El Hospital Comarcal de Antequera prevé tener disponible la ampliación de Urgencias para finales de septiembre, con el fin de separar las entradas y primeras exploraciones de los usuarios con síntomas sospechosos de COVID-19 y el resto de dolencias, según expone su directora Belén Jiménez al alcalde Manuel Barón, en una visita que realizó este lunes 17 de agosto.

Una vez finalicen las mejoras, habrá por tanto un circuito de urgencias exclusivo para riesgos biológicos, destinado en estos momentos para la pandemia del COVID-19, como lo pudo ser anteriormente para el Ébola y para cualquier otra circunstancia en el futuro.

A la zona inicial de Urgencias construida hace 20 años, se le suman 500 metros cuadrados de nueva superficie útil, donde la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía invierte 600.000 euros.

El recorrido por la zona en obras contó además con el director médico del Hospital, Francisco Pozo, y del subdirector de servicios generales, Ignacio García, quienes expusieron que las Urgencias del Hospital Comarcal dispondrán así de un nuevo circuito de atención específica para riesgos biológicos, por lo que se habilita un espacio concreto que pueda ser usado también en el caso de la sospecha o tratamiento y evaluación en primera instancia de cualquier enfermedad infecciosa de riesgo como hace escasos años sería el Ébola.

  

 

Entrada, atención y primeras pruebas en zona aislada

Las nuevas dependencias permitirán asegurar tanto la seguridad y salud de los pacientes sospechosos como de los profesionales sanitarios o acompañantes al tratarse de un doble circuito de urgencias aislado y específico tanto para adultos como para pacientes pediátricos.

De hecho, se dispondrá incluso de un aparato de radiografías portátil de última tecnología y reciente incorporación que permitirá no tener que desplazar al enfermo a otras zonas comunes de radiología.

Además de la sala que albergará dicho aparato de rayos X, una sala de espera para adultos, sala de espera pediátrica, consulta, consulta pediátrica, sala de triaje, sala de tratamientos y sala de observación. Todo ello, complementado con un sistema de presión negativa para contener la propagación de posibles patógenos existentes en el aire en dichas zonas, con lo que se incrementa exponencialmente la seguridad.

Se complementa así el hasta ahora único circuito de urgencias disponible que, a partir de la apertura de este segundo, pasará a habilitarse para todos aquellos pacientes que acudan al Hospital sin riesgos biológicos.

Las obras cuentan con la participación de empresas locales como Acedo Hermanos o Marpemac, pretenden estar concluidas en lo que respecta a su primera fase a finales del próximo mes de septiembre, siendo frenética la actividad actual al respecto con el objetivo de acortar al máximo dichos plazos.

El alcalde Manuel Barón considera al respecto que "tanto el hospital como la ciudad y la comarca se están preparando para tener un equipamiento de prevención en estos momentos tan crudos y delicados dentro de la pandemia de la COVID-19".

Al mismo tiempo, ha alabado el hecho de que en otras zonas del Hospital Comarcal se estén llevando a cabo otras remodelaciones, caso de la ampliación del servicio de medicina digestiva o de la habilitación de un nuevo TAC específico para las urgencias. "Es una tranquilidad venir al hospital y comprobar que funciona perfectamente y que se está preparando con total profesionalidad y seriedad para el próximo otoño", concluye Barón.

Por su parte, la directora-gerente Belén Jiménez confirma que el ritmo de las obras avanza satisfactoriamente, considerando las mismas como un elemento fundamental para la prevención y anticipación es fundamental: "Nunca el Hospital había sufrido hasta ahora una reforma tan profunda, complementándose también próximamente con nuevas mejoras en la Atención Primaria de las localidades que son cabeceras de nuestra Comarca".

 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 29 de agosto de 2020
 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).