Pedro Salazar, entrenador de la Unión Deportiva Antequera Femenino, ha conseguido clasificar por primera vez en su historia a su equipo senior para una fase de ascenso, un logro que “dice mucho de la evolución del equipo, del club y de lo bien que se están haciendo las cosas. Era algo muy importante para nosotros meternos por primera vez en un fase de ascenso, pero es algo que nos permite continuar con nuestra proyección y poco a poco conseguir el objetivo que buscamos, que es subir a categoría nacional”, señala.

 

En diez años de historia, siete de ellos dentro del organigrama del Antequera Club de Fútbol, se han estructurado las bases de un club de cantera “que pretende seguir creciendo y por eso decidimos reforzarnos y centrarnos exclusivamente en el fútbol femenino, y así con la actual denominación se empezaba a competir en la temporada 2018-2019”. Desde entonces han tenido que “enfrentarse a conjuntos con unos presupuestos muy superiores al nuestro como el Málaga City o el Marbella, mientras que nosotros vamos a coste cero”.

La clave de este éxito se encuentra “en trabajar con nuestra base, de la que ya han salido jugadoras importantes”. De hecho, doce de ellas ya han jugado en la selección malagueña, “por lo que ya son futbolistas importantes, e incluso algunas también han competido en la andaluza, por lo que tenemos un nivel alto”, indica orgulloso. Aunque este año, por la pandemia, “solo están compitiendo dos equipos, tenemos todo preparado para que el año que viene contemos con un  conjunto de formación de 8 a 11 años que no va a competir, un infantil, un cadete que hará las veces de filiar, y el senior con el que contamos actualmente. Si queremos seguir compitiendo con clubes con presupuesto, tenemos que seguir trabajando con la cantera, porque las jugadoras de nuestro primer equipo vienen de estos conjuntos de la base, ya que tal y como está la situación no nos planteamos invertir en jugadoras de fuera de Antequera y la comarca, porque no tenemos presupuesto para eso y, además, a la larga creo que no sería bueno para el club”, insiste.

La evolución del fútbol femenino en Antequera coincide con un auge nacional, “con la llegada a la Liga Iberdrola, la Primera División, de  grandes equipos que están teniendo una gran repercusión en los medios y teniendo una escalada constante. A  nivel profesional, antes el fútbol europeo lo dominaban los equipos alemanes y franceses, y ya tenemos al Barcelona en un primer nivel internacional y el Real Madrid está construyendo un proyecto muy interesante, junto a otros equipos de Primera División que están apostando claramente por sus secciones femeninas. A nivel amateur sucede igual, hace diez años, cuando empezábamos, el nivel de nuestro equipo y el de los demás era bastante flojo, y en este tiempo se ha crecido una barbaridad en la calidad de las jugadoras, por lo que se ven partidos cada vez más tácticos, con mucha técnica y un físico cada vez mayor. Creemos que va a ir a más, y que la competencia cada vez va a ser más grande. Nosotros estamos preparando el club y formando a nuestras jugadoras para afrontar esos retos”, manifiesta Salazar.

La filosofía es clara, para el entrenador y coordinador deportivo de la Unión Deportova Antequera Femenino desde sus inicios: “Para competir y ser fuertes tenemos que consolidarnos con la cantera, e incluso subiendo a categoría nacional hemos recogido en los estatutos que siempre se debe contar con un sesenta por ciento de la plantilla procedente de la cantera; porque si compitiéramos con jugadoras solo de fuera se perdería toda la identidad de este proyecto que se creó desde nada con tres padres, y que está creciendo también en su organización con la involucración de algunas de las propias jugadoras en la directiva. Nosotros pensamos que si jugáramos con jugadoras de fuera perderíamos la identidad y el trabajo realizado durante todos estos años, esta es la esencia de nuestro club y lo que nos va a hacer más fuertes y estables. Esto no significa que, en caso de ser necesario, nos pudiéramos reforzar con un número limitado de jugadoras que vengan a ayudarnos en las posiciones en las que tengamos carencias”, puntualiza.

Un paso importante: la primera clasificación para una fase de ascenso de su historia

“Hemos conseguido el objetivo que estábamos buscando, disputar una fase de ascenso”, indica el míster del equipo femenino, que reconoce que “estamos muy ilusionados con esta fase, pero no podemos engañar a nadie, porque pasamos con los puntos acumulados y partimos con una clara desventaja con algunos de nuestros rivales, que son claramente favoritos”. Con esto, lo afrontan “como una nueva experiencia, y siguiendo compitiendo con todos los equipos a los que nos toque enfrentarnos. Hemos hecho una temporada magnífica y este es nuestro premio; sabemos que si seguimos trabajando así en más corto que largo plazo podremos lograr ese ascenso a nacional”.

