progreso” y “Los Generales de la Revolución y la Academia de Bellas Artes de Cádiz”, ambos editados recientemente por el Instituto de Academias de Andalucía.

 

 

 

Entrega de la Medalla de Honor a Alcaide

Escalante sería el encargado de leer el acuerdo por el que se concede la Medalla de Honor a Antonio Alcaide García, académico numerario de la Real Academia de Nobles Artes de Antequera.

El laudatio del galardonado correría a cargo del también académico Fernando Rueda, imponiéndose tras ello la condecoración por parte de Benito Valdés ante una fuerte ovación del público que llenó el aforo permitido en el Salón de Plenos.

Tomó la palabra Antonio Alcaide quien como adelantaba en la entrevista de la edición de este sábado en nuestras páginas: “Para mí es muy importante porque soy de Antequera. Es decir, que la medalla es un reconocimiento a Antequera, través de su academia en este caso".

"Desde niño me gustó estudiar, me he dedicado a aprender y hacer cosas y han estimado varias academia, bajo y siguiendo la propuesta de Antequera han considerado oportuno otorgarme esta medalla. Es un honor impresionante, no voy a decir merecido”.

“La medalla no va a ir a mi despacho, la medalla va a ir a la Academia de Antequera. Todo lo que haga es como antequerano y para Antequera. Entonces quiero sumarme un poquito a los que hacen tanto por Antequera silenciosamente".

Por último, el cuarteto de la Orquesta de Cámara “Eugenio de Cantos” cerró el acto con obras de Mascagni, Pachelbel y Purcell.