El que entra a La Guagua Café cree sentirse transportado a un autobús de principios de siglo XX, con los asientos y mesas de madera y los portaequipajes sobre ellos.

Una experiencia que permanece en nuestra ciudad desde hace 11 años con el único objetivo de innovar y ofrecer lo mejor de ellos, han querido ampliar sus servicios y brindar a todos sus clientes la oportunidad de disfrutar en las mañanas antequeranas de sus desayunos.

Estos desayunos constan de un amplio surtido de panadería y repostería que parten de los famosos molletes, vienas, baguettes, croissants, chapatas sandwiches, tostas rellenos de  aceite y tomate, chicharrones, paté, zurrapa de lomo, mantequilla, embutido... acompañados de un exquisito  café Vienés, Cubano, Bombón, Irlandés, Capuccino, con miel, o si lo prefiere de sabrosos zumos y batidos caseros, entre otros. Otra opción muy acertada es la de pedir batidos de helado o los propios helados de la marca Alacant, tan refrescantes en estos días de intenso calor. Las tablas de ibéricos, ahumados, patés o las nuevas “Cruji Coques”, deliciosas pizzas al horno con diferentes ingredientes a elegir también tienen su protagonismo especial . Y si lo que desea es algo más dulce no puede dejar de probar sus gofres, crepes caseros salados (jamón york, queso, bacon, salmón, atún, roquefort...) o dulces (chocolate, nata, caramelo, mermelada...).

 

En Café LaGuagua también son especialistas en tés de todos los sabores; fresa, melocotón, canela, té blanco, rojo, de frambuesa o frutas. Pero La Guagua no sólo le atiende en la hora del café y la merienda, también puede tomar allí su aperitivo o cenar, ya que por la noche la oferta también es variada. Y para los que les guste trasnochar un poquito más, La Guagua permanece abierta hasta las madrugada los viernes y sábados, sirviendo los típicos combinados además de los cócteles muy demandados por sus clientes. Ya lo sabe, comience el día con un buen desayuno y déjese envolver durante el día por las delicias en La Guagua.