A pesar de todas las circunstancias vividas esta temporada tan atípica, la Unión Deportiva Antequera Femenina Senior ha cumplido este primer objetivo que era clasificarse para la siguiente fase donde jugará a doble partido con los cuatro mejores equipos del otro grupo de Segunda Senior Andaluza en Málaga.

La liguilla he comenzado con buen pie para las antequeranas. “El primer partido de la liga de ascenso lo disputamos contra el Torrejón Cala Mijas, que tiene un equipo fuerte y con jugadoras veteranas, y ganamos 3-0 haciendo un partido muy bueno. Esta ha sido la tónica de toda la temporada,  de hecho al Málaga City el único equipo que le ha puesto contra las cuerdas hemos sido nosotros, y ese es el objetivo porque sabemos que trabajando como estamos y contando con la cantera vamos a seguir creciendo”.

El segundo ‘match-ball’ también fue solventado en un partido en el que visitaban Mijas y que concluía con empate a tres. “Se nos puso muy cuesta arriba, porque salimos mal  en los primeros veinte minutos, pero al final levantamos cabeza con un buen segundo tiempo y casi que conseguimos traernos los tres puntos en los últimos instantes”, tablas que se repetirían en los dos compromisos disputados los últimos días.

El reto es muy complicado, ya que solo el campeón será el que pasaría a los play-off de ascenso entre los ocho primeros equipos de cada provincia.
“Queda mucho camino por recorrer, vamos paso a paso demostrando el salto de calidad de este año y cumpliendo objetivos jornada a jornada”. Además, “vamos a conseguir una gran experiencia para saber competir con la presión que genera una fase de ascenso, y eso nos va a venir muy bien de cara al futuro”.

Pedro Salazar no se cansa de ensalzar a su plantilla, “porque además tenemos al equipo más joven de toda la liga con mucha diferencia, pero todas ellas compiten muy bien y lo dan todo cada vez que saltan al terreno de juego. Lo que es seguro es que vamos a competir con todos, y las posibilidades las vamos a explotar hasta el final”, añade para asegurar que “si no es esta temporada, será la siguiente o la otra, pero estoy seguro de que vamos a jugar en nacional”.

“Cuando un club cuida la cantera y le da la importancia que se merece, al final siempre se crece”, apunta Salazar, quien destaca la colaboración institucional que se les presta desde el Ayuntamiento de Antequera, que realiza una aportación para los transportes. “Es cierto que sigue siendo complicado conseguir apoyos, pero tenemos varios patrocinadores que llevan colaborando varios años con este proyecto y este año han querido continuar a pesar de todas las dificultades porque están muy contentos con nosotros, y eso nos da la posibilidad de seguir trabajando con humildad”. Además, no descartan seguir sumando apoyos, “para lo que tenemos contactos con algunas empresas fuertes a las que hemos presentado nuestro proyecto y les hemos invitado a unirse a nosotros”.

Para ello, también se precisa de una visualización por parte de los medios de comunicación, aspecto en el que el entrenador se encuentra también muy satisfecho, “ya que hemos tenido una aceptación muy buena en Antequera, cada vez nos sigue más la afición que no cesa de preguntarnos por cada partido que jugamos y que está atenta a los resultados a través de las redes sociales. Cuando trabajas con jugadoras de cantera y todo el mundo a coste cero, es más fácil sacar adelante el proyecto aunque el presupuesto sea tan corto”, recalca.

Un día especial fue cuando disputaron un encuentro en El Maulí “y metimos a más de 400 personas, que son muchas para el fútbol femenino. Fue una experiencia bonita, y tanto el equipo por poder pisar un campo tan grande y de césped natural como la gente que vino a vernos disfrutó mucho, pero nosotros estamos cómodos en el Ciudad de Antequera, que es donde entrenamos y el campo que mejor conocemos. Yo como entrenador, egoístamente, prefiero que juguemos en el campo donde entrenamos y que mejor conocemos; muchas veces el factor campo no es por contar con el apoyo de la afición, sino conocer el terreno de juego y tener referencias para que una jugadora pueda situarse en el terreno de juego por estar familiarizado con el entorno que te rodea”.

Apuesta por el deporte femenino en las subvenciones municipales

Recientemente se presentaban las subvenciones municipales para clubes, en los que se aplicaba una discriminación positiva al deporte femenino; una medida valorada por Pedro Salazar, quien señala que “no tenemos nada que reprochar al Ayuntamiento de Antequera, al revés, tenemos que agradecer al concejal Juan Rosas que desde el primer momento está colaborando y apoyándonos. Le agradecemos mucho su seguimiento y el interés por cómo va el equipo cada semana”.

