Raúl Ladrón de Guevara es presidente del Club Pesca Antequera, y se acaba de clasificar para el Campeonato de España de este deporte. La prueba, que se disputará el próximo año en un pantano aún por determinar entre Valencia o Valladolid, será su primera gran prueba después de obtener excelentes resultados en las pruebas disputadas a nivel provincial y autonómico.

 

“En el Campeonato de Málaga quedé tercero, me clasifiqué para el de Andalucía, y allí hice plata”, indica orgulloso ante este reto de “participar directamente, y con todos los gastos cubiertos por la Federación, para el Campeonato de España”.

Ahora tendrá que esperar hasta abril o mayo del próximo año para luchar por uno de los puestos destacados, “ya que al no poderse celebrar hasta este año el de 2020, se ha tenido que retrasar todo”. No es problema, ya que hasta entonces seguirá perfeccionando en su pasión en los pantanos de la zona.

Para Ladrón será una experiencia nueva, después de llevar practicando la pesca deportiva desde que tenía cuatro años. En este tiempo ha perfeccionado la técnica y los conocimientos hasta destacar en la modalidad de cebador, consistente “en sacar con una sola caña el mayor número de kilos posible”. Por tanto, “no se trata tanto de sacar piezas muy grandes sino de sacar muchas”.

Antes de ir al provincial, Raúl Ladrón de Guevara tuvo que ser el campeón del club que preside, y que a pesar de su corta vida “está creciendo bastante, con muchos amantes de la pesca que se quieren apuntar para participar en los concursos” que organizan mensualmente tanto en pantanos de la provincia de Málaga como de otros puntos de nuestra comunidad como Córdoba o Jaén.

Iznájar, La Viñuela, El Chorro o Peñarrubia-Guadalteba son algunos de los espacios más frecuentados por estos amantes de la pesca de nuestra localidad. “Nosotros creamos los concursos cada mes que nos autoriza la Federación Andaluza de Pesca, para ello, solicitamos un espacio y en caso de que nos lo concedan ya podemos acudir con todos los permisos como club federado”, explica con la satisfacción de que de cara a la próxima temporada ya cuentan con 20 socios dispuestos a participar en las competiciones internas.

La ilusión y ganas por practicar tu deporte favorito en tiempos de crisis sanitaria no ha mermado y éste es el caso de la pesca deportiva donde en nuestra ciudad nació el pasado año este nuevo club: “Pasamos unos ratos muy buenos entre todos los socios del club, y cuando las condiciones lo permiten tenemos jornadas de convivencia con una barbacoa, y al final del año se celebra un acto en el que se hace entrega de trofeos para todos los participantes”, indica el presidente del nuevo club antequerano, que combina juventud con la presencia de algunas viejas glorias de este deporte a nivel local.

Una técnica depurada tras muchos años de práctica

Sobre la técnica precisa para conseguir estos buenos resultados que le han llevado a la competición nacional, indica que “todo depende de los anzuelos, de los hilos, de los cebos... Hay que practicar mucho para tener la garantía de que cada vez que vas a pescar vas a sacar un número de piezas importante”, reconoce.

“Desde que empecé con mi padre de niño he estado toda mi vida pescando”, tanto de forma individual como con los Amigos del Guadalhorce, donde sí que tuvo una primera experiencia a nivel provincial, “pero esa vez no pude pasar de ahí”.

Al igual que él, en el Campeonato de España se encontrará con competidores de gran nivel. “Allí estarán los mejores pescadores del país, procedentes de todas las comunidades”, y su ilusión está en “obtener una buena clasificación que, quien sabe, me permita pasar al Internacional”. “Yo voy a ir con toda la ilusión del mundo, igual que fui al campeonato de Málaga o al de Andalucía”, manifiesta.

La pesca es un deporte totalmente amateur en nuestro país, “pero a nivel mundial ya sí que hay competidores que se dedican en exclusiva a la pesca, ya que cuentan con patrocinadores que colaboran con ellos”. Eso, en el caso de Ladrón, resulta impensable más allá de la colaboración que le presta algún comercio local, al que le está muy agradecido.

“Este deporte, a pesar de la cantidad de practicantes que tiene y lo bonito que es, no está suficientemente valorado en España, y al no tener visibilidad en los medios nos lo tenemos que pagar nosotros todo”. Por eso mismo, aunque la federación sufrague los gastos del nacional, el pescador antequerano tiene intención de “acudir con mis propios medios al lugar donde se celebre la prueba para conocer mejor el lugar y estar lo más habituado posible el día de la competición”.

“Me encuentro con mucha fuerza y muchas ganas de afrontar el Campeonato de España”, declara Raúl Ladrón de Guevara, que rebosa ilusión por esta competición. “Sé que será muy difícil, pero por intentarlo desde luego que no quede”.

Una afición en auge entre los jóvenes antequeranos

Uno de los objetivos que se plantean desde el Club Pesca Antequera es el fomento de esta práctica deportiva en la ciudad, “donde siempre ha habido muchísimas peñas y muy buenos pescadores”. Sin duda, la ubicación geográfica contribuye a esta afición, que incluso “está creciendo con la especialización en diferentes modalidades”. Antes “cada uno pescaba como quería, y ahora cada uno se especializa en la modalidad que más le gusta, y se compite de forma diferenciada”.

La juventud “también se está incorporando, lo que llevaba mucho tiempo sin suceder; sin olvidar a los más mayores, a los que procuramos ceder los lugares más accesibles para que no tengan que hacer mucho esfuerzo y puedan seguir practicando este deporte”.

Al preguntarle por su espacio deportivo para practicar su gran afición, no duda en señalar que es “el pantano de la Viñuela, porque lo conozco perfectamente y el coche llega muy bien hasta la orilla para acercar todo el material que necesitamos”. Entre sus predilectos también está “el pantano de Iznájar, aunque para mi modalidad me quedo con La Viñuela sin dudarlo”.

Raúl Ladrón de Guevara destaca que “todas las capturas que se realizan, después vuelven al agua, completamente vivas”. Para ello, emplean unas mallas de cuatro metros “que son obligatorios por la Federación Andaluza de Pesca para que no se muera ninguno”.

Sobre la diferencia de esta pesca en agua dulce a la que se practica en el mar, reconoce que “la del mar es muchísimo más difícil, sobre todo porque cada vez hay menos pescado”. Por eso, sus competiciones siempre se decantan por los pantanos, donde seguirá disfrutando de su pasión.

 

 
 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 12 de junio de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).