También presente en FITUR (Madrid) 2019, el gerente de Horno El Antequerano, Juan Villodres, que nos explica ante la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del mollete de Antequera, que tenemos que estar "muy contentos, sobre todo todos los antequeranos. Yo digo siempre que el mollete es de todos los antequeranos".

 

 

Aunque se prevé un "final feliz", para obtener dicha catalogación se debe recorrer "un camino muy largo", para conseguir que se reconozca una IGP gracias a "muchas cosas, la forma, la textura, la elasticidad, incluso el color, la altura, la anchura, siempre con unos márgenes, porque al ser un producto elaborado a mano, es muy difícil que salga todo con el mismo diámetro",

Horno El Antequerano se compone "de 18 personas sin contar repartidores y distribuidores a nivel nacional y entre 45 y 48 mil molletes diarios. Si tú montas una cafetería en Galicia, no te preocupes que te llega el mollete, tenemos distribuidores por toda España. Esto fue una labor sin exagerar de hace 15 años que un día decidí que si el mollete gusta en Andalucía porque no va a gustar en Madrid, empecé en Madrid, y a partir de ahí me han salido mucho a nivel nacional".

Para llegar a la Indicación Geográfica Protegida, "hay que cumplir muchos requisitos. Ahora mismo tenemos una asociación que se llama Promollete de Antequera, que la forman San Roque y Horno el Antequerano. No quiero decir con esto que otros panaderos son inferiores a nosotros, pero hay que pasar unas partidas muy delicadas de las cuales hay que tener muchos cumplimientos dentro de la empresa".

 

La idea, "que desde Madrid, Córdoba o Albacete no se diga que el mollete que hacen es de Antequera". Más información, edición impresa sábado 26 de enero de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).