El Fandi indulta a 'Gabriel' que sale a hombros junto a Padilla en Antequera Imprimir
Escrito por Lorena Sánchez   
Viernes, 18 de Agosto de 2017 23:22
La Feria Taurina de Agosto comenzaba en Antequera con una tarde histórica por el indulto del toro "Gabriel", de la ganadería de Julio de la Puerta, que fue lidiado por "El Fandi" y que repitió hazaña del 2014, en la que es también el primer indulto de la empresa taurina Vientobravo, que desde Primavera lleva el coso local.
El Presidente de la Plaza, José Luis Viera, con buen tino, tomó una acertada decisión en base a la voluntad que mostró el público, el ganadero y el propio matador de toros de indultar a "Gabriel", toro negro marcado con el número 5 que fue de menos a más, sobresaliendo en su actitud en los caballos y su nobleza a la hora de embestir.  
 
Junto a "El Fandi" salió por la puerta grande Juan José Padilla, que realizó una faena muy completa desde el capote al cuarto de la tarde. Escribano tuvo peor suerte con su lote, estando afectado también por los dos revolcones que le propició el tercero, lo que, junto con la mala suerte a la hora de entrar a matar, le arrebató el salir a hombros. 

Padilla recibió al primero de la tarde con una larga cambiada, a la que seguirá una breve, pero lucida tanda de verónicas con los pies juntos que remata con una revolera en el tercio. El tercio de banderillas lo comparte con sus compañeros de cartel, destacando el par de Escribano en todo lo alto y el puesto "al violín" a la segunda por el propio Padilla. Valiente y voluntarioso, su faena se vio truncada por la espada y por la falta de fuerzas de la res, destacando derechazos con redondos, desplantes y una tanda de rodillas. Aplausos.                       

En su segundo, Juan José Padilla salió a por la Puerta Grande desde el primer momento. Lucido con verónicas a pies juntos en un capote con el que comenzó de nuevo con una larga cambiada, se lució también en el tercio de quites con navarras. En las banderillas, levantó al público con tres pared en todo lo alto destacando el tercero al violín. Ya con la muleta, recibe en los medios y de rodillas asestando una gran tanda de derechazos hasta que recibe un golpe de pitón en el antebrazo, lo que le mermará. Finalizará con numerosos desplantes lanzándose despojado ante el toro y acabando con una certera y definitiva estocada que le propicia las dos orejas y la puerta grande.  

"El Fandi" evidenció en el segundo de la tarde la falta de fuerzas de su adversario desde primer momento, estando breve en el capote completándolo luego con un tercio de quites por chicuelinas. Tercio de banderillas de nuevo a la limón entre los tres espadas para regocijo del público, destacando el par de Padilla a dos manos arrancando desde las tablas. Con la muleta, el toro se vino algo arriba siendo más ágil que su antecesor, permitiendo tandas de derechazos en los medios alternadas con molinetes. La oreja la ganó con la fulminante estocada que asestó, habiendo petición de una segunda. Oreja y vuelta al ruedo.                        

Haciendo gala a su nombre, "Gabriel", marcado con el número 5 de la ganadería de Julio de la Puerta, hizo historia en la Plaza de Toros de Antequera ganándose un indulto por aclamación popular. El Fandi estuvo en dicho segundo de su lote discreto recibiéndolo con el capote, rematando con una más significativa media de rodillas. Ya se le vieron maneras de toro bravo cuando empujó al entrar al caballo, agachando la cabeza y metiendo los riñones.
 
En banderillas, levantó al público haciendo gala de las especialidades de la casa con un total de cuatro pares, los dos últimos cogiéndolos a la vez y colocándolos al violín y a dos manos sin tregua ni cuartel. Recibe con la muleta de rodillas en tablas y se va a los medios, comenzando un vaivén de tandas y pases en los que el toro terminó de explotar demostrando su nobleza y bravura. Derechazos, naturales, molinetes, desplantes...
 
Todo ello acabó en un intento fallido de estocada; decimos "fallido" porque el público la impidió, aclamando a la presidencia al pedir el perdón para "Gabriel", que finalmente terminando confirmando lo que ya anunció desde el principio: un nuevo e histórico indulto. Dos orejas y rabo, con vuelta al ruedo acompañado por los ganaderos. Se suma a su anterior indulto, en aquella ocasión de la ganadería de Benjumea, en 2014.                       

Escribano se jugó la vida, y en más de una ocasión, en el más manso y peligroso tercero de la tarde. Dejó muestras de su buen hacer con el capote a base de verónicas y chicuelinas, repitiendo en quites con un intento de farol que supuso la primera cogida sin consecuencias. En las banderillas, de nuevo a la limón con sus compañeros, Escribano puso en pie al respetable con un antológico par combinando las suertes de al violín y al quiebro.
 
Ya en la muleta, se muestra en todo momento voluntarioso a base de tandas de derechazos y desplantes, intentándolo también con la izquierda sin resultado. En un amago de pase de pecho, recibe el segundo susto de la tarde al desarmarle el toro de nuevo aparatosamente. Sin chaquetilla y sin chaleco, demostró de nuevo su torería con una tanda final rematada por estatuarios. Mala suerte con el estoque al resbalarle la mano en el primer intento, mata a la segunda con media estocada. Una oreja de ley.        

En el que cerraba la corrida, el diestro sevillano acusó las palizas que le asestó el tercero. Voluntarioso, resultó un quiero y no puedo en el que también influyó las dos vueltas de campana que sufrió la res. Gran último par de banderillas, sentado en las tablas y al quiebro. Voluntarioso con la muleta, le traicionó la espada. Aplausos.
 
"El Fandi", triunfador
"He disfrutado, sobre todo de la afición, es una de las tardes de las que guardaré un buen recuerdo", decía  "El Fandi" al final tras pasearse por el ruedo con los hermanos De la Puerta, los ganaderos.

José Antonio Cejudo, de la empresa Vientobravo destacaba: “Ha sido nuestro primer toro premiado con volver a los corrales, un reconocimiento a la fiesta nacional, la ganadería, los toreros y la afición”.
 
La primera de abono
Ganadería: Toros de Julio de la Puerta, bien presentados en general, encastados y de desigual juego. Los mejores, el cuarto y el quinto, siendo este último (de nombre "Gabriel") indultado por El Fandi. Muy peligroso resultó ser el tercero, cogiendo por dos veces a Escribano. Quizás algo faltos de peso, sobre todos los tres primeros.

Toreros: Juan José Padilla, de salmón y azabache: aplausos y dos orejas; El Fandi, de champán y oro: una oreja y dos orejas y rabo tras indultar a su segundo; Manuel Escribano, de azul pavo y oro: una oreja y aplausos.

Incidencias: Primera de abono de la Real Feria de Agosto de Antequera 2017. Más de tres cuartos de entrada en tarde calurosa en los tendidos. Presidió José Luis Viera, asistido en lo taurino por Francisco Fernández y en lo veterinario por Ángel Caracuel, y Gustavo Medina como delegado de autoridad en el callejón. Al llegar el paseíllo a saludar al Presidente, se guardó un minuto de silencio por la cuadrillas y el público que se puso en pie. 
 
 
  
 
 
 
 
  
 
 
 
 
    
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
 
Más información, edición impresa sábado 26 de agosto de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).
 

  Retroceder