El Campeonato de España de Atletismo Sub-18 disputado el pasado fin de semana en el Palau Sant Jordi de Barcelona vino cargado de emociones para el atleta Álvaro Bastida. No solo por alzarse con la medalla de oro en pértiga, sino también por hacer la mejor marca de la temporada en pista cubierta, pulverizar el récord de Andalucía, y lograr la mínima para el Campeonato de Europa.

 

Todas estas emociones llevaban tras atreverse a colocar el listón a los increíbles 4,80 metros, que superaba ante la admiración de todos los presentes. “Aunque partía con opciones, pero para quedar primero y hacer un buen papel había que lucharlo, no era fácil”, recuerda Bastida, quien reconoce que “fue la mejor competición de mi vida, ya que estuve muy concentrado y se dieron todas las cosas que se tenían que dar”.

Las sensaciones en un espacio olímpico como el mítico Sant Jordi fueron un poco extrañas, “ya que por un lado impresionaba por ser tan grande, y por otro daba mucha pena verlo totalmente vacío por la situación en la que estamos”. “Con público ya habría sido extraordinario”, asegura.

Una clave de su éxito fue ir “de menos a más, porque en el calentamiento estaba un poco nervioso y no me salieron los saltos como me habría gustado, pero nada más comenzar la competición me centré y salió todo tal y como lo habíamos trabajado”. En el momento clave, para sorpresa de todos, decidió subir el listón 20 centímetros “no ya tanto buscando la marca de la temporada sino el récord de Andalucía, puesto que era mi última competición en pista cubierta en esta categoría”. “Me dije: Tengo que irme por la puerta grande”. La celebración fue toda una muestra de “rabia porque por fin salen las cosas como hemos entrenado, además de una alegría enorme por conseguir esa meta”.

Pero había más. Esa altura también suponía la mínima para acudir el próximo mes de agosto al Campeonato de Europa que se disputará en la localidad italiana de Rieti.

Su padre es su entrenador y principal apoyo

Pero detrás de estos logros, son muchas las horas de preparación que, a pesar de no haber cumplido aún los 18 años, suma Álvaro Bastida. “Comencé como todo el mundo con las carreras populares, y de ahí me apunté a una escuela de atletismo porque tenía buenos resultados”. A partir de ahí, cobra un papel importante su padre, que profundizó en su afición haciéndose juez de atletismo. Ahora es su entrenador, y desde hace unos cinco años trabajan juntos en la mejora de sus resultados. 

Aunque nació en Málaga, y actualmente representa al Club Nerja, Bastida reside junto a su familia desde hace once años, y fue en nuestra ciudad donde se inició en la práctica de este deporte. Por eso fue muy especial la recepción oficial que le ofrecía el pasado lunes el alcalde, junto a su compañera Laura Aguilera, flamante campeona nacional Sub-20 en pentatlón. “Fue inesperado totalmente, yo esperaba un simple saludo, y verme en el salón de plenos y luego encima firmar en el libro, fue lo más”.

Este alumno de primero de bachillerato en el Colegio María Inmaculada espera compaginar en un futuro la carrera de Medicina con el atletismo, “utilizando las buenas instalaciones que tenemos en Antequera y que ayudan a la preparación”. ¿Y el sueño olímpico? “Ya no lo veo tan imposible, porque con esfuerzo y trabajo todo se puede conseguir”.

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 20 de marzo de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).