Llegar a lo más alto de Antequera es sinónimo de llegar a la Barriada de Vera Cruz y a su Ermita. Enfrentando cuestas empinadas y traspasando las casitas de los vecinos del barrio, llegas a dicha zona, donde puedes contemplar unas vistas realmente espectaculares de la ciudad. Esto es posible gracias a las dos zonas de mirador que se han acondicionado junto a la Ermita del barrio...

 

Allí, podrás admirar, por una parte la ciudad de Antequera con el Castillo de Papabellotas al fondo; y por otra, la zona que deja ver en su final a la Peña de los Enamorados.

A pesar de la majestuosidad de las vistas, esta zona de mirador no goza de las visitas y el turismo que potencialmente podría tener. Este mirador bien podría convertirse en el ‘Mirador de San Nicolás’ antequerano, por realizar un símil con el famoso mirador granadino, conocido ampliamente.

La plaza junto a la Ermita ha sido remodelada

Potencialmente es posible y ya se han comenzado a poner los primeros cimientos para lograrlo con la rehabilitación de la plaza que hay junto a la Ermita, la cual se ha rehabilitado y modernizado tal y como afirma el teniente de alcalde de Obras, José Ramón Carmona: “Hemos adecuado toda la zona porque estaba en muy mal estado y también hemos hecho llegar el autobús urbano al barrio por primera vez en su historia. Ahora estamos pendientes de mejorar la iluminación”.

No son los únicos planes para lograr dotar de entidad a esta zona. La Ermita de Vera Cruz se ha abierto al público en horario matutino (el horario de invierno, hasta el 28 de febrero, es de 10,30 a 13,30 horas) y también se ha habilitado una vía de llegada por carretera desde la zona de La Quinta.

Un café mientras puedes disfrutar de las vistas

En el tintero han quedado algunos proyectos que aún  se resisten a salir adelante. Es el caso de montar un restaurante o una cafetería.En este sentido, la teniente de alcalde de Turismo, Belén Jiménez, afirma a nuestro medio: “Eso sería estupendo. Como es un edificio público, alguien tendría que plantear un proyecto y se tendría que hacer una licitación pública. Hemos tenido algunos contactos para diferentes proyectos, pero no han salido adelante. El enclave es privilegiado, pero las cosas de palacio van despacio”.

Jiménez se muestra abierta a cualquier tipo de recursos para incluir en esta zona, independientemente del sector: “Un restaurante, un museo… estaríamos abiertos a un recurso cultural, gastronómico o turístico. Ojalá se cumpliera y se incluyera a la oferta de Antequera”.

Otro de los proyectos del barrio: el Centro Cívico

Al margen de este potencial mirador, el barrio también espera que otros proyectos se lleven a cabo. Es el caso del Centro Cívico, que se ubicaría en el antiguo depósito del agua, del que hemos hablado con José Ramón Carmona: “Tenemos el dinero, está el proyecto realizado y estamos esperando dos hechos. Que la Junta de Andalucía autorice la actuación y que comience el proceso de licitación de dicha actuación, que no será de inmediato, pero espero que para el año que viene esté”.

Son algunos planes para desarrollar en un barrio que puede hacerse muy valioso para Antequera si se va avanzando y mejorando sus deficiencias y se saca partido a sus muchas fortalezas.

Más información, edición impresa sábado 3 de noviembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).