Antequera cerró su Real Feria de Agosto de 2015 con la Corrida Goyesca de Toros donde Alejandro Talavante salió a hombros por su buena segunda faena, Morante de la Puebla no tuvo fortuna en su lote y "El Pana" se ganó al público al demostrar que querer es poder.

Segunda de la Feria Taurina, corrida al estilo goyesco. Casi lleno. Preside José Luis Viera, asistido por Francisco Fernández en lo taurino y Fernando Espejo en lo Veterinario. En el palquillo del alcalde, los diputados nacionales Carlos Floriano, Ramón Moreno y Ángel González. Se lidiaron cuatro toros de Jandilla y dos con el hierro de Vega Hermosa, corridos en primer y tercer lugares. Terciaditos, pero nobles, aunque alguno adoleció de fuerzas, para Rodolfo Rodríguez “El Pana”, una oreja y dos vueltas al ruedo. Morante de la Puebla, ovación con saludos desde el tercio y protestas. Talavante, ovación con petición y dos orejas, con salida a hombros.

Rodolfo Rodríguez “El Pana”, de crema y bordados en negro, torero mejicano que se presentaba en Antequera con 63 años, fue la sorpresa de la tarde. Había quien lo esperaba con resquemor por su edad, pero el mejicano, en su primer toro, se lució con el capote a la espalda, para brillar en verónicas y medias verónicas, y en un quite con el capote a la espalda tras un puyazo.

Tres pares de banderillas, destacando el segundo de Juan Carlos García, para brindar al público y ejecutar una faena de muleta con pases poco vistos que fueron jaleados, para seguir con tandas de derechazos lentísimos, pases de pecho, molinetes, giraldillas y matar de una estocada, cortando una oreja que pasea en triunfal vuelta al ruedo.

En su segundo, breve con el capote. Tras un puyazo y tres pares, con la muleta, ejecuta tandas con las dos manos, valientes y vistosas que se jalean. Lento a la hora de matar, escucha un aviso, siendo aplaudido y dando tres vueltas al ruedo.

Morante de la Puebla, de negro con bordados blancos, sin poder decir que le tocaron malos toros, no tuvieron el son que requiere el de La Puebla, lo que impidieron al público ver al Morante que todos esperaban. En su primero breve con el capote, un puyazo tras el que el toro clava dos veces los pitones en la arena, perdiendo muchas fuerzas.  Quite por chicuelinas, en el deseo de José Antonio de agradar, y tres buenos pares de banderillas.

Con la muleta, derechazos, naturales, molinetes, pero sin ligar porque el toro no estaba por la labor. Pincha antes de cobrar una estocada casi entera, siendo ovacionado y saludando desde el tercio. E su segundo, breve con el capote destacando un par de verónicas abrochadas con una media que se aplaude. Un puyazo y tres pares de banderillas brillante una de José Antonio Carretero. Con la muleta, pases estimables pero sin ligarlos, renunciando a continuar. Precisó de varios pinchazos antes de matar de media y descabello, siendo protestado por un sector del público.

Y Alejandro Talavante, de morado con bordados en negro, se luce por verónicas y gaoneras en su primero. Un puyazo, quite rematado con una larga, y dos pares de banderillas. Con la muleta naturales, derechazos con vistosos “cambios de mano”, manoletinas, pero pierde los trofeos al precisar de un pinchazo, media y descabello. Ovación con petición.

Se desquitó en su segundo, artista y pinturero con el capote, es ovacionado. Un puyazo, quite vistoso, y dos pares de banderillas, espléndido el de Juan José Trujillo. Con la muleta, tandas con ambas manos, pases por alto, manoletinas, completando una faena variada y artista. Mata de una estocada algo trasera pero de efecto fulminante, que le vale dos orejas, lo que lo convertía en triunfador de la goyesca, recibiendo en el mismo ruedo el Trofeo que otorga el Ayuntamiento, tras lo que salió a hombros de la plaza.  

Antequera termina su feria taurina con el estreno de FIT Internacional del empresario José Cutiño, que ahora dará lugar al Ayuntamiento a abrir de nuevo el concurso para optar a la explotación del coso antequerano.

 

   

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 
Más información, edición impresa sábado 29 de agosto (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).