Andalucía afronta desde el próximo domingo 9 de mayo una nueva etapa en su lucha por recuperar la normalidad.  Así lo ha comunicado este jueves el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, tras reunirse con el Comité de Expertos para valorar las medidas a adoptar una vez que el domingo deje de tener vigencia el estado de alarma decretado por el Gobierno de España.

 

“La pregunta que todos nos hacemos es ¿qué consecuencias tendrá el fin del estado de alarma?” expresaba para responder que “las consecuencias más importantes son que desaparece el toque de queda, que no podemos mantener el cierre perimetral para entrar y salir de ella, que no se puede regular el número de personas que se reúnen en los domicilios, y que será necesaria una regulación judicial para obligar a las personas contagiadas a que se queden en casa y para proceder al cierre de las localidades con un alto nivel de infección”.

El presidente del ejecutivo andaluz expresaba que “nuestra obsesión siempre ha sido proteger a los ciudadanos de la pandemia, y los datos actuales son mejores que los de otras comunidades limítrofes”. Por ello, asegura que “después de catorce meses comenzamos a ver la luz al final del túnel”, indicando que actualmente se cuenta con una tasa de 193 contagios  por cada cien mil habitantes, “por debajo de la media de España”, al igual que la presión hospitalaria.

Una desescalada dividida en tres fases

“Soy muy consciente de lo difícil que es gestionar una situación como esta”, indicaba Moreno Bonilla, lanzando una mano al diálogo con el Gobierno central, al tiempo que lamentaba que “el estado de alarma llegó de forma unilateral y se va también de forma unilateral, sin el concurso de las comunidades”.

A falta de una norma “que nos permita actuar desde la Junta con garantía y seguridad”, el presidente explicaba que “Andalucía iniciará este domingo un proceso de transición hacia esa ansiada normalidad”.

Esta desescalada se va a dividir en tres fases, una primera de Estabilización hasta el 31 de mayo, otra de Avance desde el 1 de junio, y finalmente otra de Normalización desde el 21 de junio.

A partir del próximo lunes, los aforos de comercios, bares, restaurantes, transportes y espectáculos públicos dependerán del nivel de alerta que se declare en cada municipio, establecido del 1 al 4. En estos momentos, Antequera permanece en el segundo de estos niveles.

La apertura de la hostelería será hasta las 12 de la noche, con mesas de hasta 8 personas en interior y 10 en exterior; mientras que las celebraciones podrán albergar 300 personas en interior y 500 en exterior, en ambos casos según el nivel de alerta.

Tras permanecer cerradas desde marzo de 2020, las discotecas podrán abrir hasta las 2 de la madrugada con las mismas condiciones de aforo que restaurantes, pudiéndose emplear incluso las pistas de baile sólo en municipios con nivel de alerta 1, en exterior y con mascarilla.

Espectáculos, cines, teatros, eventos deportivos y plazas de toros en niveles 1 y 2 tendrán que dejar una butaca libre entre grupos de espectadores, teniendo que respetar la norma del metro y medio en los restantes.

“No merece la pena en este mes y medio bajar la guardia y arruinarlo todo”, concluyó el presidente andaluz, para quien “vacunar es y seguirá siendo nuestra mayor preocupación”.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 8 de mayo de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).