Todo buen antequerano que se precie conoce los exquisitos desayunos y meriendas de Café-Bar A la Fuerza, con la magnífica calidad y el buen servicio que les caracteriza.

 Mención especial sus sabrosos churros, todo un lujo para el paladar a primera hora de la mañana. Pero Café-Bar A la Fuerza no es solamente una cafetería. Desde hace un tiempo viene proponiendo dentro de su oferta unos almuerzos acordes con la gran calidad de sus desayunos.

Café-Bar A la Fuerza ofrece al mediodía una cocina magnífica, con unos productos de primera calidad, productos ecológicos, cocina tradicional y con un servicio extraordinario. Además, desde hace tiempo se puede ver en la Alameda su preciosa terraza, muy acorde con la categoría de su local, y siempre llena de vida.

Su gerente, Juan Enrique García Sierras, ofrece un menú extraordinario con 4 ó 5 primeros y 4 ó 5 segundos, en el que no sólo destaca su buen precio, sino la calidad de sus productos. Buen pescado, buena carne, y algo muy difícil de encontrar: postres totalmente caseros, que requieren mucho tiempo de elaboración. Todo ello en un ambiente estupendo y un sitio muy cómodo.

 

Café-Bar A la Fuerza está continuamente renovando su carta, introduciendo de forma constante platos que antes no se veían, que llenan de riqueza su amplia y variada cocina. Pero además de esta constante renovación, encontramos platos de ésos que no se pueden retirar de la carta, los favoritos de los clientes por ricos y tradicionales, como la porra antequerana. “¡Estamos en Antequera, cómo no vamos a tenerla!”, nos comenta Juan Enrique.

Abierto todos los días excepto los sábados, desde las 8 de la mañana hasta las 21 horas, y con más de una decena de trabajadores dispuestos a ofrecer el mejor servicio, Café-Bar A la Fuerza también destaca por la categoría de su local y su sensibilidad con respecto al arte y la cultura. No en vano, mientras saboreamos su excelente cocina podemos disfrutar de la buena música y cantidad de exposiciones de pintura y fotografía.