¿La verdadera igualdad no se produciría si todos los clubes tuvieran una sección masculina y otra femenina? “No lo sé, no tiene porqué. Es cierto que nosotros no nos sentimos valorados en el Antequera Club de Fútbol, pero eso no quiere decir que nos fuéramos de mala manera. Llegamos a un acuerdo porque creíamos que dentro de su estructura no podíamos crecer como nos gustaría, y por eso decidimos crear otro club. Esto no tiene porqué ser siempre así, veo cómo en el balonmano se está trabajando muy bien con las niñas, y no tienen porqué no ir de la mano las estructuras masculinas y femeninas de un mismo club. En nuestro caso no fue así, pero no porque no se pueda convivir, sino porque el club tenía otras prioridades y el femenino no era una de ellas. Si se hacen las cosas bien se podría convivir sin ningún problema”.

Lo importante es fomentar los valores deportivos, lo practiquen hombres o mujeres, “y por eso siempre le insisto mucho a las jugadoras que nunca utilicemos el ser un equipo de mujeres como argumento, nos tenemos que presentar como deportistas, que es lo que somos, y todos tenemos el mismo objetivo independientemente de su sexo. Como club deportivo reclamamos nuestro sitio, simplemente como deportistas, y eso creo que es un punto a favor”, subraya para añadir que “todos tenemos los mismos objetivos, y a quien le guste el fútbol tiene que competir y luchar por sus sueños para poder realizarlos, independientemente de que se sea hombre o mujer”.

Para quien aún discrimine el fútbol femenino, Pedro Salazar tiene un mensaje claro y rotundo: “A quien diga que el fútbol es cosa de hombres lo invitaría a un entrenamiento de nuestro equipo para que vea la ilusión y las ganas que le ponen, muchas veces son más disciplinadas que muchos vestuarios masculinos en los que he estado, y enseguida se dará cuenta de que es exactamente igual: el fútbol no es de hombres, el fútbol es de quien tiene pasión, de quien le gusta el deporte y lo vive y disfruta”. “El fútbol no es cosa ni de hombres ni de mujeres, es cosa de deportistas y eso es lo realmente importante”, sentencia.

Capacidad permanente de superación para las jugadoras de fútbol femenino

Después de una amplia trayectoria como jugador primero y después como entrenador, “en la que he jugado en las diferentes categorías del Antequera y he entrenado también en todas menos en el senior”, Pedro Salazar se engancha al fútbol femenino desde sus inicios en Antequera hace ya una década “por la manera en la que aprenden, la evolución constante  que tienen es asombrosa, no paran de ir mejorando porque son esponjas. En los equipos masculinos se suele decir que al llegar a una edad determinada el jugador ya no aprende, pero estas jugadoras me han demostrado que eso no es así. Por el interés que tienen y las ganas que le ponen, tienen una capacidad de superación muy superior a la de los hombres, y eso es algo que no deja de sorprenderme. Lo viven tan intensamente que  hacen que te involucres con ellas y eso es lo que te termina por enganchar porque a mí me encanta tener un grupo que lo vive todo tan apasionadamente”.

El proyecto de la Unión Deportiva Antequera Femenino no es exclusivo de unas jugadoras, unos entrenadores o una directiva. “Queremos que sea un proyecto de ciudad, y por eso le damos las gracias a todos los que nos están ayudando, a Antequera en general, por la aceptación que hemos tenido y le pedimos que nos sigan apoyando porque vale la pena por la labor que se está realizando con muchas niñas y jóvenes”, asegura para añadir que “estamos creando un club para todas ellas, y nuestra misión es facilitarle de este modo a todas las que les guste este deporte que puedan aprenderlo desde pequeñitas y practicarlo de un modo federado”.

Además, este equipo tiene una zona de influencia que va más allá del término municipal de Antequera, ya que tiene una vocación comarcal. Después de la desaparición del equipo de Villanueva de Algaidas, que durante años fue un referente del fútbol provincial a nivel nacional junto al Málaga Club de Fútbol,  que milita en la segunda división, el de Antequera es el único conjunto femenino de toda la comarca, por lo que están encantados de recibir jugadoras de todas sus localidades: “Tenemos jugadoras que vienen a jugar con nosotros desde municipios cercanos, y es un orgullo representar al fútbol femenino de toda la comarca y darle una oportunidad de practicar deporte a todas esas niñas y jóvenes”.

El entrenador y coordinador deportivo de la Unión Deportiva Antequera Femenino concluye mostrando su compromiso “en seguir trabajando nuestra cantera para posibilitar que ninguna mujer que quiera jugar al fútbol se quede sin hacerlo”.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 15 de mayo de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).