¿Quién no recuerda la comida que nuestra abuela nos ofrecía cuando íbamos a su casa y que tan bien nos sabía? Aquel aroma, aquel sabor tan característico que siempre nos hacía repetir plato porque estábamos en casa, y porque las abuelas siempre han sabido darle el toque justo a las comidas para que nos supiesen a gloria.

Pues ahora, esta comida tan especial, tradicional y entrañable puedes disfrutarla en Antequera, en “La Cazuela de Hierro”. Este restaurante de ambiente agradable, cálido y hogareño ofrece a todos sus clientes la oportunidad de sentirse como en casa deleitándose con una amplia y exquisita carta de cocina española, especialmente dedicada a grupos de personas los cuales pueden compartir la comida como se hacía antaño, en la que destacan sus especialidades: “las espadas y los florines” que son platos para compartir entre varios comensales; las espadas son armas de estilo medieval de 75 centímetros de largo y los florines de 35 centímetros, ambos repletos de carne y verdura. Ésas son dos de sus especialidades, y llevan carne de ternera, pollo, cerdo y verdura, un lujo para su paladar.

 

También “La Cazuela de Hierro” destaca por sus pescados, carnes, sopas frías, muy buenas para esta estación del año, además de la especialidad del chef que con frecuencia elaboran y que está fuera de carta. El restaurante tiene la característica de ofrecer sus tapas en las mesas los viernes, sábados y domingos, en los dos salones, y los días de fútbol de partidos importantes.

 

“La Cazuela de Hierro” dispone de un salón totalmente climatizado con capacidad de 70 a 100 comensales, dependiendo del evento, ya que el restaurante se adapta a cualquier tipo de celebración y está preparado con una pantalla de 100 pulgadas con las últimas tecnologías, todas ellas a disposición del cliente sin ningún tipo de coste. Relájese y siéntase como en casa en un ambiente placentero y recuerde esos días tan especiales en los que la comida de la abuela era la protagonista en los momentos con la familia.