Una iniciativa de recogida de ropa para los vecinos de Campillos, promovida por una particular a través de Facebook en colaboración con la empresa Eventsur, de Osuna, se ha desbordado en la mañana de este martes 23 de octubre en la Plaza Castilla ante la avalancha de solidaridad de los antequeranos, que han ido dejando sin parar bolsas con todo tipo de productos. Por su parte, desde el Ayuntamiento de Antequera indican que no han recibido "ningún aviso de nada, ninguna petición de autorización de nada”.

 

Lo que comenzó como un pequeño gesto solidario se ha convertido en una montaña de generosidad esta mañana en Antequera. Incluso, desde la organización de la iniciativa, han pedido que se parara de traer productos provisionalmente debido al gran colapso de bolsas y cajas acumuladas.

Todo se inició a través de Facebook por la antequerana Montse Jiménez: "Estaba buscando dónde dar unas bolsas de ropa que tenía. Desde la empresa Eventsur se pusieron en contacto conmigo y me dijeron que estaban llevando agua, ropa y demás. Me dijeron que si promovíamos esta iniciativa, la empresa pone a disposición un camión. Así fue todo".

Desde Eventsur, su gerente, Juan José Aguilar nos cuenta cómo surgió todo: "Son nuestros vecinos, sabíamos que el tema del agua es un problema y lo primero que hemos hecho es mandar un camión de agua con 3.600 litros de agua desde Osuna (de allí es la empresa) a Campillos. Luego, aprovechando que había gente que quería mandar cosas y no sabía cómo, pusimos los camiones a disposición".

Respecto a por qué Eventsur ha querido colaborar con esta iniciativa, Aguilar afirma: "La empresa nació en la Comarca de Antequera y siempre ayudaremos en este tipo de sucesos. He estado personalmente en Campillos y necesitan mucha ayuda". En este sentido, nos reconoce que no esperaban tal respuesta: "Daremos todos los viajes que se necesite y así seguiremos lo que haga falta".

El Ayuntamiento de Antequera desconocía esta iniciativa

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Manuel Barón, indica que desde el Ayuntamiento de Antequera “no hemos recibido ningún aviso de nada, ninguna petición de autorización de nada”. Así, subraya que este lunes 22 se puso en contacto “con el alcalde de Campillos, Paco Guerrero, él tampoco sabía nada”. Realmente, detalla, los vecinos de Campillos “no necesitaban ropa, por ahora, lo que necesitaban era limpiar mucho, pero que ropa no necesitaban”.

“La solidaridad es magnífica”, incide, “pero hay que encauzarla, porque si no puede pasar lo que ha pasado, que se ha desbordado. Ahora la persona organizadora particular no sabe lo que hacer. La policía está regulando el tráfico y nos dicen que la persona está un poco desbordado y nerviosa”.

Por ello, hace un llamamiento: “Si alguien quiere ayudar en algo, que se dirija a los ayuntamientos. Creo que se le ha ido de las manos”, lamenta el Alcalde, recordando que Guerrero le advirtió que en Campillos lo que más se necesita en este momento es "limpiar, limpiar y limpiar”.

Más información, edición impresa sábado 27 de octubre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).