Antequera va a acoger el próximo 2 de octubre una Concentración de Coches Clásicos organizada por el Club Nacional Seat 1430, 124 y 124 Sport. Luis Moreno es el delegado en Málaga, y cuenta con la colaboración del antequerano Antonio Casaus Sánchez.

 

Hablamos con ambos para conocer todos los detalles de este evento; así como para descubrir su pasión por el mundo del motor. “El 2 de octubre, inicialmente teníamos previsto salir desde Málaga, pero nos pusieron las cosas muy mal para circular más de 100 vehículos por la cuesta de la Reina, ya que por esa zona hay mucho tráfico de bicicletas”, relata Moreno para indicar que “finalmente saldremos de La Dehesa, junto a La Yedra, y desde ahí nos desplazaremos hasta Antequera donde haremos un circuito urbano antes de hacer una parada en el Paseo para exhibir los coches, y de allí marcharemos a Bobadilla, donde termina la concentración con una convivencia entre todos los participantes en el recinto ferial”.

La elección de Bobadilla y Antequera no es casual. El delegado del club en nuestra provincia nació en esta pedanía antequerana, donde mantiene sus vínculos a pesar de llevar veinticinco años regentando una administración de lotería en Torremolinos. “Cuando me eligieron delegado, enseguida pensé en traerme este evento, y que Antequera también estuviera muy presente”, reconoce para agradecer las facilidades que se le han dado en las dos poblaciones.

Para su desarrollo, cuentan con todos los permisos “ya que a partir de diez coches de estas características es necesaria una autorización, y más aún en nuestro caso que salimos un tramo por autovía, y es necesario hacer una solicitud a la Dirección General de Tráfico”.

La previsión es “contar con más de cien coches de todas las marcas y modelos; aunque un treinta por ciento serán 1430, aproximadamente”. Otros, como Antonio Casaus, llevarán otros vehículos, como su      Volkswagen Escarabajo de 1968. “Para que se entienda que son clásicos deben tener al menos 30 años, y son los requisitos que se exigen en la concentración”, señala.

En lo que respecta a la procedencia de los participantes, “serán de casi todas las provincias andaluzas, y de otras comunidades como Murcia”. Además, “todos estos coches vienen circulando desde sus lugares de origen”.

Aunque aún no está cerrado el plazo de inscripción, “sabemos que van a venir coches muy valiosos y antiguos, como un Citroën 11 Ligero”. No obstante, “hay algunos de los participantes que estarán en la concentración que tienen varios coches clásicos, y no sabemos exactamente con cuál decidirán acudir a Antequera”, señala Casaus.

Para Luis Moreno, propietario desde el pasado año de un Seat 1430, “esta es una forma de seguir dando vida a estos vehículos a los que quieren hacer desaparecer”. En este sentido, solicita que “por lo menos pongan unas normas para que podamos seguir circulando, aunque sea de una forma limitada”.

Unos vehículos cuidados con mimo por sus dueños

Los propietarios de estos coches clásicos les tienen un enorme cariño. Los cuidan y miman. “Yo tengo un buen coche, moderno, y sin embargo él ha echado del garaje al otro”. “Siempre estamos buscando piezas o repuestos, y sobre todo ya no es tener el coche, sino la vivencia que tienes con él”, puntualiza Casaus. “Siempre estamos cuidando nuestros coches y admirando otros, intentando ampliar la colección en función de las posibilidades de cada uno”, expone.

“Esto no va simplemente de coger el coche, dar una vueltecita y ya está; esto es mucho más, disfrutarlo día a día, mantenerlo y mejorarlo”, explica Antonio Casaus. Por su parte, Moreno destaca “la convivencia que se genera con personas que tienen las mismas inquietudes que tú, conociendo a gente de muchos lugares y siempre con muy buena sintonía entre los compañeros”.

En este sentido, aseguran que “aquí no hay ningún tipo de competición, excepto algunas pruebas de regularidad o coches clásicos en los que compiten algunos aficionados”. En el caso concreto de la concentración de Antequera, sí que se entregarán diferentes premios, “uno al que venga más lejos, al conductor más nuevo, al más longevo, al coche más vistoso y al coche más antiguo”.

Eso sí, sus coches no los puede tocar cualquiera: “Ni se puede ni se debe”, bromea Luis, aunque señala que “la mecánica de estos coches es muy sencilla, y la mayoría optamos por repararlos nosotros mismos al tener nociones para ello”.

¿Cuál es la diferencia entre un coche clásico y un coche viejo? “Yo pienso que un coche puede estar estropeado y ser viejo, pero en el momento en que se le hacen unos retoques y se pone bonito, ya es clásico”, responde Moreno, quien dedica “horas y horas en el patio de mi casa debajo, encima, montando, desmontando... y es un entretenimiento estupendo que en este tiempo de confinamiento me ha venido de maravilla”.

En su caso, con el paso de los años, se ha reencontrado con este modelo. “En su tiempo ya tuve dos de estos y un 1500, y ya los manejaba muy bien. Con el nuevo que tengo actualmente, le abro el capó y lo cierro inmediatamente porque desde que entró la electrónica todo es mucho más complejo”.

Tiene plena confianza en su coche. “Es muy raro que te pueda dejar tirado, porque son muy duros”. Además, en contra de lo que pudiera parecer “sí que hay bastantes repuestos para solucionar cualquier avería que le pueda surgir”.

Con modelos muy concretos sí que es más complicado encontrar piezas. “Eso ocurre, por ejemplo, con el Seat 131 y 132, de los que se ven muy poquitos porque fueron coches que utilizaron mucho los taxistas, que les hicieron muchos kilómetros y por eso no se conservaron”, explica Casaus.

En el caso de este joven antequerano, que antes de su Escarabajo tuvo un Seat 124 de faro redondo, destaca que el valor de un coche de estas características depende mucho de su estado de conservación, y también de que sea el icono de un país. “En España es el caso de los Seat 600 y 124, en Alemania el Volkswagen Escarabajo, en el Reino Unido el MG, o en Italia Ferrari o Alfa Romero...”.

Su afición “viene desde que era pequeño, porque un tío mío que falleció tenía una gran colección de coches clásicos en el Rincón de la Victoria, y desde niño siempre le he acompañado”. Invita a todo el mundo a conocer los vehículos que vendrán el día 2 a Antequera, considerando que “son coches muy llamativos”. De hecho, asegura que “si yo voy con mi Escarabajo por Antequera y se me pone al lado un Porsche, la gente va a mirar más a mi coche que al otro”, concluye.

 

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 18 de septiembre de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).